El equipo de investigación concedió $3,6 millones para fijar el seguro de corregir del genoma

Mientras que el genoma que corrige tecnologías avance rápidamente hacia terapias clínicas, están aumentando esperanzas totalmente de una nueva manera de tratar enfermedad. También están trayendo a la luz varios retos que necesiten ser dirigidos antes de que los tratamientos potenciales puedan ser ampliamente utilizados en pacientes.

Para abordar estos retos y esfuerzos del combustible en todo el país, los institutos de la salud nacionales (NIH) pusieron en marcha el genoma de la célula somática que corregían programa. Entre el programa primero conceda a los beneficiarios es un grupo llevado por Todd McDevitt, doctorado, investigador mayor en los institutos de Gladstone. Concedieron las personas más de $3,6 millones durante los 5 años próximos para fijar el seguro del genoma que corregía en células humanas y tejidos.

Jennifer Doudna, doctorado, investigador mayor en Gladstone y un profesor en Uc Berkeley, financiamiento también recibido para desplegar la caja de herramientas actual para el genoma humano corrigiendo explorando las nuevas proteínas y enzimas de CRISPR-CAS que pueden reparar la DNA.

“Este programa es financiado por el fondo común del NIH, indicando la importancia--y promesa--del genoma que corrige tecnología, tal como CRISPR-Cas9,” dijo a Deepak Srivastava, Doctor en Medicina, presidente de los institutos de Gladstone. “Somos orgullosos que los investigadores de Gladstone están en una posición para tener un impacto importante en dar forma este campo y sus usos clínicos futuros.”

Para su proyecto, el experto McDevitt de la bioingeniería ha ensamblado fuerzas con otro investigador mayor en Gladstone, Bruce Conklin, Doctor en Medicina, que está promoviendo una aproximación llamada “cirugía del genoma,” que refleja la precisión de modificar terapias del genoma para requisitos particulares a los pacientes individuales.

Junto, montaron a personas de los investigadores de cabeza con experiencia complementaria en la ingeniería del tejido, el genoma corrigiendo, la terapia génica, la biología de célula madre, y la genómica unicelular. Sus colaboradores incluyen a Andrew mayo, DPhil, del Chan Zuckerberg Biohub, así como juez de Lucas, Doctor en Medicina, doctorado, y Nicole Paulk, doctorado, de Uc San Francisco (UCSF).

“Nuestro objetivo primario es desarrollar las plataformas que pueden descubrir exacto efectos nocivos del genoma el corregir sobre la función fisiológica,” dijo a McDevitt, que es también profesor en el departamento de la bioingeniería y de las ciencias terapéuticas en UCSF. “Evaluando entregas posibles del seguro y de la toxicidad en células humanas y tejidos, esperamos ayudar a evitar efectos inesperados en las juicios clínicas futuras.”

El corregir del genoma consiste en el realizar de cambios a la DNA de una persona para quitar, para insertar, o para reemplazar ciertos genes. Hasta ahora, los investigadores se han centrado en la exploración si éstos corrigen se están haciendo en los genes correctos y si otras partes de la DNA son involuntariamente afectadas.

El nuevo proyecto propuesto por el grupo de McDevitt desplegará conocimiento actual también examinando si el corregir del genoma podría llevar a los cambios inesperados en la función de células o de tejidos. Más exacto, estudiarán el fragmento del daño de la DNA que puede ser tolerado antes de causar consecuencias funcionales adversas.

Para hacer así pues, combinarán los métodos avanzados para dirigir microtissues humanos de las células madres con los nuevos enfoques para inducir el genoma exacto corrigen y descubrir cualquier daño perjudicial de la DNA.

McDevitt leverage la experiencia de su laboratorio en desarrollar los microtissues humanos que imitan fielmente la manera que diversos tipos de la célula se ordenan y función como tejidos complejos. Estos modelos servirán como plataforma ideal determinar y cuantificar resultados adversos en respuesta a corregir del genoma.

“Con el ambiente 3D de microtissues, podemos estudiar cómo las células cooperan y determinan si corrige a las consecuencias unpredicted de una causa de la célula a las células adyacentes,” a McDevitt explicado. “Como consecuencia, estos tejidos pueden ser mucho más proféticos de efectos fisiológicos que las células crecidas en un plato.”

El grupo de investigación probará diversos métodos que corrigen en corazón, cerebro, y los microtissues del hígado, dado que los tres de estos tejidos tienen usos relevantes de la enfermedad. Por ejemplo, muchas formas de la enfermedad cardíaca y de enfermedades neurodegenerative son causadas por las mutaciones genéticas que se podrían potencialmente tratar con corregir del genoma.

“Microtissues ofrece una prueba esencial antes de cualquier juicio humana,” dijo a Conklin, que es también profesor los departamentos de genéticas médicas y de la farmacología molecular en UCSF. “Puesto que los modelos animales son a menudo calculadores pobres de la actividad en seres humanos, pocos métodos existen para determinar las consecuencias previstas e involuntarias de intervenciones terapéuticas. Microtissues, sin embargo, ayudará a predecir el tipo exacto de genoma que corrige la acción que podría ser tóxica al ayudante en el diseño y la supervisión de juicios clínicas más seguras.”

Por los primeros 3 años del estudio, el equipo de investigación desarrollará métodos para descubrir la frecuencia y los tipos de genoma del lejos-objetivo corrigen que ocurren y corresponden a los resultados adversos específicos en células humanas y tejidos vivos. Entonces, utilizarán sus sistemas para probar los nuevos editores del genoma desarrollados por otras piezas del genoma de la célula somática que corrigen programa para refinar y para optimizar más lejos su aproximación.

Final, McDevitt, Conklin, y sus colaboradores compartirán sus modelos para el uso disperso de otras piezas del programa. En hacer haga, esperan proveer de la comunidad científica una nueva plataforma crítica para fijar el seguro y la eficacia del genoma que corrigen terapias antes de que se prueben rutinario en remedio clínico.

Fuente: https://gladstone.org/about-us/press-releases/36-million-study-adverse-effects-genome-editing