El incremento de los circuitos tempranos del cerebro puede ayudar a predecir la inteligencia y la salud emocional del niño

Las tasas de crecimiento de circuitos del cerebro en infancia pueden ayudar a expertos a predecir lo que podrían ser cuando la inteligencia y la salud emocional de un niño el niño gira 4, un nuevo estudio ha encontrado. Junto con la investigación anterior, estas conclusión podían ayudar a los médicos futuros a determinar retos cognoscitivos y del comportamiento en los primeros meses y años de vida, llevando al tratamiento temprano.

Diagnostican al cerca de 15 por ciento de niños en los E.E.U.U. entre la edad 2 y 8 con por lo menos un desorden mental, del comportamiento o de desarrollo, según los centros para el control y prevención de enfermedades de los E.E.U.U. Estos desordenes incluyen dificultades de aprendizaje, retrasos en la adquisición de lenguaje, desorden de déficit de atención, autismo y otros problemas.

El nuevo estudio, publicado en psiquiatría biológica: La neurología cognoscitiva y Neuroimaging, agrega a la comprensión de cómo el revelado infantil del cerebro puede ofrecer pistas tempranas importantes a estos desordenes. El estudio conducto por los investigadores en Cedro-Sinaí en Los Ángeles y la universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

Las personas empleadas la investigación anterior en la cual realizaron exploraciones de MRI en más de 1.000 niños sanos para examinar cómo y cuándo las conexiones desarrolladas entre el regulador emocional del cerebro, llamado el amygdala, y el descanso del cerebro. Encontraron que mientras que los recién nacidos faltan la conectividad de cerebros adultos, el revelado rápido de los circuitos ocurrió en el primer año de vida, seguido fortaleciendo y ajustando a la edad de 2. años.

Para su último estudio, las personas evaluaron 223 de los niños que participaron en el estudio anterior. Los investigadores estudiaron a los niños en 4 años para ver si sus exploraciones de cerebro pues los niños habían predicho comportamiento posterior. Además de las pruebas del índice de inteligencia diseñadas especialmente para que 4 años midan el revelado cognoscitivo, los investigadores reconocieron a los padres de los niños y utilizaron pruebas estandardizadas tales como el sistema de la evaluación del comportamiento para los niños y el inventario del aforo del comportamiento de la función ejecutiva para medir niveles de ansiedad, de habilidades del autodominio y de otros comportamientos.

“Nuestros resultados confirmaron que el revelado emocional del circuito durante infancia afecta a niños como crecen,” dijo a Wei Gao, doctorado, profesor adjunto de ciencias biomédicas y director de la investigación de Neuroimaging en el instituto de investigación biomédico de la proyección de imagen de Cedro-Sinaí. “Usando la conectividad funcional de los cerebros de los niños predecir resultados emocionales y cognoscitivos podía convertirse en una herramienta potente para determinar problemas a principios de y para diseñar planes efectivos del tratamiento.”

Gao era autor co-mayor del estudio, junto con Juan Gilmore, Doctor en Medicina, de la universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. Proyecte al científico Andrew Salzwedel, doctorado, del laboratorio de Gao era el primer autor.

Charles Simmons, Doctor en Medicina, profesor y silla del departamento de la pediatría en Cedro-Sinaí, dijo que las conclusión abordan un problema de salud importante. Los “nuevos biomarkers proféticos del revelado neurológico son necesarios porque un número importante de niños está a riesgo del revelado neurológico adverso debido a genético, ambiental y la forma de vida descompone en factores,” él explicó. “Estos estudios ofrecen esperanza que en un futuro próximo podemos poder a diagnosticamos, intervenimos y optimizamos más exacto el revelado neonatal e infantil.”

Gao dijo que la meta siguiente de las personas es establecer modelos más completos, proyección de imagen-basados para predecir una variedad más amplia de resultados de desarrollo durante y más allá de niñez temprana. Las personas también proyectan aplicar su modelo a las poblaciones en peligro, incluyendo bebés con nacimiento prematuro y la exposición prenatal de la droga.

Fuente: https://www.cedars-sinai.org/newsroom/wired-for-life-study-links-infants-brain-circuitry-to-future-health/