El estudio internacional grande encuentra los nuevos genes del riesgo para la fiebre de heno

En un estudio internacional grande que implicaba a casi 900.000 participantes, los investigadores de la universidad de Copenhague y COPSAC han encontrado los nuevos genes del riesgo para la fiebre de heno. Es el estudio genético más grande hasta ahora en este tipo de alergia, que afecta a millones de gente en todo el mundo.

La fiebre de heno es el tipo más común de alergia, afectando hasta millones de personas en Dinamarca cada muelle y verano y más de 400 millones mundiales. Se está extendiendo constantemente en el mundo occidental, pero sus mecanismos subyacentes son todavía desconocidos. Sin embargo, un estudio internacional grande llevado por los investigadores de la universidad de Copenhague ahora nos ha traído un poco más cercano a entender sus causas.

El estudio, que acaba de publicarse en la genética de la naturaleza del gorrón científico, incluye datos de más de 30 estudios y a casi 900.000 participantes de Europa. De acuerdo con estos datos, los investigadores han correlacionado 41 genes que aumentan el riesgo de desarrollar fiebre de heno. De éstos, 20 son nuevos a la ciencia.

“Éste es el estudio genético más grande conducto nunca en fiebre de heno. La extensión del estudio ha permitido que aprendamos más sobre la alergia, y ha sido solamente posible con la ayuda de muchos otros grupos de investigación de todo el mundo. Los genes del riesgo que hemos correlacionado pueden ayudarnos a entender qué causa fiebre de heno. Y a más largo plazo esto será útil cuando se trata de las drogas que se convierten y mejores tratamientos para la alergia”, dicen a Klaus Bønnelykke, profesor adjunto clínico de la investigación en el departamento del remedio clínico, universidad de Copenhague. También lo asocian a los estudios anticipados de Copenhague en asma en la niñez (COPSAC), donde él ha dirigido el estudio así como profesor Hans Bisgaard y investigador sénior Juan Waage.

El diez por ciento de fiebre de heno explicado

La fiebre de heno es accionada por los alergénicos llevados por aire tales como polen, pelo del animal doméstico y ácaros del polvo. El número de gente con alergias está aumentando, determinado de países occidentales, entre ellos Dinamarca. Todavía no se sabe exactamente porqué la fiebre de heno está comenzando a alcanzar proporciones epidémicas. Pero parece que la parte de la explicación miente en nuestras formas de vida, dice probablemente a Klaus Bønnelykke.

Los “genes son muy importantes, y los estudios del gemelo muestran que en más que la mitad de víctimas, la alergia es causada por la genética. Podemos también ver que un grande muchos casos debe ser debido a los factores ambientales, puesto que el número de gente con fiebre de heno ha aumentado durante los últimos 100 años. La alergia no está extendiendo eso rápidamente debido a los cambios genéticos. Lleva decenas de miles de años para los makeups genéticos el cambio. Por lo tanto, creo que la subida es probable ser causada por una interacción entre los genes del riesgo como los que hemos encontrado en este estudio y los diversos factores ambientales que accionan la alergia en gente con los genes del riesgo”, dicen a Klaus Bønnelykke.

Aunque el estudio es el más grande y más completo de su clase, no explica completo porqué algunas personas desarrollan fiebre de heno y no lo hacen otras. Explica solamente el cerca de diez por ciento de la enfermedad. El paso siguiente para Klaus Bønnelykke, por lo tanto, no es apenas agregar a más participantes, pero también comenzar a observar cómo los genes obran recíprocamente con factores ambientales tales como polen, contaminación y animales domésticos.

Uso común genético con enfermedades autoinmunes

En el estudio, los investigadores también encontraron un recubrimiento entre los genes del riesgo para la fiebre de heno y los genes del riesgo para las enfermedades autoinmunes tales como diabetes del tipo 1, artritis reumatoide y síndrome del intestino irritable. Como con alergias, el número de gente con enfermedades autoinmunes ha subido afiladamente estos últimos años. Según Klaus Bønnelykke, el recubrimiento de genes puede ayudar a explicar por qué.

“Nuestras ayudas del estudio determinan los usos comunes genéticos que pueden ser una llave a entender porqué estas enfermedades están todas en la subida. Parece que hay algunos factores comunes en la forma de vida occidental que están haciendo estas enfermedades llegar a ser más dispersas, pero todavía no hemos entendido por qué. El recubrimiento genético que hemos observado parece sugerir que es los mismos genes que accionan estas enfermedades, por lo menos en la partición. Ésta es información importante al intentar entender los mecanismos y las causas. Puede importar no apenas a la fiebre de heno de comprensión pero también a entender enfermedades autoinmunes”, dice a Klaus Bønnelykke.

Fuente: https://healthsciences.ku.dk/news/2018/07/major-study-identifies-new-hay-fever-risk-genes/