Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Drogue que la diabetes de las invitaciones encontró para ejercer la verificación potente en macrófagos en la inflamación que controlaba

Cuando se daña el tejido, uno de los primeros respondedores inflamatorios del inmune-sistema de la carrocería es macrófagos, las células en las cuales se piensan común como “trabajadores de construcción” esa reparación de distancia dañada sin obstrucción de los escombros y del iniciado del tejido. Sin embargo, la inflamación prolongada asciende la progresión de muchas enfermedades, incluyendo obesidad. Ahora, una clase común de las drogas usadas a la diabetes de la invitación ha sido encontrada para ejercer una verificación potente en macrófagos controlando el combustible metabólico que utilizan para generar energía. La custodia de macrófagos de ir al agua en el trabajo puede inhibir el inicio de la obesidad y de la diabetes después de la inflamación del tejido. Estas conclusión se detallan en un estudio publicado en línea este mes en genes y revelado llevado por el apestado de Mitchell, Doctor en Medicina, doctorado, director del instituto para la diabetes, la obesidad, y el metabolismo en la Facultad de Medicina de Perelman en la Universidad de Pensilvania.

Overnutrition, exceso de una admisión de las calorías que pueden llevar a la obesidad, causa una acumulación de la grasa que pueda dañar importante tejidos. Cuando suceso esto, los macrófagos infiltran los tejidos afectados, secuestran los ácidos grasos libres, y ayudan a reparar el tejido dañado--esencialmente actuando como protector de la carrocería durante épocas de la tensión metabólica. Sin embargo, la tensión ampliada en estos tejidos activa características inflamatorias en los macrófagos que contribuyen a varios efectos sistémicos de la obesidad incluyendo la diabetes, la ateroesclerosis, y la enfermedad cardiovascular.

La diabetes droga la expresión génica llamada del mando de los thiazolidinediones (TZDs) apuntando un factor llamado gamma de PPAR. “Era sabido que la gamma de PPAR es importante para que los macrófagos incorporen un estado activo para reducir la inflamación y para ascender la herida que cura,” dijo co-primer autor Victoria Nelson, doctorado, becario postdoctoral en el laboratorio del apestado. “Solamente quisimos saber si esto era controlado a través de metabolismo del macrófago.”

Las personas del apestado encontraron que el TZDs, trabajando con gamma de PPAR, asciende el metabolismo de un aminoácido llamado glutamina, un bloque hueco de la proteína necesario para la activación del macrófago. Las personas encontraron que los macrófagos que faltan gamma de PPAR no pueden utilizar la glutamina pues una fuente de energía y por lo tanto es más susceptible al estímulo inflamatorio.

“Estas conclusión son altamente relevantes a las estrategias del tratamiento que utilizan TZDs para la diabetes y aumentan la alineación para usar TZDs para tratar la inflamación sistémica que acompaña muchos tipos de enfermedad, incluyendo obesidad y diabetes,” Lazar dijeron.

Source:

University of Pennsylvania School of Medicine