Las variantes genéticas afectan resultado en pacientes dilatados de la cardiomiopatía de la ascendencia africana

Las pruebas genéticas son una herramienta diagnóstica potente que se está utilizando cada vez más para la diagnosis de la cardiomiopatía dilatada, una enfermedad en la cual el corazón se aumente, haciéndola difícil bombear sangre. La cardiomiopatía afecta más de 3,5 millones de personas de en los Estados Unidos. Los afroamericanos son en especialmente de alto riesgo pero han sido infrarrepresentados en los estudios genéticos, a menudo debido a las barreras socioeconómicas y a otras disparidades de la salud.

Ahora, después de años de trabajo, los investigadores en la Facultad de Medicina de Lewis Katz en Temple University (LKSOM) han determinado cuatro variaciones en un gen conocido como BAG3 que se conectan a un resultado pobre. El estudio, publicado el 22 de agosto en línea en la cardiología del JAMA del gorrón, es el primer para describir las variantes genéticas que son casi exclusivas a los afroamericanos que afectan resultado en pacientes dilatados de la cardiomiopatía.

“Pocos grupos de investigación han examinado las causas genéticas de la cardiomiopatía dilatada o de los genes que pudieron predecir resultado de la enfermedad en pacientes de la ascendencia africana,” investigador mayor explicado Arturo M. Feldman, Doctor en Medicina, doctorado, profesor de medicina de Laura H. Carnell en LKSOM. Por otra parte, pocos estudios se han centrado en la terapia del paro cardíaco en afroamericanos; el paro cardíaco constituye un equipo de signos y los síntomas que complican la cardiomiopatía dilatada.

Para entender mejor el papel de factores genéticos en pacientes de la ascendencia africana, el Dr. Feldman y los colegas llegaron hasta las muestras de la DNA obtenidas originalmente de los pacientes alistados en los estudios clínicos anteriores que habían incluido la colección de DNA. En total, podían obtener la DNA genomic para 509 pacientes afroamericanos.

Con análisis de secuencia genomic, los investigadores descubrieron cuatro variantes BAG3 que fueron asociadas importante a resultado dilatado de la cardiomiopatía. “Cuando observábamos el lazo entre las variantes y los resultados del paro cardíaco, encontramos que los individuos que llevaban las mutaciones BAG3 tenían un aumento casi doble en el riesgo de muerte o que era hospitalizado con paro cardíaco,” dijimos al Dr. Feldman. Fuera de la población del estudio, el cerca de 10 por ciento de pacientes llevó por lo menos una de las mutaciones.

Según el Dr. Feldman, las variantes determinadas en BAG3 eran previamente probablemente benignas benigno o probable. Sin embargo, cuando estaba expresada in vitro en las células musculares de músculo cardíaco humanas esfuerzo por la privación del oxígeno seguida por la reoxigenación - acciones de recapitulación en paro cardíaco - cada variante fue encontrada para producir efectos patógenos. Los efectos incluyeron un aumento en muerte celular programada, o apoptosis, y una reducción en autophagy, el mecanismo por el cual las células vacian dañó componentes celulares y los escombros potencialmente dañinos.

Semejantemente, cuando una de las mutaciones fue puesto en ratones con mitad del mapa genético para BAG3, los ratones desarrollaron el empeoramiento de paro cardíaco. Por el contrario, la inserción de un cabo normal de la DNA BAG3 curó el ratón de paro cardíaco.

“Normalmente las funciones BAG3 para proteger y para preservar las células musculares de músculo cardíaco cegando apoptosis y ayudando a las células autorizan las proteínas fuera misfolded y los organelos dañados,” el Dr. explicado Valerie Myers, cuya tesis doctoral abarcó la investigación y que es el autor importante del nuevo papel. BAG3 transformado, por otra parte, facilitó la muerte de las células musculares de músculo cardíaco. Importantemente, el reemplazar transformó BAG3 con el salvaje-tipo o BAG3 normal vía terapia génica restableció la función normal o casi normal al corazón del ratón.

El Dr. Feldman y colegas ahora está en curso de desarrollar un tratamiento específicamente para los pacientes con la deficiencia BAG3. “Los niveles de la proteína BAG3 se pueden potencialmente restablecer en pacientes con la baja de los alelos BAG3 con terapia génica,” él agregó.

Fuente: https://www.templehealth.org/