Probiotics podía cortar baja relativa a la edad del hueso en mujeres mayores

Por primera vez en el mundo, los investigadores en la universidad de Gothenburg, Suecia, han demostrado ese probiotics, suplementos dietéticos con las bacterias salud-que ascendían, pueden ser utilizados para afectar al esqueleto humano. Entre más viejas mujeres que recibieron probiotics, la baja del hueso fue partida en dos comparó a las mujeres que recibieron solamente un placebo. La investigación abre la puerta en una nueva manera de prevenir fracturas entre los ancianos.

La fragilidad de los huesos, o de la osteoporosis, es caracterizada por los huesos porosos y débiles, que pueden hacerlos romperse incluso cuando están sujetados a las cargas inferiores, tales como una caída de la altura derecha. La proporción de la población con osteoporosis aumenta con edad, y una mayoría de mujeres durante 80 años de edad tiene la enfermedad.

“Hoy hay medicaciones efectivas administradas para tratar osteoporosis, pero porque la fragilidad del hueso se descubre raramente antes de la primera fractura, hay una necesidad acuciante de tratamientos preventivos,” dice a Matías Lorentzon, que es principales médico y profesor de la geriatría en la academia de Sahlgrenska, universidad de Gothenburg.

Éste es la primera vez que los investigadores han mostrado que es posible cortar baja relativa a la edad del hueso en mujeres mayores por la mitad si reciben salud-ascender bacterias, conocida como probiotics.

Estudio de doble anonimato, seleccionado al azar
El estudio conducto en el hospital de la universidad de Sahlgrenska en Mölndal, Suecia, y sus resultados del estudio ahora están siendo publicados por el gorrón del remedio interno. Noventa mujeres mayores, 76 años por término medio, injirieron un polvo que contuvo salud-ascender bacterias o un placebo cada día por un año entero. Un método al azar determinó qué mujeres recibieron el tratamiento activo con el reuteri del lactobacilo 6475 bacterias y cuáles recibieron el polvo sin las bacterias. Ni los investigadores ni las mujeres conocían quién recibió el polvo activo durante el estudio.

“Cuando acabamos el estudio después de un año, medimos la baja del hueso de las mujeres en sus tramos más inferiores con una exploración del CT y comparados le con las mediciones que hicimos cuando el estudio comenzó. Las mujeres que recibieron el polvo con las bacterias activas habían perdido solamente a medias tanto hueso en el esqueleto comparado con los que recibieron polvos inactivos,” dice a Ana Nilsson, principal médico y profesor adjunto en la academia de Sahlgrenska, universidad de Gothenburg. “Otro resultado positivo del estudio era que el tratamiento fue tolerado y no produjo bien efectos secundarios que ésos experimentados por las mujeres que recibieron el placebo.”

Un movimiento del paradigma
La investigación ha mostrado que las bacterias intestinales afectan al esqueleto en ratones, pero éste es el primer estudio en el cual el probiotics fue utilizado para reducir baja del hueso en una más vieja gente. El descubrimiento podía tener implicaciones importantes en el futuro: “Más viejas mujeres son el grupo en sociedad más a riesgo de osteoporosis y fracturas. El hecho de que hayamos podido mostrar que el tratamiento con probiotics puede afectar a baja del hueso representa un movimiento del paradigma. El tratamiento con probiotics puede ser un efectivo y manera segura de prevenir el inicio de la osteoporosis en mucha más vieja gente en el futuro,” dice a Matías Lorentzon.

El reuteri 6475 del lactobacilo es una bacteria creída tener propiedades salud-que ascienden del múltiplo, y las bacterias similares se utilizan ya en una variedad de suplementos en el mercado. La bacteria se encuentra naturalmente en el aparato gastrointestinal humano. Las bacterias en el estómago y el intestino han recibido la considerable atención estos últimos años porque hay evidencia de que la composición de nuestra flora bacteriana se asocia a enfermedades tales como diabetes y obesidad. Los mecanismos, es decir, las maneras que las bacterias producen diversos efectos en la carrocería, no se entienden todavía sin obstrucción.