Las concentraciones antibióticos débiles suficientes aumentar resistencia antimicrobiana en laboratorio condicionan

Equipan a las comunidades microbianas de los mecanismos de defensa efectivos contra los antibióticos. La resistencia antimicrobiana existente puede llegar a ser cada vez más frecuente en sus la propio - sin interferencia de los antibióticos - en las comunidades bacterianas compactas conocidas como biofilms, o cuando los protozoos cazan las bacterias para la comida.

La resistencia antimicrobiana creciente en bacterias ha causado una crisis global en atención sanitaria humana. Las deformaciones de las bacterias patógenas resistentes a todos los antibióticos sabidos se han encontrado. La resistencia antimicrobiana es un rasgo que puede extenderse dentro de una especie bacteriana o aún a través de la barrera de especie. La resistencia se desplegará y llegará a ser cada vez más frecuente cuando las bacterias que sobreviven en un ambiente que contiene los antibióticos genético pasan conectado o distribuyen de otra manera este rasgo a otras bacterias.

Los estudios recientes indican que incluso las concentraciones antibióticos débiles son suficientes causar una subida en la incidencia de la resistencia antimicrobiana en las poblaciones bacterianas cultivadas en condiciones del laboratorio. Tales condiciones se causan cuando los antibióticos usados para tratar infecciones humanas y animales terminan hacia arriba en aguas residuales o a otra parte en el ambiente.

“Sin embargo, debe ser observado que en condiciones naturales las bacterias son una parte de comunidades multiespecies y existir en la acción recíproca con los virus y los protozoos que cazan para las bacterias. Por eso la materia requiere más estudio,” dice los mojones de Juan, que defendieron su disertación en la facultad de agricultura y de silvicultura, universidad de Helsinki, Finlandia.

Las concentraciones antibióticos inferiores aumentaron resistencia antimicrobiana en comunidades microbianas laboratorio-cultivadas manan igualmente si no comparado mejor a las únicas fijaciones de la especie. Asombrosamente, no hay antibióticos en absoluto necesarios ver una subida de la incidencia de la resistencia antimicrobiana.

“Encontramos que la resistencia antimicrobiana puede también vencer más frecuente a la presencia de protozoos que cacen en bacterias o en las condiciones donde las bacterias habían establecido en una superficie como biofilm, o una comunidad compacta,” los mojones de las notas.

Fuente: https://www.helsinki.fi/en/