El estudio sugiere el cáncer para ser un desorden metabólico bastante que enfermedad genética

En un estudio de más de 1.200 pacientes, publicado en el viernes 3 de agosto, la aplicación Oncotarget, personas internacionales de 35 co-investigadores a partir de 17 instituciones que atravesaban los E.E.U.U., el Brasil y Europa denunció que ocurre el cáncer porque las células cancerosas hacen y utilizan energía diferentemente de las células normales. El nuevo estudio encuentra que el cáncer es un desorden metabólico que desafía décadas de investigación genomic.

“Esto sugiere que el cáncer no sea una enfermedad genética que se presenta solamente de mutaciones como nos todos han enseñado, sino que por el contrario una condición metabólica que se convierte bajo tensión de la privación nutritiva celular,” dijo a Roberto Nagourney, Doctor en Medicina, autor mayor del estudio. Las “células que no pueden generar suficiente energía debido a la falta de oxígeno, de azúcares o de proteínas, comunes a muchos cánceres, uso alteraron caminos metabólicos para asegurar su supervivencia. Lamentablemente el éxito de estas células cancerosas viene a expensas del paciente del ordenador principal,” Nagourney agregó.

Usando la espectrometría de masa para medir cantidades minuciosas de azúcares, de aminoácidos y de lípidos en la sangre de enfermos de cáncer, estos científicos encontraron las firmas metabólicas que determinaron sin obstrucción a enfermos de cáncer del pecho con un mayor de 95 por ciento de exactitud. Los enfermos de cáncer del pecho tienen cambios en su metabolismo que “predispóngalos” al revelado de su enfermedad.

Las conclusión soportan un nuevo concepto de carcinogénesis en donde el cáncer no es causado por mutaciones, sino que por el contrario lo piden prestadas los caminos celulares transformados o aún no-transformados para vencer limitaciones en su abastecimiento nutritivo. Mientras que el cáncer es cada vez más asociado con obesidad, este estudio proporciona la prueba científica que la dieta y la forma de vida contribuyen las tensiones que, en individuos predispuestos, pueden llevar a la transformación y a la muerte malas. Para más que un siglo, los científicos pensaron que el cáncer era metabólico diferente, pero no estaba hasta el advenimiento de la espectrometría de masa cuantitativa moderna que los médicos y los científicos podrían exacto medir y cuantificar las diferencias. Examinando casi 200 diversas substancias químicas en la corriente de la sangre y comparando a enfermos de cáncer a los mandos, las personas de investigadores mostraron las diferencias llamativas que separaron sin obstrucción a gente normal de enfermos de cáncer.

Las implicaciones del estudio son profundas como introduce una nueva plataforma para el diagnóstico precoz, ofrece la información pronóstica para la reacción y la supervivencia, y ofrecen discernimientos en las estrategias nuevas para la prevención de cáncer. Los estudios adicionales están en curso ampliar estas conclusión a otras formas del cáncer. La espectrometría de masa es una técnica que puede medir exacto el contenido de los fluídos corporales como sangre u orina. Usando la vaporización del ión, la pequeña cantidad de metabilitos puede ser cuantificada y ser comparada excesivamente. Tan poco como 10 microlitros de sangre (una caída) puede ser utilizada.

El cáncer de pecho es la forma más común del cáncer en mujeres americanas con más de 250.000 nuevos casos diagnosticados y 40.000 muertes asociadas a esta enfermedad en 2017. La detección temprana ha perfeccionado la supervivencia de esta enfermedad, pero la mamografía y el ultrasonido no pueden descubrir a menudo la enfermedad cuando está en su escenario más temprano y más curable.

Fuente: https://www.nagourneycancerinstitute.com/