El uso de NSAIDs puede aumentar el riesgo cardiovascular asociado a osteoartritis

las drogas antiinflamatorias No-esteroidales (NSAIDs) son la piedra angular de la administración del dolor en pacientes con osteoartritis

Los resultados de un estudio presentaron en el congreso europeo anual de la reumatología (EULAR 2018) sugieren hoy que eso sobre dos tercios del riesgo cardiovascular creciente asociado a osteoartritis está conectado al uso de drogas antiinflamatorias no-esteroidales (NSAIDs).

La osteoartritis es una condición común que hace las juntas de una persona rígidas y dolorosas, determinado por la mañana. Se causa cerca, entre otros, reducción del cartílago dentro de las juntas, que permite que los huesos froten contra cada uno. La hinchazón y el dolor comunes son síntomas frecuentes. Es la más común de todos los tipos diferentes de artritis, y llega a ser típicamente tan más común que la gente consigue más vieja.

“El examen del riesgo cardiovascular entre individuos con osteoartritis es un campo de investigación importante como muy poco se sabe sobre la asociación, a pesar de la osteoartritis que es la enfermedad reumática más común con alta incidencia entre los ancianos,” dijo a profesor Thomas Dörner, presidente del comité selecionador abstracto, EULAR. “Este estudio es importante porque provee de la nueva información sobre el papel causal potencial de NSAIDs para las complicaciones cardiovasculares observadas entre individuos osteoartritis.”

La investigación reciente sugiere que la osteoartritis sea un factor de riesgo independiente para la enfermedad cardiovascular (CVD) y varios mecanismos se han sugerido para explicar esta asociación. Uno de éstos es el uso frecuente de NSAIDs en el tratamiento de la osteoartritis pues se han mostrado para ser un factor de riesgo probado para el CVD.

“Según mi entender, éste es el primer estudio longitudinal para evaluar el papel de la mediación del uso de NSAID en el lazo entre la osteoartritis y CVD en una muestra sobre la base de la población grande,” dijo a profesor Aslam Anis, escuela de la población y salud pública, universidad de la Columbia Británica (autor del estudio). “Nuestros resultados indican que la osteoartritis es un factor de riesgo independiente para el CVD y lo sugieren que una proporción sustancial del riesgo creciente sea debido al uso de NSAIDs. Esto es altamente relevante porque NSAIDs es algunas de las drogas más de uso general para manejar dolor en pacientes con osteoartritis.”

Los resultados del estudio demuestran que la gente con osteoartritis tenía un riesgo más alto del 23% de desarrollar el CVD. El riesgo creciente de insuficiencia cardiaca congestiva (CHF), de enfermedad cardíaca isquémica (IHD), y de recorrido era el 42%, el 17% y el 14% respectivamente. Los investigadores después calculaban el impacto del uso de NSAID en el riesgo creciente y encontraron que el 68% del efecto total de la osteoartritis sobre riesgo del CVD eran debido al uso de NSAID. La proporción del riesgo creciente debido a NSAIDs considerado en el CHF era calculada en 45% y más el de 90% para IHD y el recorrido respectivamente.

Este estudio ficticio sobre la base de la población utilizó datos a partir de 7.743 pacientes de la osteoartritis y de 23.229 mandos de la no-osteoartritis igualados para la edad y género de los datos administrativos de la Columbia Británica, Canadá de la salud. El análisis estadístico fue utilizado que ajustó los resultados según edad, género, estado socioeconómico, índice de masa corporal, y varias condiciones sabidas para ser asociado al CVD, tal como enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD), tensión arterial alta, diabetes, rica en colesterol, y muesca del comorbidity del romano.

Fuente: https://www.congress.eular.org/

Advertisement