Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La nueva técnica permite que los investigadores creen el gran escala, injertos personalizados del hueso

Los científicos del instituto de investigación del asiento (NYSCF) de la célula madre de Nueva York han desarrollado nueva una ingeniería llamada del tejido Segmental Additive de la ingeniería del hueso técnica (SATE). La técnica, descrita en un hoy en línea publicado papel en partes científicos, permite que los investigadores combinen los segmentos del hueso dirigidos de las células madres para crear el gran escala, los injertos personalizados que aumentarán el tratamiento para ésos que sufren de enfermedad o de daño del hueso a través de remedio regenerador.

“Estamos esperanzados que SATE un día podrá perfeccionar las vidas de millones de gente que sufre del daño del hueso debido al trauma, al cáncer, a la osteoporosis, al osteonecrosis, y a otras condiciones devastadoras,” decimos a Susan L. Solomon, CEO de NYSCF. “Nuestra meta es ayudar a estos pacientes a volver a la vida normal, y leveraging la potencia del remedio regenerador, SACIA nos trae un paso más cercano a alcanzar esa meta.”

Sobre millón de individuos por año sufrirá de una fractura debido a la enfermedad del hueso, y como la gente envejece, sus huesos consiguen más débiles, llevando a las complicaciones más adelante en vida. De los daños traumáticos debido a los accidentes de tráfico, violencia en el hogar, y el servicio en combate a la malformación genética que resulta de enfermedades tiene gusto de imperfecta de la osteogénesis, la carga de las deficiencias del hueso es masiva y rápidamente aumento.

Los “defectos del hueso obtenidos en enfermedad o daño son una entrega cada vez mayor, y teniendo opciones efectivas del tratamiento para el relevo personalizado, ninguna materia la severidad de la condición de un paciente, es de importancia crítica,” explica NYSCF - investigador principal mayor José de Peppo, el doctorado de Ralph Lauren, que llevó el estudio.

Los defectos del hueso se tratan actualmente con cualquiera los reemplazos sintetizados o el hueso injerta tomado de una inclinación lateral de hueso o de otra parte de la carrocería del paciente. Sin embargo, estos tratamientos chispean el rechazo inmune, no forman el tejido conectivo o la vasculatura necesaria para el hueso funcional, y se pueden a menudo pasar rápidamente por los pacientes pediátricos. Los injertos del hueso generados de las células madres pacientes vencen tales limitaciones, pero es difícil al bioengineer estos injertos en la talla exacta y la forma necesarias para tratar defectos grandes.

“Como la talla del defecto que necesita ser reemplazado consigue más grande, él se convierte más difícilmente reproductivo para crear un injerto que pueda moverse desde el laboratorio a la clínica,” dice al Dr. Martina Sladkova, el primer autor del investigador de NYSCF del estudio. “Quisimos ver si podríamos en lugar de otro dirigir segmentos más pequeños del hueso individualmente y después combinarlos para crear un injerto que vence las limitaciones actuales en la talla y la forma de un hueso que se pueda crecer en el laboratorio.”

Para explorar esta pregunta, las personas dirigieron un injerto correspondiente a un defecto en el fémur de un conejo que afectó al cerca de 30% del volumen total del hueso. Primero exploraron el fémur para fijar la talla y la forma del defecto y generaron un modelo del injerto. Después dividieron el modelo en segmentos más pequeños y crearon los andamios modificados para requisitos particulares para cada uno.

Las personas entonces colocaron estos andamios, ajustados con las células mesodérmicas célula-derivadas vástago pluripotent inducidas ser humano del progenitor, en un biorreactor diseñado especialmente para acomodar injertos del hueso con una amplia gama de tallas. Este biorreactor podía asegurar el revelado uniforme del tejido en el injerto, algo que las versiones existentes de biorreactores luchan a menudo para hacer.

Una vez las células integradas y crecidas dentro del andamio, los segmentos del injerto del hueso se podían entonces combinar en un injerto único, mecánicamente estable usando los adhesivos biocompatibles del hueso u otros dispositivos ortopédicos.

SATE es estandardizado, versátil, y fácil de ejecutar, teniendo en cuenta hueso bioengineered injerta a hacen más rápidamente el salto de banco de trabajo a la cabecera, y los investigadores se sienten confiados en su potencial de habilitar la ingeniería del injerto del hueso que ayudará a perfeccionar la calidad de vida de los pacientes pediátricos y adultos que sufren de defectos segmentarios del hueso.