La nueva nano-inmunoterapia asciende la aceptación a largo plazo de órganos trasplantados

Los investigadores en la Facultad de Medicina del monte Sinaí han desarrollado una nueva inmunoterapia nanotecnologÃa-basada que asciende la aceptación a largo plazo del trasplante en un modelo animal.

Estudio de África | Shutterstock

El revelado, que se describe en la inmunidad del gorrón, podría transformar atención a los pacientes y ofrecer una solución a los problemas que se ponen de pie de la manera de resultados acertados del trasplante.

Si esto se puede traducir con éxito a la clínica, éste puede eliminar la necesidad de la medicación inmunosupresiva de por vida, contínua y ofrecer una solución prometedora para el trasplante acertado del órgano”

Jorge Ochando, autor del estudio

Un órgano trasplantado es rechazado por la carrocería cuando las células inmunes naturales llamadas las células mieloides inducen a las T-células que lo ataquen. Para prevenir esta inmunorespuesta, los pacientes deben tomar las drogas que suprimen esta actividad del linfocito T, pero ésta que humedece hacia abajo del sistema inmune del paciente las deja vulnerables a la infección y al cáncer. Los pacientes también tienen que tardar a más que docena píldoras cada día para el resto de sus vidas.

Ahora, Ochando y los colegas han desarrollado una nano-inmunoterapia que las células mieloides de los objetivos y previenen su activación y su accionar de T-células. Las T-células son inafectadas por la terapia y mantienen su función usual, pero sin atacar el órgano trasplantado.

En vez de suprimir los efectos del trasplante del órgano (T-células activadas), estamos previniendo la causa (activación mieloide de la célula) en una moda altamente específica con todo a corto plazo. Es una aproximación totalmente diversa que se puede emplear a otras condiciones que sean caracterizadas por inmunidad entrenada maladaptive, tal como enfermedades autoinmunes y cardiovasculares,”

Willem Mulder, co-autor.

En un modelo del ratón, los autores encontraron que 100 días después del trasplante de corazón, los ratones que fueron dados la nano-inmunoterapia pero ninguna terapia estándar del anti-rechazo habían validado el trasplante. Todos los ratones que no recibieron cualquier terapia rechazaron el trasplante dentro de diez días y de todos los ratones que recibieron solamente las drogas estándar rechazaron el trasplante en el plazo de 50 días.

Mulder dice que las esperanzas de las personas la nueva nano-inmunoterapia pueden convertirse en la asistencia estándar para los beneficiarios del trasplante de órgano, eliminando la necesidad de la medicación y fomentar eventual el tratamiento.

“Puede aumentar el índice de éxito de trasplante del órgano y lo hace más seguro y un proceso más fácil para los pacientes,” él concluye.

Fuente: https://www.eurekalert.org/pub_releases/2018-11/tmsh-msd103118.php