Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio de la genética destapa los factores claves para el riesgo de la fractura en osteoporosis

El estudio más grande nunca para investigar la genética del riesgo de la osteoporosis y de la fractura determinó que solamente dos examinaron factores - deshuese la densidad y (BMD) la fuerza muscular minerales - desempeñan un papel potencialmente causal en el riesgo de sufrir la fractura osteoporotic, un problema de salud importante que afectaba a más de 9 millones de personas de años por todo el mundo mismo. Otros factores de riesgo clínicos tienen gusto de niveles de la vitamina D y la admisión del calcio, considerada históricamente ser mediadores cruciales de la fractura, no fue encontrada para predisponer directamente a gente en la población en general para fracturar. Esta investigación fue publicada en el BMJ.

“Estas conclusión sugieren que las intervenciones dirigidas aumentando fuerza del hueso sean más probables prevenir fracturas que la suplementación dispersa con la vitamina D,” dijeron al Dr. Brent Richards, epidemiólogo genético en la señora Davis Institute en el Hospital General judío y profesor de medicina en la universidad de McGill, y uno de los investigadores mayores en el papel. “Nuestro estudio, el primer estudio genoma-ancho de la asociación para el riesgo de la fractura, ha ofrecido discernimiento importante en los mecanismos biológicos que llevaban para fracturar y cómo prevenirlo.”

Las personas internacionales de investigadores colaboraron para examinar datos a partir de 185.057 casos y el elemento de control 377.201 de los factores genéticos del consorcio de la osteoporosis (GEFOS), del estudio de UKBiobank y de la compañía de 23andMe Biotech. El estudio co-fue llevado por los investigadores de la universidad de McGill y del centro médico de la universidad de Erasmus en Rotterdam, los Países Bajos.

“Nuestra investigación confirma que el BMD es el determinante más importante del riesgo de la fractura y que el aumento dirigido las estrategias de la prevención o mantener de densidad del hueso es el más probable ser acertado,” al Dr. Richards señaló. “Uno de los aspectos más importantes de esta investigación es las pruebas robustas que muestran que la suplementación de la vitamina D en la población en general es poco probable ser efectiva para la prevención de la fractura. Esto animará a clínicos a centrarse a pacientes en densidad del hueso del edificio como dimensión preventiva más efectiva contra fractura.”

Los investigadores llegaron a estas conclusiones demostrando que los factores genéticos que llevan a los niveles bajados de la vitamina D en la población en general no aumentan el riesgo de fractura.

Los aproximadamente 30% de gente sobre la edad de sesenta y cinco toman suplementos de la vitamina D en parte porque las pautas clínicas para la administración de la osteoporosis y la prevención de la fractura sugieren tales suplementos. Sin embargo, las juicios clínicas controladas seleccionadas al azar grandes recientes no han podido confirmar ninguna ventaja de la suplementación de la vitamina D en pacientes sin la deficiencia pronunciada de estos factores. Así, estas conclusión y ésas derivadas de este estudio destacan la necesidad de valorar de nuevo su uso disperso en práctica clínica.

Los autores advierten que los pacientes que usan la medicación de la osteoporosis no deben interrumpir sus suplementos antes de consultar con sus médicos que tratan. Manteniendo una dieta sana, siguiendo siendo físicamente activo, y quince minutos de exposición del sol de diario sea los pilares principales de una salud sostenible del hueso. Estos resultados también no se aplican a los individuos con los niveles inferiores de la vitamina D.