Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los científicos ordenan y analizan los genomas de los albicans de la candida

Los albicans de la candida son uno de la especie fungicida más formidable, causando la infección en seres humanos. La investigación de los métodos de la estructura y de la reproducción de poblaciones patógenas puede ayudarnos a entender cómo emergen y se extienden. Personas de los científicos por lo tanto decididos para ordenar y para analizar los genomas de 182 deformaciones de los albicans de la C. de todo el mundo. Confirmaron la reproducción clónica de este patógeno humano pero también mostraron que la reproducción parasexual, observada previamente solamente en una fijación del laboratorio, contribuye a la diversidad genética de los albicans de la C. y por lo tanto también a su capacidad de adaptarse a los nuevos ambientes y de librarse de mutaciones perjudiciales.

Hay 5 millones de especies fungicidas, pero solamente unas centenas pueden causar enfermedad en seres humanos. Los albicans de la candida son uno del más formidable de estas especies. Pertenece a uno de los cuatro géneros de los hongos patógenos responsables de altas tasas de mortalidad en seres humanos y es el segundo agente común de la infección por hongos oportunista en el mundo. Los albicans de la candida son parte del microbiota humano de la tripa (un hongo comensal) pero también causa infecciones de la mucosa en individuos sanos e infecciones oportunistas severas en ésas con las defensas inmunes debilitadas (los individuos y los pacientes immunocompromised que han recibido los trasplantes de órgano, cirugía seria experimentada o han sufrido trauma importante).

La comprensión de cómo emergen los patógeno y la extensión implica el analizar de la estructura de sus poblaciones. Varios estudios han mostrado la importancia de la genética de población en el vertimiento de la luz en la aparición de nuevas enfermedades, tales como síndrome de la blanco-nariz en palos en Norteamérica, que es causado por un hongo y es poblaciones enteras devastadoras del palo. En este caso, los estudios de la genética de población revelaron que un hongo del origen europeo, que es inofensivo en poblaciones europeas del palo, invadió Norteamérica vía la extensión clónica.

Los científicos en la biología y la unidad fungicida de la patogenicidad en el Institut Pasteur y AICN, en colaboración con 12 otras personas, ordenaron y analizaban los genomas de 182 deformaciones de los aislantes de los albicans de la C., comensales o responsables de infecciones superficiales o invasores, de todo el mundo. Éste es el estudio más grande de la genómica de la población realizado en el patógeno hasta la fecha. Confirma la reproducción sobre todo clónica de este patógeno humano. Pero también muestra trazos del introgression en el genoma de algunas deformaciones, indicando la posibilidad de cantinas genéticas entre las deformaciones en naturaleza y reflejando la reproducción parasexual, la independiente de la meiosis, que había sido observada previamente solamente en una fijación del laboratorio, o la reproducción sexual, hasta ahora desconocido para los albicans de la C. El uso de los albicans de la C. (para) de la reproducción sexual no es ninguna duda crucial para que genere diversidad genética y se adapte a los nuevos ambientes rápidamente, así como se libre de las mutaciones perjudiciales que se acumulan durante la reproducción clónica y que, si no se eliminan, llevaría a las especies la extinción.

Más sobre candidiasis

Los hongos (levadura) del género de la candida pueden causar las infecciones superficiales que afectan a las membranas mucosas o a la piel, y las infecciones invasores, localizadas a un órgano o generalizadas en la carrocería. De las 200 especies sabidas de candida, alrededor veinte son responsables de la infección humana. Las levaduras de la candida son a menudo responsables de infecciones severas, hospital-detectadas.