La incidencia de la compresión de la arteria coronaria en niños puede ser más común que pensó previamente

Los niños ajustados con los marcapasos epicardiacos deben ser revisados regularmente para descubrir ésos en riesgo de la compresión de la arteria coronaria, recomiendan a científicos en HeartRhythm

La incidencia de la compresión de la arteria coronaria en los niños ajustados con los marcapasos epicardiacos puede ser ligeramente más común que creído previamente, diga a los cardiólogos conocidos. Después de revisar archivos pacientes en el hospital de niños de Boston, abogan para que una supervisión más estricta determine a pacientes a riesgo y prevenga complicaciones. Sus recomendaciones se publican como artículo ofrecido en el gorrón HeartRhythm, el Diario Oficial de la sociedad del ritmo del corazón y de la sociedad cardiaca de la electrofisiología.

Los niños que requieren los marcapasos o los defibrillators necesitan a menudo tener alambres colocados en el exterior de su corazón debido a su talla o anatomía única. En casos raros, estos alambres pueden colocar al niño en riesgo de la “estrangulación cardiaca,” que puede llevar a la compresión del músculo cardíaco y de las arterias coronarias (los vasos sanguíneos que introducen el corazón) en un cierto plazo.

La “compresión de la arteria coronaria es probablemente principal investigador raro,” explicado Douglas Y. Mah, Doctor en Medicina, director de los marcapasos y del programa de ICD en el departamento de la cardiología, el hospital de niños de Boston, y el profesor adjunto de la pediatría, Facultad de Medicina de Harvard, Boston, mA, los E.E.U.U. “Su incidencia verdadera, sin embargo, puede ser más alta que creímos la deuda a una falta de percatación o a la falta de información en la literatura.”

La muerte súbita de un niño con marcapasos epicardiacos que seguían la compresión de la arteria coronaria incitó a investigadores aumentar la vigilancia de todos los pacientes con los sistemas epicardiacos del establecimiento del paso o de la desfibrilación. Revisaron los archivos de todos los pacientes seguidos en el hospital de niños de Boston a partir de 2000-2017 quién tenía alambres epicardiacos activos o abandonados que proyección de imagen coronaria incluida, cualquiera por la exploración calculada (CT) de la topografía o angiografía del catéter a través de los buques en el tramo. De 145 pacientes, ocho (el 5,5 por ciento) exhibieron un cierto grado de compresión coronaria de sus guías epicardiacos. Seis de estos pacientes visualizaron síntomas; además del caso de la muerte súbita, había tres casos de dolor de pecho y dos casos de fatiga inexplicada. Como resultado de la revista, siete pacientes experimentaron retiro o colocar de nuevo quirúrgico de sus guías epicardiacos.

Este estudio ayuda a proveer de un marco para vigilar a pacientes los marcapasos o los defibrillators epicardiacos y determinar a los que puedan necesitar la revisión o el retiro de sus alambres epicardiacos. El Dr. Mah y colegas comparó tres técnicas de blindaje. Recomiendan que los pacientes pediátricos con los dispositivos epicardiacos deben conseguir radiografías del pecho de la investigación regularmente para fijar cómo sus alambres observan en relación a su corazón, pues la colocación puede cambiar mientras que el niño crece. Encontraron que la radiografía del pecho tenía una alta especificidad y era una buena herramienta de blindaje, fácil realizarse, barata, y no invasor. Sin embargo, puede producir algunos falsos negativos incluso cuando los pacientes eran sintomáticos.

Los autores proponen que los pacientes con referirse a radiografías del pecho, a síntomas tales como dolor de pecho o cansancio inexplicado, o a pruebas del daño o de la disfunción del músculo cardíaco tengan idealmente una exploración del CT de la cinematografía que pueda imagen el corazón que se mueve en relación a los alambres epicardiacos. Aunque esto pueda también dar lugar a un falso-positivo, el CT es menos aventurado para los pacientes pediátricos porque las dosis de radiación son mucho más inferiores ahora para este método no invasor de la proyección de imagen.

Si la cinematografía CT no está disponible, abogan que los pacientes experimentan la angiografía del catéter para confirmar la diagnosis antes de llevar a un paciente a la cirugía.

“El uso de marcapasos y de defibrillators en niños está creciendo,” el Dr. conocido Mah. “Mientras que se implantan dispositivos más epicardiacos, más niños pueden estar en riesgo de desarrollar la compresión coronaria de sus guías. Esperamos aumentar la percatación entre proveedores de asistencia sanitaria y pacientes de esta complicación importante, posiblemente evitable, y potencialmente fatal y ofrecer un algoritmo de blindaje útil para descubrir a pacientes en peligro y para prevenir final complicaciones.”

“Este artículo acentúa sin obstrucción la necesidad no sólo de evaluar cuidadosamente el sitio potencial de la fijación de la culata de cilindro del electrodo para evitar daño coronario, pero también la necesidad de evaluar de cerca donde encaminar la carrocería del electrodo a la cavidad del dispositivo,” Gerald comentado A. Serwer, Doctor en Medicina, FHRS, cardiólogo pediátrico en la universidad del hospital de niños de C.S. Mott de Michigan, remedio de Michigan, Ann Arbor, MI, los E.E.U.U., en un editorial acompañante.

El Dr. Serwer acentúa que todos los cardiólogos que tienen pacientes con los electrodos epicardiacos deben ser conscientes de esta complicación potencial y fijar siempre periódicamente a los pacientes para las entregas coronarias con por lo menos una radiografía del pecho periódica. Cuando las pruebas sugieren fuertemente la isquemia secundaria a la compresión coronaria debido a la posición del electrodo, el repuesto del electrodo se debe considerar debido a la morbosidad y a la mortalidad potenciales. “Concurro fuertemente con los autores que cualquier información adicional una puede obtener para ayudar en la evaluación de riesgos estaría de ventaja y estaría de acuerdo con ellos que los estudios adicionales para establecer la eficacia de las técnicas nucleares de la cardiología están indicados,” al Dr. concluido Serwer.

Fuente: https://www.elsevier.com/