Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La investigación determina las nuevas variaciones genéticas que podrían indicar un riesgo de cáncer más alto de próstata

Como resultado de un proceso largo de seis años de la investigación, Fredrick R. Schumacher, el doctorado, un investigador de la epidemiología del cáncer en la Facultad de Medicina occidental de la universidad de la reserva del caso, y las personas internacionales de más de 100 colegas han determinado 63 nuevas variaciones genéticas que podrían indicar un riesgo más alto del cáncer de próstata en hombres de ascendencia europea. Las conclusión, publicadas en una carta de la investigación en genética de la naturaleza, contienen las implicaciones importantes para las cuales los hombres pueden necesitar ser revisado regularmente debido a un riesgo genético más alto de cáncer de próstata. Las nuevas conclusión también representan el aumento más grande de los marcadores genéticos para el cáncer de próstata desde que primero fueron determinadas en 2006.

Los cambios, conocidos como los marcadores genéticos o SNPs (“recortes”), ocurren cuando una única base en la DNA difiere de la base usual en esa posición. Hay cuatro tipos de bases: adenina (a), thymine (t), (G) de la guanina, y citosina (c). La pedido de estas bases determina las instrucciones de la DNA, o clave genética. Pueden servir como bandera a los médicos que una persona puede estar en un riesgo más alto para cierta enfermedad. Previamente, cerca de 100 SNPs fueron asociados al riesgo creciente de cáncer de próstata. Hay tres mil millones pares bajos en el genoma humano; de éstos, 163 ahora se han asociado al cáncer de próstata.

Uno en siete hombres será diagnosticado con el cáncer de próstata durante sus cursos de la vida.

“Nuestras conclusión permitirán que determinemos que los hombres deben tener temprano y las investigaciones regulares del PSA y estas conclusión pueden informar eventual a decisiones del tratamiento,” dijeron a Schumacher. El PSA es un análisis de sangre usado para revisar para el cáncer de próstata. Mide la cantidad de antígeno próstata-específico (PSA) en la sangre. El PSA es una proteína producida por el tejido cacerígeno y noncancerous en la próstata.

Agregar los 63 nuevo SNPs a los 100 que se conocen ya permite la creación de una muesca genética del riesgo para el cáncer de próstata. En el nuevo estudio, los investigadores encontraron que los hombres en el un por ciento superior de la muesca genética del riesgo hicieron un riesgo-aumento multiplicado por seis del cáncer de próstata comparar a los hombres con una muesca genética media del riesgo. Los que tenían la menor cantidad número de estos SNPs, o una muesca genética inferior del riesgo, tenían la probabilidad más inferior del tener cáncer de próstata.

En un meta-análisis que combinó los datos anteriores y nuevos de la investigación, Schumacher, con los colegas de Europa y de Australia, examinó series de la DNA de cerca de 80.000 hombres con el cáncer de próstata y de cerca de 60.000 hombres que no tenían la enfermedad. Encontraron que los hombres con el cáncer tenían una frecuencia más alta de 63 diverso SNPs (también conocido como únicos polimorfismos del nucleótido) que los hombres sin la enfermedad no tenían. Además, más de estos SNPs que un hombre tenga, más probable él es desarrollar el cáncer de próstata.

Los investigadores estiman que hay cerca de 500-1,000 variantes genéticas conectadas posiblemente al cáncer de próstata, no que todavía se han determinado. “Necesitamos probablemente solamente conocer el diez por ciento al veinte por ciento de éstos para ofrecer pautas relevantes de la investigación,” Schumacher continuado, que es profesor adjunto en el departamento de la población y de las ciencias cuantitativas de la salud en CWRU.

Actualmente, los investigadores no conocen cuál del SNPs es el más profético del riesgo de cáncer creciente de próstata. Schumacher y varios colegas están trabajando para alinear ésos muy probablemente que se conectarán al cáncer de próstata, especialmente con las formas agresivas de la enfermedad que requieren cirugía, en comparación con las versiones despacio que se convierten que piden “esperar vigilante” y vigilar.

La investigación pone un asiento para determinar quién y cuantas veces los hombres deben experimentar pruebas del PSA. “En el futuro, su muesca genética del riesgo puede ser altamente indicativa de su riesgo de cáncer de próstata, que determinará la intensidad de la investigación del PSA,” dijo a Schumacher. “Trabajaremos para determinar ese alcance genético exacto de la muesca del riesgo que accionaría la prueba. Además, si usted tiene una muesca inferior, usted puede necesitar revisar menos con frecuencia por ejemplo cada 2-5 años.” Otra implicación de las conclusión del nuevo estudio es la posibilidad de los tratamientos exactos que no implican cirugía. “Algún día puede ser posible apuntar los tratamientos basados en la muesca genética del riesgo del cáncer de la próstata de un paciente,” dijo a Schumacher.

Además del trabajo en el nuevo estudio, que según lo observado, apunta a hombres de fondo europeo, hay señales genéticas que observan en curso de los esfuerzos paralelos en del cáncer de próstata en hombres de ascendencia afroamericana y asiática.

Fuente: http://casemed.case.edu/cwrumed360/news-releases/release.cfm?news_id=1297&news_category=8