El estudio encuentra el índice creciente de embarazos de la repetición en mujeres con incapacidades intelectuales y de desarrollo

Las mujeres con incapacidades intelectuales y de desarrollo tienen el índice casi doble de tener otro bebé dentro de un año de entrega comparado a las mujeres sin tales incapacidades, según un nuevo estudio publicado en CMAJ (gorrón médico canadiense de la asociación).

El embarazo rápido de la repetición en el plazo de un año de un nacimiento anterior se asocia a bebés más pequeños, a nacimiento prematuro, a muerte neonatal y a otros efectos nocivos. También indica una falta de acceso a la atención sanitaria reproductiva, tal como formulación de planes del embarazo y contracepción.

Cerca de uno en 100 adultos tiene una incapacidad intelectual o de desarrollo, tal como desorden del autismo-espectro, Síndrome de Down, síndrome alcohólico fetal y otras condiciones no específicas que causen limitaciones intelectuales y de desarrollo.

Los investigadores analizaban datos sobre 2855 mujeres con las incapacidades intelectuales y de desarrollo comparadas con 923 367 mujeres sin tales incapacidades que tenían un nacimiento entre 2002 y 2013. Encontraron que 7,6% de mujeres con estas incapacidades tenían otro bebé dentro de un año, comparado a 3,9% de mujeres sin estas incapacidades.

Las “mujeres con incapacidades intelectuales y de desarrollo son más probables que ésas sin tales incapacidades ser jovenes y perjudicadas en cada marcador del social, de la salud, y de las disparidades de la atención sanitaria. Experimentan altas tasas de la pobreza y de la enfermedad física y mental crónica, y tienen acceso pobre a la atención primaria,” dice a Hilary Brown, científico del adjunto en el instituto para las ciencias evaluativas clínicas (HIELA) y el autor importante del estudio.

Embarazos rápidos de la repetición en mujeres con las incapacidades intelectuales y de desarrollo terminadas en el aborto inducido (el 49%), el nacimiento (el 33%) y la baja del embarazo (el 18%) comparada con el aborto inducido (el 59%), la baja del embarazo (el 22%) y el nacimiento (el 19%) en mujeres sin estas incapacidades.

“Este estudio muestra que los esfuerzos actuales de ascender salud reproductiva no pudieron alcanzar a mujeres con intelectual y las incapacidades de desarrollo y que hay mucho más nosotros pueden hacer para educar y para apoyar a estas mujeres en relación a la formulación de planes y a la contracepción del embarazo,” agrega a Brown.