Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los científicos encuentran nueva manera de ayudar a asthmatics a respirar más fácilmente

En el mundo entero, 235 millones de personas de estimado sufren de asma. La mayoría de la gente puede manejar sus síntomas y vivir las vidas sanas, activas. Sin embargo, para alguno, los tratamientos actuales no son efectivos. Los síntomas de manejo pueden ser difíciles porque están estando al acecho los gatillos por todas partes.

“En un punto, tuvimos que quitar todas las alfombras de nuestro hogar. Los ácaros del polvo pueden accionar un ataque. He tenido que salir de restaurantes en el medio de una comida porque alguien perfume es demasiado fuerte. Los olores pueden accionar un ataque. Asierro al hilo a veces como no puedo salir de mi casa,” digo a Carolyn cuyo asma sea accionado por alergias. “Cuando tengo un ataque, asierro al hilo como alguien se está sentando en mi pecho, y yo estoy intentando a la respiración alrededor del peso. Es horrible, mi carrocería entera puede comenzar a sacudir y puedo aserrar al hilo mis pulmones el llenar de moco.”

En asthmatics, el guarnición de las aerovías se inflama y se hincha. Durante un ataque de asma, pasajes de aire en los aumentos de la producción del estrecho y del moco de los pulmones. Para abrir las aerovías, los asthmatics inhalan la medicación para relajar las aerovías y para reducir la inflamación del pulmón. Una tarea difícil, cuando usted está luchando para tomar una respiración y no siempre efectivo. Los ataques de asma resultan hacia adentro sobre 70.000 visitas de sala de urgencias y 250 muertes en Canadá cada año.

La universidad de los científicos de Calgary con el instituto de investigación del hospital de niños de Alberta y el instituto del cerebro de Hotchkiss en la Facultad de Medicina del Cumming han descubierto otra manera de ayudar a asthmatics a respirar más fácilmente apuntando el tratamiento en el sistema nervioso. Un estudio reciente realizado en ratas muestra las carrocerías carótidas, colecciones minúsculas de neuronas en cada lado del cuello, puede ser responsable de causar la aerovía del pulmón que se estrecha durante un ataque de asma alergénico-inducido.

“Esta idea va a salir del campo izquierdo para algunas personas. Es totalmente una nueva manera pensar en cómo la carrocería responde durante un ataque de asma,” dice al Dr. Richard Wilson, doctorado, profesor en el departamento de la fisiología y de la farmacología. “Hemos podido mostrar porqué las carrocerías carótidas reaccionan durante un ataque de asma, cómo hacen el ataque peor y quizás más importante, cómo cegarlas para prevenir un ataque.”

Las carrocerías carótidas hacen señales el cerebro por muchas razones -- el principal es respirar. Las células en las carrocerías carótidas descubren el oxígeno e informan el cerebro cuando el oxígeno es demasiado bajo. En la reacción, aumentos de respiración.

Ciertas substancias químicas en la sangre pueden también estimular las carrocerías carótidas. Durante un ataque de asma, una substancia química natural llamó el ácido lysophosphatidic, o el LPA, aumentos en los pulmones y en la sangre fluye. Las personas descubrieron que estos niveles más altos de LPA estimulan las carrocerías carótidas, y de la reacción, las carrocerías carótidas aumentan resistencia del pulmón de modo que la carrocería no pueda respirar como eficientemente.

“No contábamos con este resultado. Es antiintuitivo,” dice al Dr. Nick Jendzjowsky, doctorado, persona poste-doc. y primer autor en el estudio. “Normalmente, la resistencia del pulmón del aumento de las carrocerías carótidas para guardar las aerovías se abre de modo que no se desplomen las aerovías cuando la respiración aumenta para inhalar más oxígeno. Pero, los asthmatics han comprometido las aerovías que son completas de la inflamación; la resistencia creciente causada por las carrocerías carótidas hace más duro para que los asthmatics respiren.”

Los investigadores entonces decidían cegar los receptores en las carrocerías carótidas de poder descubrir los niveles crecientes de LPA durante un ataque de asma.

“Los resultados eran inmediatos y dramáticos. Cuando cegamos los receptores, las carrocerías carótidas no podían crear resistencia en los pulmones y el ataque de asma fue eliminado,” dice Wilson, pieza del instituto del cerebro de Hotchkiss y del instituto de investigación del hospital de niños de Alberta en el CSM. “Esto era un momento de Eureka para nosotros. Las conclusión indican que en vez de apuntar medicaciones a las aerovías durante un ataque de asma, podemos parar la aerovía que se estrecha cegando la activación del LPA de las carrocerías carótidas.”

“Esto podría abrir la puerta para un nuevo tratamiento para el asma,” agrega Jendzjowsky. “En vez de inhalar la medicación en los pulmones, remedio podía ser entregado vía una píldora o una inyección. Durante un ataque asmático severo por ejemplo, podríamos utilizar una aproximación similar a cómo EpiPens ahora se utiliza en respuesta a picaduras de insecto.”

La mudanza desde la investigación en animales a los seres humanos implica varios pasos, pero los científicos están esperanzados que estos resultados prometedores, publicados en comunicaciones de la naturaleza, animarán a otros estudios que investiguen el eslabón que han descubierto entre los ataques de asma agudos y la reacción de la carrocería carótida.