Las drogas aprobadas para el tratamiento contra el cáncer del pecho son efectivas y toleradas bien en hombres

Está creciendo prueba que las drogas aprobadas para el tratamiento del cáncer de pecho en mujeres son también efectivas y toleradas bien en hombres, según el estudio de la vida real más grande todavía investigar el tratamiento y resultados en hombres con el cáncer de pecho y dos estudios más que se denunciarán en ESMO 2018.

Aproximadamente uno en cada 100 casos del cáncer de pecho (el 1%) ocurre en hombres. Sin embargo, ha habido pocos estudios anticipados en hombres, y las juicios clínicas de los tratamientos contra el cáncer del pecho han excluido a menudo a hombres así que las recomendaciones del tratamiento se extrapolan en gran parte de los resultados de juicios clínicas en mujeres.

Para aprender más sobre el tratamiento del cáncer de pecho en investigadores de los hombres analizaba los datos clínicos cerco por la plataforma metastática del cáncer de pecho de la estrategia epidemiológica y de la economía médica (MBC de ESME) entre enero de 2008 y diciembre de 2014. Esta base de datos nacional cerco datos de la vida real a partir de 18 centros completos franceses del cáncer para todos los pacientes diagnosticados nuevamente con el cáncer de pecho metastático que comienza por lo menos un tratamiento.

Los investigadores extrajeron los datos para los hombres con el cáncer de pecho metastático incluido en la base de datos y compararon su tratamiento y resultado con ésos en mujeres. Encontraron a 149 hombres del total de 16.701 pacientes (0,89%). Los hombres eran ligeramente más viejos que las mujeres (edad media 68,1 años comparado con 60,6 años, p<0.0001). Apenas sobre tres cuartos de los hombres (105/149; ) cáncer negativo epidérmico positivo (HR+)/humano del receptor tenido de la hormona 78,4% de incremento del factor del receptor 2 (HER2) de pecho, que era una parte ligeramente más elevada que en las mujeres (65,6%, p=0.0019).

Los resultados mostraron que los hombres recibieron tratamientos similares a las mujeres con el cáncer de pecho metastático. Apenas bajo mitad de ésos con HR+/HER2-negative el cáncer de pecho (45/105, 42,9%) recibió terapia hormonal de la frente: tamoxifen (20/45), inhibidor del aromatase + hormona luteinizing que libera los análogos (LHRH) de la hormona (18/45) u otros (7/45).

Su supervivencia progresión-libre mediana era 9,8 meses, que era similar a ésa considerada en un grupo igualado de las mujeres (13,0 meses, p=0.8) con la misma edad, histología y pendiente del cáncer de pecho, situación de la metástasis y tratamiento del coadyuvante.

Uno en cuatro hombres con el cáncer de pecho de HR+/HER2- (29/105, 27,6%) fue tratado con quimioterapia de primera línea. Su supervivencia progresión-libre mediana era también similar a un grupo igualado de mujeres que recibían la quimioterapia (6,9 meses comparado con 6,3 meses, índice del peligro el intervalo de confianza de 1,24, del 95% 0.69-2.23). La supervivencia total para la población entera de hombres incluidos en la base de datos era también similar a ésa para las mujeres (41,8 meses comparado con 34,9 meses, p=0.745).

“Hemos denunciado sobre uno de la serie más grande de hombres con enfermedad metastática, con datos completos sobre su administración y resultado con diversos tipos de tratamiento,” dijo el estudio Jean-Sebastien Frenel autor, del Institut de Cancerologie de más l'Ouest, Nantes, Francia. “Encontramos que la mayor parte de los hombres con enfermedad metastática de HR+/HER2- habían recibido la quimioterapia de la frente y el alrededor 40% habían recibido terapia hormonal. La mayor parte de trataron a los pacientes que recibían terapia hormonal con tamoxifen y el resto recibió los inhibidores del aromatase. Pero pocos pacientes recibieron los inhibidores del aromatase más análogos de LHRH a pesar de algunas pautas que recomendaban que deben ser dados en la combinación.”

Frénel denunció: “La supervivencia progresión-libre ofrecida por la quimioterapia o la terapia hormonal era similar en hombres como en mujeres.” En términos de implicaciones clínicas, él sugirió: La “terapia hormonal se debe dar a los hombres con el cáncer de pecho metastático de HR+/HER2- en ausencia de crisis visceral.” Él agregó que los oncólogos deben ser conscientes que los inhibidores del aromatase no se deben dar sin análogos de LHRH. El estudio está continuando y fijará después la incidencia de la mutación de BRCA en la población de pacientes.

Comentando respecto a las conclusión para ESMO, Inés Jager, el oncólogo médico y el profesor adjunto en el instituto del cáncer de la universidad médica de Erasmus, Rotterdam, los Países Bajos dijeron: “Las características observadas estudio reciente y el resultado en de un tumor en una cohorte grande de hombres con el cáncer de pecho primario pero de tales datos extensos sobre cáncer de pecho avanzado en hombres faltaban hasta ahora.” Ella agregó: “Este nuevo estudio muestra que el pronóstico de hombres y de mujeres es similar, que está de gran valor mientras que éste alinea nuestra práctica clínica actual. Tratamos actualmente a hombres con el cáncer de pecho de una manera similar a las mujeres, que ahora es soportada por estos datos.”

Jager observó que aunque el estudio más grande de su clase, el número de hombres con el cáncer de pecho fuera todavía pequeño y los datos faltaban en el fragmento del estado avanzado de la enfermedad, de la mutación de BRAC y del tipo de quimioterapia. Sin embargo, ella dijo: “Una información más detallada y una continuación más a largo plazo indicarán si hay las características o los factores pronósticos que son específicos para los hombres, que permitirán que cambiemos práctica en el futuro.”

Tratamiento hormonal

Los resultados del primer ensayo aleatorizado anticipado para fijar diversos tratamientos hormonales en hombres con el cáncer de pecho (2) mostraron que los niveles de estradiol, una forma del estrógeno de la hormona, disminuida escarpado con una gonadotropina que liberaba el análogo de la hormona (GnRHa) más el tamoxifen o el exemestane del inhibidor del aromatase pero creciente con el tamoxifen solo midieron después de un período del tratamiento de 6 meses.

Más los de 90% de los enfermos de cáncer masculinos del pecho tienen enfermedad de HR+. El Tamoxifen es actualmente la terapia hormonal de la asistencia estándar pero hay datos limitados sobre su eficacia y seguro en hombres y poca información sobre la otra hormona que ciega tratamientos.

La juicio Male-GBG54 seleccionó al azar a 55 hombres con el cáncer de pecho a la terapia hormonal con uno de tres regímenes como terapia complementaria o metastática por seis meses: tamoxifen (20mg por día); tamoxifen + gonadotropina que libera el análogo de la hormona (GnRHa) (subcutáneo cada 3 meses); exemestane (25mg/day) + GnRHa.

El Tamoxifen ciega el estrógeno de sujetar a los receptores de la hormona en las células cancerosas mientras que el exemestane es un inhibidor del aromatase que inhibe síntesis del estrógeno. El uso de los análogos de GnRH en hombres con el cáncer de pecho es polémico pero se basa en reducir niveles de testosterona cuando está utilizado conjuntamente con los inhibidores o los antiandrogens del aromatase.

Los resultados denunciados en ESMO 2018 mostraron el de nivel mediano del estradiol creciente en el 67% en tres meses y en el 41% en seis meses en los hombres tratados con el tamoxifen solo. En cambio, los niveles del estradiol disminuyeron por el 85% después de tres meses en los hombres tratados con un análogo de GnRH más el tamoxifen y por el 73% en ésos que recibían un análogo de GnRH más exemestane. Los niveles de Estradiol continuaron ser disminuidos en seis meses con los análogos de GnRH más el tamoxifen o el exemestane. Estas terapias fueron toleradas bien sin señales de seguro.

Los investigadores también fijaron el impacto del tratamiento en calidad de vida y la función sexual en hombres con el cáncer de pecho tratado con terapia hormonal por primera vez, usando un cuestionario validado (los síntomas de los varones del envejecimiento escalan el cuestionario) y la evaluación de la función eréctil (índice internacional de la función eréctil). Los resultados mostraron que el tamoxifen tenía poco impacto en calidad de vida relativa a la salud o función eréctil en hombres con el cáncer de pecho mientras que la combinación del análogo de GnRH más exemestane tenía un efecto nocivo importante sobre ambas dimensiones.

El autor importante Mattea Reinisch, de Klinikum Essen-Mitte, Essen, Alemania, dijo: “Observamos una disminución profunda y estable del estradiol de los pacientes que recibían la combinación del tamoxifen o de un inhibidor del aromatase más GnRH por seis meses de la terapia dentro de la juicio masculina. La supresión del estradiol periférico es una condición necesaria para una ventaja terapéutica de la terapia endocrina en hombres con el cáncer de pecho al recibir un inhibidor del aromatase más el análogo de GnRH. Dentro de la arma de la monoterapia del tamoxifen, los valores del estradiol crecientes. Estos cambios se saben de enfermos de cáncer femeninos del pecho y fueron preveídos.”

Reinisch agregó: La “monoterapia del Tamoxifen se debe guardar como terapia hormonal estándar para los hombres con el cáncer de pecho. Los efectos secundarios son moderado, empeorando apenas comportamiento sexual. La combinación con GnRH influenció el bienestar y la función eréctil de los pacientes profundo.”

Comentando respecto al estudio, el profesor adjunto Inés Jager dijo: “Los autores deben ser felicitados con un ensayo aleatorizado en una población tan rara del estudio, que debe haber sido un esfuerzo real. Sin embargo, es deplorable que la supresión del estradiol en 3 meses era la punto final primaria. Aunque sea relevante saber si y en qué medida los niveles E2 cambian en un cierto plazo durante diversas estrategias endocrinas del tratamiento, por lo que sé la supresión E2 en 3 meses es ni una punto final sustituta validada ni clínico útil para la eficacia del tratamiento endocrino.”

Jager agregó: “Encontrar que el tamoxifen sin un agonista de LHRH llevó a un aumento pronunciado de los niveles E2 después de que 3 y 6 meses del tratamiento no sean nuevos, aunque el grado del aumento sea algo inesperado.” Pero ella advirtió que la punto final usada en el estudio no contestó a la cuestión de si un agonista de LHRH se debe agregar al tamoxifen en hombres y la investigación adicional es necesaria en esto. “Debido a los efectos secundarios severos de los agonistas de LHRH en hombres y al impacto negativo en la calidad de vida, claridad sobre esto es de gran importancia clínica.”

Prolongar sensibilidad a las terapias hormonales

El ribociclib relacionado del inhibidor de la cinasa 4 y 6 del cyclin (inhibidor CDK4/6) más el letrozole del inhibidor del aromatase tiene seguro y tolerabilidad comparables como terapia de primera línea en hombres con el cáncer de pecho avance HR+/HER2- a ésa considerada en mujeres, según resultados del preliminar de una juicio internacional de la fase 3 denunciada en ESMO 2018.

La mayoría de los pacientes con el cáncer de pecho de HR+ hacen resistentes a las terapias hormonales tan allí son en un cierto plazo mucho interés en encontrar tratamientos para prolongar o para restablecer sensibilidad. La inhibición del CDK4/6 se ha determinado como objetivos potenciales para vencer o demorar resistencia a la terapia hormonal en HR+/HER2-breast avanzado.

El ribociclib del inhibidor CDK4/6 es aprobado para el uso conjuntamente con un inhibidor del aromatase para tratar a las mujeres posmenopáusicas con el cáncer de pecho avance HR+/HER2- que no han recibido ningún tratamiento anterior para el cáncer de pecho avanzado basado en resultados de una juicio que mostraba supervivencia progresión-libre importante prolongada. Sin embargo, no incluyeron a los hombres en el estudio.

Los 20 hombres incluidos de ensayo internacionales CompLEEment-1 con HR+, HER2- avance el cáncer de pecho en los primeros 1008 pacientes alistados quién terminó 56 días de continuación o interrumpidos antes de atajo de los datos. Los trataron sobre una base de la abierto-escritura de la etiqueta con el ribociclib (600mg por semana del día, 3 de las semanas on/1 lejos) más el letrozole (2.5mg/day). Los pacientes masculinos también recibieron el goserelin concomitante (implante subcutáneo 3.6mg cada 28 días). Un análisis interino planeado de antemano conducto aproximadamente 15 meses después del primer paciente primero visita para el resultado primario del seguro y de la tolerabilidad.

Los resultados denunciados en ESMO 2018 mostraron que las acciones adversas más frecuentes de hombres eran los rubores calientes (30,0%), la neutropenia (20,0%) y el estreñimiento (20,0%). Acciones adversas de la severidad de la pendiente 3 o una neutropenia incluida más alta (4 pacientes, 20,0%), aminotransferasa creciente de la alanina (2 pacientes, el 10%) y aminotransferasa creciente (1 paciente, 5,0%). La prolongación del cuarto de galón era infrecuente, de ocurrencia en 3 hombres (15,0%) y todas las acciones era la pendiente 1 o 2.

Apenas sobre una mitad (35,0%) de hombres requirió la reducción o la interrupción de la dosis debido a las acciones adversas, mientras que dos hombres interrumpieron el tratamiento debido a las acciones adversas.

“Podemos concluir en esta subpoblación de hombres que la tolerabilidad y la toxicidad prevista con el ribociclib en hombres sea no diferentes a las mujeres. Y esto aumenta nuestra confianza en los datos obtenidos en juicios grandes con las mujeres para traducir los resultados y la aplicabilidad a los hombres, “dijo al autor importante Claudio Zamagni, jefe del pecho y de la oncología médica ginecológica, hospital de Sant'Orsola Malpighi, Bolonia, Italia. La combinación de la terapia hormonal más ribociclib se debe considerar como opción también para los pacientes masculinos con el cáncer de pecho metastático de HR+ HER2-,” él sugirió. Él observó que éste era el primer estudio para fijar el seguro de un inhibidor CDK4/6 en hombres, agregando que los datos de la eficacia serán denunciados con una continuación más a largo plazo en el futuro.

Comentando respecto al estudio, el profesor adjunto Inés Jager consideraba que las limitaciones eran los pequeños números y la falta de datos de la eficacia a la hora de la información. Ella dijo: “Como se esperaba, no había diferencias principales en el seguro comparado a los datos previamente publicados de la toxicidad para las mujeres, a excepción de la incidencia de la neutropenia.” Éste era menos frecuente comparado con los enfermos de cáncer femeninos del pecho en el estudio de MONALEESA 2 (pendiente 3/4: 20,0% en hombres comparado con 59,3% en mujeres).

Jager sugirió que si los resultados similares fueron mostrados en otros estudios, esto podría estar de interés desde un punto de vista mecánico. “Una de las explicaciones pudo ser que hay un efecto tóxico género-relacionado sobre médula. Alternativamente, podría ser una reflexión de diversas concentraciones del plasma de ribociclib en hombres y las mujeres,” ella sugirió. Si éste era el caso, la eficacia podría ser más inferior en hombre. Ella continuó: “El primer paso adelante es comparar el resultado entre los hombres y las mujeres dentro del CompLEEment estudian, así como cruz-comparan con otros estudios en mujeres.”

El resúmen de los tres estudios, el Dr. Stefan Zimmerman, centro Hospitalier Universitaire Vaudois, Suiza, dijo: Los “enfermos de cáncer masculinos del pecho parecen beneficiarse de terapia endocrina a un grado similar como mujeres. Además, estos resultados de investigación agregan a la literatura actual que sugiere que la adición de los análogos de GnRH pudo perfeccionar en el tamoxifen solamente, pero los estudios con puntos finales clínicas son necesarios. Pasado, es urgente que las estrategias que han probado efectivo en resistencia defering a la terapia endocrina en mujeres están exploradas en los hombres con el cáncer de pecho avanzado también, incluyendo los inhibidores CDK4/6.”

Fuente: https://www.esmo.org/Press-Office/Press-Releases/ESME-GBG54-CompLEEment-male-breast-cancer-tamoxifen-Sirieix-Reinish-Zamagni