Resistencia a la insulina en gran parte desapercibida en pacientes no-diabéticos con la enfermedad de Parkinson

Casi dos tercios de pacientes no-diabéticos con la enfermedad de Parkinson (PD) pueden ser insulina resistente, a pesar de comer azúcar de sangre normal, los científicos del parte en el gorrón de la enfermedad de Parkinson. Sus conclusión sugieren que la resistencia a la insulina en el paladio sea un campo común y un problema en gran parte desapercibido, especialmente en los pacientes que son gordos.

La tolerancia reducida de la glucosa se ha reconocido de largo como factor de riesgo potencial para el paladio, y está aumentando el escrutinio de la resistencia a la insulina como impulsor patológico del neurodegeneration. El eslabón dominante entre las dos condiciones aparece ser resistencia a la insulina, una condición potencialmente reversible que no sólo predisponga a individuos para pulsar - la diabetes 2 (DM2) pero también se asocia al neurodegeneration. Sin embargo, la incidencia de la resistencia a la insulina en el paladio es desconocida.

“Está creciendo interés en el estudio de este lazo y del uso de las medicaciones de la diabetes en el tratamiento del paladio. Sin embargo, hay poca información con respecto a la incidencia de la resistencia a la insulina en el paladio,” principal investigador explicado Micaela Tagliati, Doctor en Medicina, del departamento de la neurología, centro médico de Cedro-Sinaí, Los Ángeles, CA, los E.E.U.U. “Este estudio es el primer para dirigir esta pregunta en una población grande de pacientes no-diabéticos.”

Los investigadores probaron a 154 pacientes no-diabéticos del paladio para el azúcar de sangre e insulina de ayuno para fijar la incidencia de la resistencia a la insulina y para correlacionar resistencia a la insulina con otros indicadores metabólicos, motor y los síntomas del no-motor del paladio, y calidad de vida. Basó una fórmula ampliamente utilizada, sabida mientras que el índice de HOMA, ellos determinó cuántos de estos pacientes tenían una reacción reducida a su propia insulina. Entre otras mediciones, su peso y altura fueron registrados y su movimiento y funcionamiento cognoscitivo fueron medidos.

Los resultados mostraron que casi dos tercios de los pacientes (58,4%) tenían resistencia a la insulina undiagnosed, a pesar de la glucosa de ayuno normal y, en muchos casos, la hemoglobina normal A1c (HbA1c), una prueba que se realiza regularmente para el tipo 1 y el tipo - diabetes 2. Sus datos confirmaron estudios anteriores que es la resistencia a la insulina más que doble en obeso comparado con los individuos magros, pero los investigadores también encontraron un porcentaje substancialmente más alto (el 41%) de los pacientes magros del paladio con resistencia a la insulina. No encontraron ninguna correlación entre la resistencia a la insulina y la disminución cognoscitiva.

El impacto potencial de este estudio es doble. El avance de peso y la obesidad es un reto importante de la salud pública y la resistencia a la insulina aparece conectada al peso corporal. Estas conclusión podían llevar a la investigación creciente de los pacientes del paladio para descubrir y para corregir esta condición.

El segundo y más específico impacto es ése que determina a pacientes con resistencia a la insulina podría tener en cuenta remedio personalizado, por el que los pacientes del paladio con resistencia a la insulina puedan ser tratados con las medicaciones apuntadas para invertir la condición. La investigación sobre el uso de las medicaciones diabéticas para el paladio, tal como agonistas GLP-1 tiene gusto de exenatide y el liraglutide, está en curso.

“Ahora que, por primera vez, entendemos cómo la resistencia a la insulina común está en pacientes no-diabéticos con el paladio, podemos comenzar a dirigir este reto de la salud pública,” el Dr. comentado Tagliati. “Esto aumenta la importancia de encontrar nuevos tratamientos e intervenciones de la forma de vida que pueden dirigir esta disfunción metabólica con implicaciones múltiples, de la diabetes a los desordenes neurodegenerative como el paladio y la enfermedad de Alzheimer.”