Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La nueva herramienta de la ventaja de Seguro de enfermedad para bajar precios de la droga pone el prensado en opciones de los pacientes las'

Comenzando el próximo año, los planes de la ventaja de Seguro de enfermedad podrán agregar restricciones en las drogas costosas, inyectables administradas por los doctores al cáncer de la invitación, artritis reumatoide, la degeneración macular y otras enfermedades serias.

Bajo nuevas reglas, estos regímenes de seguros privados de Seguro de enfermedad podían requerir a pacientes intentar drogas más baratas primero. Si ésos no son efectivos, después los pacientes podrían recibir la medicación más costosa prescrita por sus doctores.

Los aseguradores utilizan tal “terapia del paso” para controlar costos de la droga en el mercado patrón-basado del seguro así como en la ventaja independiente del medicamento de venta con receta de la parte D de Seguro de enfermedad, que reviste generalmente el remedio comprado en las farmacias al por menor o a través del correo. La nueva opción permite que los planes de la ventaja - una opción a tradicional, corrida Seguro de enfermedad del gobierno - amplíen esa estrategia del control de gastos a estas drogas médico-administradas.

En Seguro de enfermedad tradicional, que reviste a 40 millón de más viejos o lisiados adultos, esas medicaciones dadas por los doctores se revisten bajo parte B de Seguro de enfermedad, que incluye servicios de paciente no internado, y la terapia del paso no se permite.

Cerca de 20 millones de personas de tienen planes de acción privados de la ventaja de Seguro de enfermedad, que incluyen el abrigo para las medicaciones de la parte D y de la parte B.

Se refieren algunos médicos y abogados pacientes que la búsqueda de precios más inferiores de la droga de la parte B podría poner en peligro a pacientes muy enfermos de la ventaja de Seguro de enfermedad si no pueden ser tratados puntualmente con el remedio que era la primera opción de su doctor.

Los críticos del nuevo plan de acción, parte de los esfuerzos de la administración de satisfacer promesa de presidente Donald Trump de cortar precios de la droga, dicen que falta a algunos detalles cruciales, incluyendo cómo determinar cuando una droga menos costosa no es efectiva.

“Usted tiene que perder la visión antes de que a le se permita utilizar” la medicación aprobada por Food and Drug Administration, pedida Richard O'Neal, vicepresidente acceso al mercado para Regeneron, que hace Eylea, un remedio que se inyecte en el aro para tratar la degeneración macular. En 2016, Seguro de enfermedad pagó $2,2 mil millones las recetas de Eylea para los pacientes en Seguro de enfermedad tradicional, más que cualquier otra droga de la parte B, según datos del gobierno.

Los aseguradores de la ventaja de Seguro de enfermedad pasan cerca de $12 mil millones en las drogas de la parte B, comparadas a los $25,7 mil millones de Seguro de enfermedad tradicional pasado en 2016 en tales drogas. Los aseguradores que adoptan el plan de acción de la terapia del paso pueden aplicarlo solamente a las nuevas recetas - remedio que un paciente no ha recibido en los últimos 108 días.

El cambio en el plan de acción da a aseguradores una nueva herramienta de negociación: Los fabricantes farmacéuticos pueden querer competir cortando precios para conseguir su producto en el filete de los planes de filetes preferidos, permitiendo que los pacientes reciban el remedio sin condiciones previas de la terapia del paso. Que “fortalece su posición de negociación con los fabricantes,” jefe Seema Verma de Seguro de enfermedad dijo cuándo ella reveló el plan de acción el mes pasado.

Podría también salvar el dinero de los pacientes puesto que pagan generalmente una porción del costo de la receta de la parte B. Además, Seguro de enfermedad está requiriendo planes compartir los ahorros con los enrollees.

La “competencia es un factor grande en concesiones del precio,” dijo a Daniel Nam, director ejecutivo de programas federales en los planes del seguro médico de América, asociación empresarial de la industria. Pero los aseguradores no han tenido mucha acción de una palanca para negociar precios bajos para estas drogas sin estrategias como terapia del paso, él dijo.

Los responsables de Sanidad federales informaron a aseguradores en una nota el mes pasado que podrían substituir una droga menos costosa de la parte B para tratar una dolencia que el FDA no la ha aprobado para, si los aseguradores pueden documentar que es segura y de manera efectiva. Con todo el abrigo para una droga de la parte D se niega generalmente para una condición que no tenga aprobación del FDA, según el centro para la defensa de Seguro de enfermedad, que ayuda a beneficiarios con súplicas.

Varios representantes de los grupos médicos de la especialidad hechos frente recientemente con Alex Azar, la secretaria del departamento de sanidad y servicios sociales, para expresar sus preocupaciones.

El Dr. Stephen Grubbs, vicepresidente de asuntos clínicos en la sociedad americana de la oncología clínica, estaba entre ellos. Él dijo que Azar informó entonces el nuevo plan de acción de la terapia del paso no tendría un impacto grande en el tratamiento contra el cáncer.

Los pacientes y sus médicos que encuentran problemas el conseguir de las drogas específicas de la parte B pueden apelar usando el “proceso que tenemos en el programa de la ventaja de Seguro de enfermedad y la parte D proyecta,” Verma aconsejado.

Bajo este sistema, si los pacientes no quieren seguir requisitos de sus regímenes de seguros los' de intentar una medicación menos costosa primero, pueden solicitar una anomalía para caminar terapia.

“Necesitan su apoyo de doctor,” dijo a Francisca Chuchanis, director de las derechas en el hogar de la dirección, dependencias del derecho de un área en la organización del envejecimiento que sirve más viejos adultos y a personas con discapacidades en Ohio del noreste. El médico debe informar al plan porqué sus restricciones deben ser suprimidas y ofrecer la documentación extensa.

Los planes tienen 24 horas a responder a una petición acelerada de la anomalía y 72 horas para regular. Durante este tiempo, la “gente va sin sus drogas,” dijo a Sarah Jane Blake, consejero de Seguro de enfermedad para el consejo mayor estatal de la acción de Nueva York.

Sin embargo, el Dr. David Daikh, presidente de la universidad americana de la reumatología, dijo que los planes no cumplen con frecuencia el fin de plazo de 72 horas.

“Planteamos este tema con la secretaria y su estado mayor,” él dijo. “Contestaron que aserraban al hilo que no habría una reserva para este programa.”

Si un plan niega la exención, los pacientes pueden archivar una súplica de la “reconsideración”. Durante este proceso, los pacientes todavía no pueden conseguir su remedio a menos que paguen él gastado.

Solamente una pequeñita parte de beneficiarios de la ventaja de Seguro de enfermedad archivaron una súplica de la reconsideración el año pasado. De los 3.498 casos que eran decididos, apenas 1 en 10 beneficiarios ganó decisiones completo o parcialmente en su favor, según las estadísticas de Seguro de enfermedad.

“Que está desalentando por lo menos,” dijo Blake, pero la no fue sorprendido. Los aros intimidan a los “beneficiarios que tienen que ir a través y abandonar a menudo intentar comprar las drogas prescritas para ellas.”

El abrigo de KHN de estos temas es soportado por el asiento de Laura y de Juan Arnold y el asiento de Juan A. Hartford

Noticias de la salud de KaiserEste artículo fue reimpreso de khn.org con permiso del asiento de Henry J. Kaiser Family. Las noticias de la salud de Kaiser, un servicio de noticias editorial independiente, son un programa del asiento de la familia de Kaiser, una organización de investigación independiente del plan de acción de la atención sanitaria unaffiliated con Kaiser Permanente.