Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los comportamientos sanos no son efectivos en la prevención de la diabetes gestacional en mujeres obesas

Un régimen de la dieta y del ejercicio para las mujeres embarazadas obesas de alto riesgo, mientras que es efectivo en ascender una forma de vida sana, no previene la diabetes gestacional, encuentra un estudio llevado por College Londres de rey. Las conclusión, publicadas en la diabetes y la endocrinología de la lanceta, sugieren que los programas que ascienden comportamientos sanos son poco probables ser efectivos en la prevención de la diabetes gestacional en mujeres obesas; en lugar, los recursos se deben dirigir hacia una mejores investigación y tratamiento, incluyendo el uso de un umbral más riguroso para la diagnosis.

Los regímenes de la obesidad son los más altos de los países desarrollados, afectando al 25% de mujeres en el Reino Unido y al 34% de mujeres en los E.E.U.U. La obesidad es un factor de riesgo para las complicaciones en el lanzamiento gestacional del embarazo, especialmente de la diabetes y de la grande-para-gestacional-edad (LGA). Los estudios anteriores han sugerido que los programas de intervención de la forma de vida pudieron ayudar a reducir el riesgo de diabetes gestacional en mujeres embarazadas obesas, pero ésta es primero juicio en grande para probar el efecto de una intervención intensiva en el Reino Unido y el mundo.

El estudio OPTIMISTA seleccionado al azar, financiado por el instituto nacional para la investigación de la salud, reclutado sobre 1.500 mujeres a partir de ocho servicios prenatales del centro de la ciudad que ofrecen cuidado (blanco, negro incluyendo y asiático) a las poblaciones multi-étnicas de privación socioeconómica generalmente alta a través del Reino Unido.

La mitad de las mujeres (772) fue puesta en un grupo de mando dado cuidado prenatal y consejo estándar, mientras que la otra mitad (783) fue destinada a ocho, semanalmente, las sesiones instructor-llevadas salud. Dieron los participantes un prontuario con las comidas recomendadas, las recetas y actividad física junto con un DVD de una caja fuerte del régimen del ejercicio para el embarazo, un podómetro y un diarios de operación para registrar sus metas semanales. El ejercicio centrado en el aumento de la cantidad de recorrer en una intensidad moderada, y las mujeres aconsejaron adoptar una dieta más sana intercambiando las comidas carburador-ricas por ésas con un índice glycaemic más inferior y limitando saturó el consumo de grasa.

Todas las mujeres tomaron una prueba de tolerancia de glucosa oral estándar, pero los investigadores utilizaron consideraciones Quien-recomendadas más rigurosas (también conocidas como consideraciones de IADSPG) para diagnosticar el tratamiento gestacional de la diabetes y del instrumento por consiguiente.

Totales, 332 (el 26%) de todos los participantes fueron diagnosticados con diabetes gestacional, pero el estudio no encontró ninguna diferencia importante entre el patrón y los grupos de la intervención. Los niños de LGA compusieron el 9% de la cohorte de ensayo entera, pero no se observó ninguna diferencia entre el patrón y los grupos de la intervención.

Sin embargo, la intervención llevó a otros cambios en el grupo de la intervención una carga y un consumo de grasa glycaemic tan más inferiores junto con niveles más altos de actividad que fueron asociados a reducciones en avance de peso del embarazo (el peso medio era una libra o mitad al kilo más bajo en grupo de la intervención) y redujo la adiposidad (grasas de cuerpo).

Además, los investigadores predijeron que el 17% de niños serían LGA, solamente los niveles encontrados para estar más cercano a los niveles de la población normal (típicamente el alrededor 10%) que creen para ser debido al mayor número de mujeres diagnosticadas y tratadas para la diabetes gestacional usando las pautas del WHO.

Profesor Lucilla Poston, autor importante de la división de la salud de las mujeres en College Londres de rey, dice: 'Nuestro estudio muestra que un régimen intensivo de la dieta y del ejercicio solamente no puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar la diabetes gestacional en mujeres obesas.

'Sin embargo, usando una prueba diagnóstica más rigurosa para la diabetes gestacional significó que tomamos más casos. Creemos que el mayor número de mujeres tratadas como resultado de esta prueba puede explicar porqué nuestro estudio encontró una incidencia más inferior que anticipada de los niños de LGA en todas las mujeres. Esto tiene implicaciones para la diagnosis de la diabetes gestacional en el Reino Unido como AGRADABLE haber decidido recientemente contra la adopción de las consideraciones del WHO (IADPSG).

“Mientras que la intervención no previno la diabetes gestacional, el estudio OPTIMISTA ofrece una nueva y efectiva estrategia para perfeccionar dieta y actividad física en las mujeres embarazadas obesas adoptables en una fijación BRITÁNICA de la atención sanitaria. Ahora estamos siguiendo los moldes-madre y a los niños de esta cohorte para ver si los cambios en los moldes-madre” adietan y la actividad está sostenida y tener un efecto sobre su salud y la de su descendiente. '