Estudio: Vitamina D poco probable proteger a individuos contra desordenes cerebro-relacionados

La nueva investigación de científicos australianos del sur ha mostrado que la vitamina D (también conocida común como la vitamina de la sol) es poco probable proteger a individuos contra esclerosis múltiple, la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Alzheimer u otros desordenes cerebro-relacionados.

Las conclusión, liberadas hoy en el gorrón “neurología alimenticia” de la ciencia denunciaron que los investigadores no habían podido encontrar las pruebas clínicas sólidas de la vitamina D como agente neurológico protector.

“Nuestro trabajo contradice una creencia emergente llevada a cabo en algunos alojamientos que sugieren que niveles más altos de la vitamina D pueden afectar positivo salud del cerebro,” dice al autor importante Krystal Iacopetta, candidato del doctorado en la universidad de Adelaide.

De acuerdo con una revista sistemática sobre de 70 preclínicos y de estudios clínicos, ms Iacopetta investigó el papel de la vitamina D a través de una amplia gama de enfermedades neurodegenerative.

Los “estudios del pasado la tenían encontrado que los pacientes con una enfermedad neurodegenerative tendieron a tener niveles inferiores de la vitamina D comparados a las piezas sanas de la población,” dicen.

“Esto llevó a la hipótesis que los niveles cada vez mayores de la vitamina D, con una exposición MÁS ULTRAVIOLETA y soles o tomando suplementos de la vitamina D, podría potencialmente tener un impacto positivo. Una creencia muy frecuente de la comunidad es que estos suplementos podrían reducir el riesgo de desarrollar desordenes cerebro-relacionados o limitar su progresión.”

“Los resultados de nuestra revista profundizada y un análisis de toda la literatura científica sin embargo, la indica que éste no es el caso y que no hay vitamina que soporta D de las pruebas convincentes como agente protector para el cerebro,” dice.

Ms Iacopetta cree que la idea de la vitamina D como protector neuro-relacionado ha ganado la tracción basada en estudios de observación en comparación con la evaluación de todas las pruebas clínicas.

“Nuestro análisis de metodologías, de tamaños de muestra, y de efectos sobre grupos del tratamiento y de mando muestra que el eslabón entre la vitamina D y los desordenes del cerebro es probable ser asociativo - en comparación con un lazo directamente causal,” ella explica.

“No podríamos establecer un papel sin obstrucción de una ventaja neuroprotective de la vitamina D para las enfermedades unas de los que investigamos.”

Marque a Hutchinson, el director del centro del ARCO de la excelencia para Nanoscale BioPhotonics (CNBP) y profesor en la universidad de Adelaide trabajó con ms Iacopetta en la investigación y las conclusión.

“Este resultado es importante y se basa en una revista extremadamente completa y análisis de datos actuales y de publicaciones científicas relevantes,” profesor Hutchinson dice.

“Hemos roto una creencia común llevada a cabo que la vitamina D que resulta de la exposición del sol es buena para su cerebro.”

Interesante, profesor Hutchinson observa que puede haber pruebas que la luz UV (exposición del sol) podría afectar el cerebro beneficioso, de maneras con excepción de ése relacionado con los niveles de la vitamina D.

“Hay algo temprano los estudios que lo sugieren que la exposición ULTRAVIOLETA podría tener un impacto positivo en algunos desordenes neurológicos tales como esclerosis múltiple,” dicen. “Hemos presentado pruebas críticas que la luz UV puede afectar procesos moleculares en el cerebro de una forma que no tiene absolutamente nada hacer con la vitamina D.”

“Necesitamos terminar lejos más investigación en esta área para entender completo qué está suceso,” decimos a profesor Hutchinson.

“Puede ser que la exposición sensata y segura del sol sea buena para el cerebro y que hay nuevos y emocionantes factores en el juego que tenemos todavía determinar y medir.”

“Lamentablemente sin embargo, aparece como si la vitamina D, aunque sea esencial para la vida sana, no vaya a ser la tablilla” solución de la sol del milagro “para los cerebro-desordenes los cuales algo esperaba activamente.”

Los investigadores implicados en esta revista sistemática se afilían con la universidad de Adelaide, la universidad del sur de Australia y el centro del ARCO de la excelencia para Nanoscale BioPhotonics (CNBP).