Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La terapia bacteriana muestra eficacia clínica temprana en pacientes con los tumores sólidos tratamiento-refractarios

Una juicio clínica de la fase I que investiga el uso de las esporas bacterianas de novyi-NT del clostridium como una monoterapia inyectable tenía toxicidades manejables y eficacia clínica temprana mostrada en pacientes con malignidades sólidas tratamiento-refractarias del tumor, según los datos presentados en la cuarta conferencia internacional de la inmunoterapia del cáncer de CRI-CIMT-EATI-AACR: Traduciendo ciencia a la supervivencia, llevada a cabo de sept. el 30- 3 de octubre.

“Incluso después una única inyección de esta terapia bacteriana, vemos biológico y, en algunos pacientes, clínico actividad significativa,” dijo a Felipe Janku, Doctor en Medicina, doctorado, profesor adjunto en el departamento de la terapéutica de investigación del cáncer (programa de ensayo clínico de la fase I), El Doctor en Medicina centro del cáncer de Anderson, Houston de la Universidad de Texas. “Esta estrategia es posible, tiene efectos nocivos manejables, y podría ser clínico significativa en pacientes con pocas opciones terapéuticas.”

Mientras que las terapias anticáncer anteriores han utilizado bacterias, estos tratamientos pueden causar la infección y los efectos secundarios severos, Janku explicado. C. novyi-NT es una bacteria atenuada que requiere un ambiente hipóxico, una característica de lesiones cacerígenas, sobrevivir y proliferar y por lo tanto no afecta a las células sanas, él observó. “Explotando las diferencias inherentes entre el tejido sano y cacerígeno, la C. novyi-NT representa que puede atacar específicamente el cáncer de un paciente,” a un Janku terapéutico anticáncer muy exacto dijo.

Janku y los colegas evaluaron la inyección intratumoral de las esporas de la C. novyi-NT en una abierto-escritura de la etiqueta, estudio primero-en-humano. Entre noviembre de 2013 y abril de 2017, los investigadores alistaron a 24 pacientes con los tumores sólidos tratamiento-refractarios, con 15 pacientes que tenían sarcoma, siete pacientes que tenían carcinoma diverso, y dos pacientes teniendo melanoma.

Los tumores fueron inyectados con un de dósis simple de C. novyi-NT que colocaba a partir del 10.000 a 3 millones de esporas. Dos pacientes trataron con 3 millones de esporas visualizadas dosis-limitando toxicidades de la sepsia de la pendiente 4 y/o nivelan gangrena de 4 gases; la dosis tolerada máximo por lo tanto fue determinada para ser 1 millón de esporas.

De los 22 pacientes evaluable, 21 tenían enfermedad estable según lo medido por RECIST para la lesión inyectada, con la contracción del tumor del mayor de 10 por ciento observado en el 23 por ciento de pacientes. Cuando las lesiones inyectadas y uninjected eran incluidas, el régimen estable de la enfermedad era el 86 por ciento.

Janku observó que las consideraciones de RECIST pueden no capturar exacto los resultados de esta juicio. “Cuando inyectamos el tumor, las células dentro de él mueren y llegan a ser necróticas mientras que el tejido restante se inflama, haciendo la lesión más grande de tamaño que el tumor original. Debido a esto, la evaluación vía RECIST no refleja exacto la reducción en carga del tumor en estos pacientes.”

Janku y los colegas también evaluaron la germinación de las esporas bacterianas con métodos clínicos y radiológicos. De los 24 pacientes alistados en la juicio, los tumores a partir del 46 por ciento visualizaron la germinación de la espora y la lisis resultante de la célula del tumor.

“A pesar de la ausencia de signos clínicos de la germinación en algunos pacientes, vimos inmunorespuestas tumor-específicas perfeccionadas con la secreción creciente de los cytokines del linfocito T y la presencia creciente de linfocitos de la infiltración del tumor en tumores inyectados,” observó Janku. “De estos resultados preliminares, aparece que la C. novyi-NT puede activar la inmunorespuesta además de causar la destrucción del tumor.”

Porque la C. novyi-NT saca una inmunorespuesta natural, Janku cree que esta terapia será sinérgica con la inhibición del punto de verificación. Los resultados de este estudio han llevado al lanzamiento de una juicio clínica de la fase I que investigaba la combinación de C. novyi-NT con el pembrolizumab (Keytruda).

“Los resultados de esta juicio, especialmente en pacientes con los sarcomas avanzados nos animamos extremadamente, donde la inmunoterapia no ha probado muy eficaz,” Janku dijimos. “Esta estrategia bacteriolítica tiene el potencial de ser clínico significativa, especialmente conjuntamente con los inhibidores del punto de verificación, para los pacientes con los tumores sólidos avanzados.”

Las limitaciones de este estudio incluyen un rato corto de la continuación para algunos pacientes, tanto entrado en otras juicios clínicas si estaban disponibles.