Ponga en cortocircuito e hizo fragmentos del sueño asociado a de alto riesgo de la ateroesclerosis asintomática

El dormir menos de seis horas o despertar varias veces en la noche se asocia a un riesgo creciente de ateroesclerosis asintomática, que endurece y estrecha silenciosamente las arterias, según los resultados del estudio de PESA presentado hoy en el congreso 2018 de salida.

El Dr. Fernando Domínguez, autor del estudio, del centro nacional español para la investigación cardiovascular (CNIC) en Madrid, dijo: Los “hábitos malos el dormir son muy comunes en sociedades occidentales y los estudios anteriores han sugerido que el sueño corto y largo está asociado a un riesgo creciente de enfermedad cardiovascular. Sin embargo, hay una falta de estudios grandes que han medido objetivo sueño y ateroesclerosis subclínica.”

El estudio de PESA alistó a 3.974 adultos de mediana edad sanos que desgastaron un monitor de la actividad de la pretina por siete días para registrar calidad y cantidad del sueño. Fueron divididas en cinco grupos según la proporción de sueño hecho fragmentos, y cuatro grupos que señalaban las horas medias durmieron una noche: menos de seis (muy brevemente), seis a siete (corto), siete a ocho (la referencia), y más de ocho (de largo). La ateroesclerosis fue fijada en arterias del tramo y del cuello usando ultrasonido tridimensional.

La edad media de participantes era 46 años y los 63% eran hombres. Después de ajustar según factores de riesgo cardiovasculares convencionales y los factores de la confusión del potencial, incluyendo edad, género, moderado a la actividad física vigorosa, índice de masa corporal, estado que fumaba, consumo del alcohol, la presión arterial, nivel de la educación, los niveles de la glucosa en sangre, colesterol total, consumo total de la caloría por día, estado civil, las muescas y riesgo obstructor del apnea de sueño (muesca del cuestionario de la tensión y de la depresión de STOP-BANG), los durmientes muy cortos tenían significantly more ateroesclerosis que los que consiguieron siete a ocho horas (índice de las probabilidades [O] 1,27, el intervalo de confianza del 95% [ci] 1.06-1.52, p=0.008).

Ésos en el quintile más alto del sueño hecho fragmentos eran más probables tener secciones múltiples de arterias con la ateroesclerosis comparada a ésas en el quintile más inferior (O ci 1.09-1.64 de 1,34, del 95%, p=0.006).

El Dr. Domínguez dijo: “Gente que tenían corto o el sueño roto era también más probable tener síndrome metabólico, que refiere a la combinación de la diabetes, tensión arterial alta, y obesidad, y representa una forma de vida malsana.”

Él concluyó: La “falla de conseguir suficiente sueño y desasosiego durante la noche se debe considerar los factores de riesgo para cegar o estrecharse de las arterias. Los estudios son necesarios descubrir si duermen bien y bastante tiempo pueden prevenir o invertir este efecto sobre las arterias. Parece mientras tanto sensato tomar medidas para conseguir el sueño de las buenas noches - tal como tener una forma de vida físicamente activa y evitar el café y las comidas grasas antes de hora de acostarse.”

Fuente: https://www.escardio.org/The-ESC/Press-Office/Press-releases/Short-and-fragmented-sleep-linked-to-hardened-arteries