El nuevo proyecto de investigación federal-financiado podría llevar a los tratamientos que prolongan vida útil humana

Un nuevo proyecto de investigación federal-financiado en el instituto de la biotecnología de Edison de la universidad de Ohio y la universidad de la herencia del remedio osteopático podría llevar a los tratamientos que prolongan vida útil humana y permiten que la gente disfrute de una mejor salud en su edad avanzada. El estudio, llevado por Juan Kopchick, Ph.D., se ha concedido una concesión de cinco años para más de $2,23 millones de los institutos de la salud nacionales.

“Somos muy emocionados sobre él,” dijo Kopchick, el escolar eminente de Goll-Ohio y al profesor distinguido de la biología molecular en el departamento de ciencias biomédicas en la universidad de la herencia, y el investigador principal en el instituto de la biotecnología de Edison en la universidad de Ohio. Él observó que uno de los objetivos principales del instituto nacional de NIH en el envejecimiento está financiando la investigación para aumentar “healthspan humano,” que traduce como “mejor edad avanzada; una edad avanzada más sana.”

Entre ésos la colaboración con Kopchick en la nueva investigación será los co-investigadores Darlene Berryman, Ph.D., R.D., L.D., decano adjunto para la investigación y la innovación en la universidad de la herencia, y filete de Edward, Ph.D., investigador del socio con el instituto de la biotecnología de Edison.

La “investigación del Dr. Kopchick sobre la hormona de incremento ha sido enormemente importante para nuestra universidad, la universidad y el campo entero de la endocrinología,” dijo a Ken Johnson, D.O., decano ejecutivo de la universidad de la herencia y principal oficial médico de los asuntos de OHIO. “Esta nueva avenida de esa investigación, en colaboración con el Dr. Berryman y el Dr. List, tiene el potencial de llevar a cabo mejoras reales en la salud y la salud de nuestro envejecimiento de la población. Es muy emocionante que está suceso aquí.”

Kopchick, que es investigador principal en el nuevo proyecto, dijo que emplea su última investigación en la hormona de incremento, que llevó al descubrimiento de la droga del antagonista del receptor del GH, pegvisomant (el nombre comercial Somavert®). Esta droga, la primera droga específica de su clase, se utiliza para tratar la acromegalia de la enfermedad, y su comercialización ha rendido $97 millones en renta de los derechos a la universidad de Ohio 2018.

El “Dr. Kopchick es un investigador mundo-renombrado cuyo trabajo vida-ha estado cambiando para los que sufren de acromegalia,” al presidente de la universidad de Ohio que el Dr. M. Duane Nellis dijo. “Con esta concesión, el Dr. Kopchick y sus personas permanecerá en el filo de la investigación de la hormona de incremento y de su impacto en el envejecimiento. Somos orgullosos que tal trabajo revolucionario está suceso aquí en OHIO.”

Abrir los secretos del ratón más viejo del mundo

En el principio de los 90, Kopchick y una ayudante graduada genético dirigieron una deformación del ratón en la cual el gen del receptor para el GH fue roto, evitando que trabaje. El ratón enano que resultó fue encontrado para vivir más de largo de los ratones normales (lleva a cabo el récord mundial para el ratón más viejo del laboratorio) y ser más sano de maneras importantes. Estos ratones son resistentes al cáncer, a la diabetes y a la disminución cognoscitiva y muestran menos acumulación de células senescentes (las células que han parado la división y que desempeñan un papel en el envejecimiento). Las personas de Kopchick han suministrado estos ratones de larga duración a los investigadores de la gerontología por todo el mundo.

La meta a largo plazo del nuevo proyecto, según una descripción dada a NIH, es “determinar los mecanismos moleculares que son responsables de estos las ventajas notables de la salud y de la longevidad.”

Los investigadores investigarán si las mejorías de la salud y de la vida útil consideradas en los ratones que genético fueron modificados in utero pueden ser replegadas si la desorganización del gen del receptor del GH se inicia en ratones adultos en seis meses de la edad - correspondiente a cerca de 25 años para un ser humano. También quieren ver si la vida útil puede ser prolongada más a fondo tratando los animales con rapamycin, una droga sabida para alargar las vidas de ratones.

“Hay dos objetivos en la concesión,” Kopchick explicó. “Uno está rompiendo el gen en la vida adulta temprana de un ratón. El segundo es tomar el ratón de larga duración, el ratón largo-vivo en el mundo, y ve si podemos hacer que vive más largo y más sano agregando el rapamycin, que en ratones normales ascenderá longevidad una broca. Queremos tan pellizcar lo que hicimos ya para ver si podemos hacerlo mejor.”

Una aproximación prometedora a la extensión de vida

Kopchick observó eso en un taller de expertos científicos en el envejecimiento, esperado en Italia en 2013, los participantes ahora discutió los diversos tipos de intervenciones disponibles para prolongar vida útil humana. Un artículo sobre el taller en la célula del envejecimiento del gorrón, titulada “intervenciones para reducir el envejecimiento en seres humanos: Somos alistamos?” contado de nuevo que los participantes votaron sobre seis estrategias vida-que extendían sabidas, alineando la droga de Kopchick, el antagonista del receptor del GH, como el más prometedor.

“Que es realmente qué llevó a nosotros que hacían todo este trabajo,” Kopchick dijo. “La idea es, se podría una droga - nuestra droga o composición similar - utilizar, para no suprimir el receptor de la hormona de incremento en seres humanos, sino para implicarlo, para ponerlo en contra, para evitar que trabaje.” Si los dos objetivos de la investigación son acertados, él cree ésta sugeriría que la aproximación fuera intentada con los seres humanos. Él agregó que sus personas han roto el gen del receptor del GH en los ratones de cerca de seis semanas de viejo y han encontrado ya que en ratones así que tratado, las hembras viven más de largo.

“Tenemos tan el ratón largo-vivo, y le conocemos que en vida joven podemos ver el efecto [de la longevidad creciente] en hembras,” dijimos. “Ahora queremos ver si podemos verlo en vida adulta posterior, y si podemos, después podemos utilizamos nuestra droga o alguna composición todavía-a-ser-descubierta similar al envejecimiento lento?”

Fuente: https://www.ohio.edu/