Eslabón genético a la disfunción eréctil descubierta

Según un nuevo estudio puede haber un eslabón genético a la disfunción eréctil. Esto es ése tal como conexión se ha hecho la primera vez y éste podría significar que avenidas más nuevas del tratamiento se podrían explorar para la disfunción eréctil, explica a los investigadores.

Los resultados de la investigación se han publicado en la última aplicación los procedimientos del gorrón de la National Academy of Sciences esta semana.

Haber de imagen: BlurryMe/Shutterstock
Haber de imagen: BlurryMe/Shutterstock

Los investigadores de la universidad de la Facultad de Medicina de Washington han manejado determinar un área única del genoma humano que puede aumentar el riesgo de impotencia. La variación del gen fue encontrada cerca de ésa el gen SIM1 que también desempeña un papel en el revelado del cerebro explicó a los autores del estudio.

La mutación de este gen ahora se ha conectado a la impotencia. Lleve al Dr. Eric Jorgenson del investigador, de los proveedores de servicios Kaiser de la salud de los E.E.U.U. Permanente en una declaración dijo, “esto es una gran cosa porque proporciona la prueba solicitada larga que hay un componente genético a la enfermedad. Determinar el primer factor de riesgo genético para la disfunción eréctil es un descubrimiento emocionante porque abre la puerta para las investigaciones en nuevas, genético-basadas terapias.” Kaiser Permanente es la organización más grande del cuidado manejado del americano.

La disfunción eréctil o la impotencia entre hombres se asocia a varias causas incluyendo la tensión, ansiedad, depresión, abuso de alcohol, las deficiencias y las anormalidades hormonales así como daño local a las arterias y a los nervios del pene o de la pelvis. Las drogas como Sildenafil o Viagra se pueden utilizar para estos pacientes pero muchos de ellos no responden a tales terapias, dicen a expertos.

Según estas personas de investigadores, la causa subyacente de la impotencia entre una mitad de todos los pacientes podía ser genética. Éste es la primera vez que podrían probar la conexión genética. Las personas observaban el maquillaje genético sobre de 36.000 hombres americanos y 222.000 británicos. Las claves genéticas de hombres con o sin impotencia fueron exploradas a conciencia para verificar para saber si hay diferencias. En el lugar geométrico SIM1 en el sexto cromosoma, ciertas variaciones fueron observadas y esto fue encontrada para ser asociada a una subida del riesgo de impotencia, los investigadores del 26 por ciento conocidos. Los investigadores explicaron otros factores tales como índice de masa corporal etc.

Según el Dr. Hunter Wessells del autor, de la universidad de la Facultad de Medicina de Washington podría ser que puede haber un interruptor en el gen SIM1 que los giros él lejos o conectado y éste pueden determinar el riesgo de impotencia. Este interruptor de los genes generalmente se llama un “promotor”. Él dijo en una declaración, de “los puntos este estudio a una nueva dirección de la investigación para la disfunción eréctil que podría ayudarnos a determinar otras variantes genéticas dominantes que accionan la enfermedad y llevan a las investigaciones para entender mejor los mecanismos exactos por los cuales operan. Esperanzadamente, esto traducirá a mejores tratamientos y, importantemente, prevención se acerca para los hombres y sus socios que sufren a menudo silenciosamente con esta condición.”

Según las figuras, un quinto de todos los hombres envejeció durante 20 años en los Estados Unidos sufre de la disfunción eréctil. El riesgo sube como las edades de la persona y como comorbidities tales como enfermedad cardíaca y tipo - 2 subidas de la diabetes.

Fuente: http://www.pnas.org/content/early/2018/10/02/1809872115

Ananya Mandal

Written by

Ananya Mandal

Ananya is a doctor by profession, lecturer by vocation and a medical writer by passion. She specialized in Clinical Pharmacology after her bachelor's (MBBS). For her, health communication is not just writing complicated reviews for professionals but making medical knowledge understandable and available to the general public as well.