El estudio destaca potencial de la terapia génica fetal de prevenir enfermedad neurodegenerative mortífera

Una condición neurodegenerative fatal conocida como enfermedad de Gaucher se puede prevenir en los ratones que siguen terapia génica fetal, encuentra un nuevo estudio llevado por UCL, el hospital de las mujeres de KK y de niños y sistema nacional de la salud de la universidad en Singapur.

El estudio, publicado hoy en remedio de la naturaleza, destaca el potencial de la terapia génica fetal de prevenir y de curar enfermedades neurodegenerative mortíferas neonatales en seres humanos in utero.

La enfermedad de Gaucher es un desorden metabólico genético irreversible, heredado que los resultados del no tener suficiente glucocerebrosidase (GCase) - una enzima que analice las substancias químicas grasas llamó los glucocerebrosides (GBA). Porque la carrocería no puede analizar esta substancia química, las células gordo-cargadas de Gaucher se acumulan en el bazo, el hígado, la médula, y el sistema nervioso, stropeando enfermedad del hueso, anemia, fatiga, problemas del aro, capturas, y daño cerebral.

Las mutaciones en el gen de GBA, que codifica la enzima de GCase que es deficiente en la enfermedad de Gaucher, son también un factor de riesgo para la enfermedad de Parkinson. “Aunque los síntomas de algunas formas suaves de la enfermedad de Gaucher se pueden tratar postnatal, formas más severas que causan temprano-inicio, neurodegeneration irreversible están actualmente intratables y son a menudo fatales en niños. El poder ofrecer terapia en la oportunidad posible más temprana es vital en tratar el cerebro que tiene una capacidad limitada de regenerar,” autor mayor explicado, el Dr. Ahad Rahim (escuela de UCL de la farmacia).

Los científicos utilizaron un vector viral para entregar el material genético en los cerebros de los ratones fetales que llevaban la enfermedad de Gaucher neuropática, causados por mutaciones en GBA. Los ratones que recibieron la terapia génica exhibieron menos degeneración del cerebro y sobrevivieron considerablemente más de largo ratones que no tratados.

“Encontramos que los ratones que recibieron una inyección del vector adeno-asociado (AAV) del virus podían más analizar las substancias químicas grasas y re-expreso el gen que codificaba una enzima que es deficiente en la enfermedad de Gaucher,” dijo al autor correspondiente, el Dr. Simon Waddingdon (instituto de UCL para la salud de las mujeres).

“Los ratones que recibieron la inyección in utero, vivieron para hasta por lo menos 18 semanas después de que el nacimiento comparó a 15 días en ratones no tratados y no tenía ningún signo del neurodegeneration y era fértil y completo movible. La intervención neonatal también rescató ratones pero menos efectivo.”

Dado los resultados prometedores mostrados en ratones, las personas de Singapur realizaron la prueba en primates no humanos (NHP) en los primeros tiempos del embarazo. Ésta es la gestación cuando una diagnosis clínica de condiciones genéticas puede ser hecha, y cuando el sistema inmune es más responsivo a la terapia génica. La investigación implicó el uso de NHPs debido a su semejanza a los seres humanos en el revelado del sistema nervioso central, y otros órganos, teniendo en cuenta para que un modelo exacto sea logrado en transferencia fetal del gen.

Las personas mostraron que el lanzamiento de vectores virales al cerebro que se convierte es posible usando una aproximación clínica establecida que dio lugar a la distribución del transgén al cerebro que se convertía.

Los “Macaques y los seres humanos comparten una cronología de desarrollo neurológica, inmunológica y fisiológica muy similar en la matriz, haciéndoles los modelos exactos para las investigaciones preclínicas antes de que las juicios clínicas puedan proceder. Hemos utilizado un método clínico relevante para entregar el gen de GBA usando vectores de AAV al cerebro eficientemente.

“Esta nueva aproximación traerá esperanza, no sólo de la enfermedad de Gaucher, pero también para otros desvíos innatos del metabolismo que se pueden potencialmente tratar usando terapia génica fetal,” dijo al profesor adjunto Jerry Chan, consultor mayor, departamento del remedio reproductivo, de las mujeres de KK y del hospital de niños.

Las personas, que también implicaron a científicos de College Londres del rey, de universidad imperial Londres, de la universidad de Oxford y de personas internacionales de investigadores, ahora se dedican con la terapéutica de Apolo a la terapia génica que se convierte para la enfermedad de Gaucher.

Dan Brown, presidente de la asociación de Gauchers adicional, “la asociación ha estado implicado como parte de este proyecto de un primero tiempo muy que ofrecía la concesión inicial a la cual permitió que ella comenzara su investigación y se encanta para oír hablar de los resultados prometedores publicados hoy.”

Fuente: https://www.singhealth.com.sg/