La exposición a largo plazo del cannabinoid empeora la memoria, demostraciones del estudio

Un nuevo estudio llevado por la anecdotario Sebastião, el líder del grupo en el lobo Antunes de Instituto de Medicina Molecular João y el profesor de Faculdade de Medicina de Universidade de Lisboa (IMM, FMUL; Portugal) y sus personas en colaboración con investigadores de la universidad de Lancaster (Reino Unido), muestra que el uso a largo plazo del cáñamo o de las drogas cáñamo-basadas empeora memoria. El estudio ahora publicado en el gorrón de la neuroquímica revela las implicaciones para ambos utilizadores recreativos y la gente que utilizan la droga para combate epilepsia, esclerosis múltiple y dolor crónico.

Con la legalización en varios países de cáñamos o de drogas cáñamo-basadas, hay un mayor número de utilizadores a largo plazo y variedades más potentes están disponibles para los utilizadores recreativos. Se sabe ya que el uso pesado, regular del cáñamo aumenta el riesgo de desarrollar problemas de salud mental incluyendo psicosis y esquizofrenia. Sin embargo, todavía hay poco comprensión de los efectos secundarios negativos potenciales de la exposición a largo plazo del cannabinoid.

Ahora, el grupo de investigación llevado por la anecdotario Sebastião en colaboración con Neil Dawson y sus personas en la universidad de Lancaster estudiaron los efectos de una droga específica del cannabinoid (nombrada el TRIUNFO 55,212-2) y encontraron que los ratones expuestos para el largo plazo a la droga tenían “debilitaciones importantes de la memoria” y podrían ni siquiera discriminar entre un objeto familiar y nuevo. También, los estudios de las imágenes cerebrales mostraron que la droga empeora la función en las regiones dominantes del cerebro implicadas en el aprendizaje y la memoria. Por otra parte, la exposición a largo plazo a la droga empeora la capacidad de las regiones del cerebro implicadas en el aprendizaje y la memoria comunicar con uno a, sugiriendo que ésta es la base de los efectos negativos de la droga sobre memoria.

“Importantemente, nuestro trabajo muestra sin obstrucción que la admisión prolongada del cannabinoid, cuando no está utilizada por razones médicas, tiene un impacto negativo en la función y la memoria del cerebro. Es importante entender que el mismo remedio puede restablecer un equilibrio bajo ciertas condiciones enfermas, por ejemplo en epilepsia o esclerosis múltiple, pero podría causar desequilibrios marcados en individuos sanos. En cuanto a todo el remedio, las terapias cannabinoid-basadas tienen no sólo acciones enfermedad-relacionadas beneficiosas, pero también los efectos secundarios negativos”, dicen la anecdotario Sebastião. Un estudio anterior de las mismas personas ha mostrado esa exposición aguda a los resultados de los cannabinoids en déficits de la memoria de reconocimiento, un efecto que se puede prevenir por el uso de una droga de la familia de cafeína. “Estos resultados son muy importantes para el revelado de las estrategias farmacológicas que apuntan disminuir efectos secundarios cognoscitivos de las terapias cannabinoid-basadas actualmente usadas, que probaron efectivo contra varios desordenes del sistema nervioso”, explican la anecdotario Sebastião.

“Este trabajo ofrece nuevo discernimiento valioso en la manera de la cual la exposición a largo plazo del cannabinoid afecta negativo el cerebro. La comprensión de estos mecanismos es central a entender cómo la exposición a largo plazo del cannabinoid aumenta el riesgo de desarrollar problemas de salud y problemas de memoria mentales; solamente su comprensión permitirá atenuarlos”, dice a Neil Dawson.