Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio destaca el papel dominante de los bajíos de la migración de pescados en microorganismos de mantenimiento del profundo-océano

Los primeros análisis profundizados del ciclaje de carbono orgánico (DOC) disuelto en el Mar Rojo destacan el papel importante de los bajíos de la migración de pescados en los microorganismos de mantenimiento del profundo-océano y potencialmente el ciclo de carbono global.

La bomba biológica del carbono es un proceso cíclico por el cual el carbono inorgánico de la atmósfera es reparado por los lifeforms marinos y transportado con capas del océano en las aguas más profundas y los sedimentos del océano. Pesque esa alimentación en la superficie en la noche y el retratamiento de la profundidad de la zona (200 a 1000 a los contadores mesopelagic) por día fue pensado para influenciar el carbono que completaba un ciclo, pero el fragmento de su contribución nunca se ha explorado.

Ahora, Maria Calleja y Xosé Anxelu Morán en el centro de investigación del Mar Rojo de KAUST, y los compañeros de trabajo, demuestran el impacto de esta migración diaria en el movimiento vertical del carbono en el Mar Rojo y cómo aprovisiona de combustible el metabolismo de los prokaryotes heterotrópicos unicelulares que pertenecen a las bacterias y al Archaea de los dominios.

“En un estudio anterior, nuestros co-autores Anders Røstad y Stein que Kaartvedt descubrió a una comunidad de pescados en el Mar Rojo que emigran cada noche de alrededor 550 contadores de profundidad a las aguas superficiales a feed1,” dice Calleja. “Nos preguntábamos cómo esta migración de los pescados pudo afectar a la comunidad microbiana que habitaba las mismas profundidades. Nuestros dos proyectos intentaron clarificar esto cerco datos de un único sitio del muestreo del Mar Rojo.”

El primer estudio examinó diferencias verticales en la concentración del doc. y el flujo del carbono a través de comunidades microbianas en tres capas específicas en la olumna de agua durante el day1. Durante ocho días, las personas vigilaron características tales como consumo del doc., incremento del prokaryote y composición de la comunidad en las muestras naturales de agua recogidas de la superficie, la capa profunda donde los pescados descansaron durante el día, y una capa intermedia en 275 contadores.

La eficiencia bacteriana del incremento en la capa más profunda era importante más alta que estimada previamente, “sugiriendo una fuente inestable del doc. --uno que es sabroso y analizado fácilmente por las bacterias--que las ayudas generan células más grandes,” explica Calleja. Encontraron a las comunidades bacterianas heterotrópicas en la capa mesopelagic también para ser más activas que ésas en las aguas superficiales.

“Nuestro segundo papel, llevado por un KAUST anterior poste-doc. que ahora está en la universidad de Exeter, Francisca García, cambios seguidos durante 24 horas a lo largo de la olumna de agua entera, muestreando 12 diversas profundidades (a partir 5 a 700 contadores) cada dos hours2,” dice Calleja. “Analizábamos la dinámica entre el doc., las bacterias y los movimientos de los pescados durante el ciclo de 24 horas.”

Los investigadores utilizaron cytometry de flujo para analizar tallas de célula del microbio y la estructura de la comunidad en la alta resolución temporal, mostrando una diversidad microbiana más alta en la zona mesopelagic que preveída. Estas comunidades microbianas profundas pueden ser más dinámicas que pensaron previamente, los gracias a esta transferencia activa del carbono del doc. inestable por los pescados.

¿“Si esto está suceso en el Mar Rojo, podría suceso en otros lavabos marinos y el océano abierto? Puede tener implicaciones sin precedentes para el ciclo de carbono global del océano,” observa Calleja.

“Estos dos estudios son parte de un proyecto más amplio para determinar el impacto de este atajo en el ciclaje biogeoquímico global,” agrega Morán.