Los escritorios del pedal podrían ayudar a dirigir riesgos para la salud en trabajadores sedentarios, el estudio sugiere

Un estudio experimental reciente de los kinesiologists en la universidad de Massachusetts Amherst encontró eso pedaling mientras que las tareas de trabajo de conducto perfeccionaron reacciones de la insulina a una comida de la prueba. Los investigadores llevados por el Dr. Estuardo Chipkin encontraron que los niveles de la insulina que seguían la comida eran más inferiores cuando los trabajadores sedentarios utilizaron un escritorio del pedal comparado a un escritorio estándar. Además, las habilidades del trabajo no fueron disminuidas en la condición pedaling.

Chipkin y los colegas concluyen que los escritorios del pedal “podrían tener el potencial de lograr metas de la medicina del trabajo pública y en ambientes sedentarios del trabajo.” Señalan que la inactividad física y los ambientes sedentarios del trabajo se han conectado a índices más altos de obesidad, de diabetes y de enfermedad cardíaca a través de la resistencia a la insulina y de otros mecanismos. Los resultados aparecen en la aplicación de octubre el remedio y la ciencia en deportes y ejercicio.

Chipkin, endocrinólogo que estudie el impacto de la actividad física y de las medicaciones en sensibilidad de la insulina y el metabolismo del músculo esquelético en la escuela de UMass Amherst de la salud pública y de las ciencias de la salud, explica eso en vez de abordar el problema intentando exprimir actividad intermitente en una rutina en gran parte sedentaria del trabajo, “nosotros eligió considerar integrar actividad física en el día laborable.”

Él y los colegas aserraban al hilo que las opciones ahora disponibles para los oficinistas - los escritorios de vigente y los escritorios de la rueda de ardilla - no son posibles utilizar para los movimientos enteros y pueden incluso plantear algunas barreras, tales como vigente demasiado de largo. Por el contrario, un escritorio del pedal se puede utilizar en una posición asentada en el propio paso del utilizador para mientras que poco o tanta hora como el trabajador elige.

Aunque no hay actualmente escritorios comerciales del pedal en el mercado, Chipkin y los colegas podían utilizar un escritorio del pedal de Pennington del prototipo co-inventado por el investigador Catalina Tudor-Locke, co-autor de la kinesiología de UMass Amherst que no determinó diseño del estudio ni tenía cualquier contacto con los participantes o estudió datos.

Para este trabajo, los investigadores reclutaron 12 gordos/a tiempo completo oficinistas sedentarios obesos, seis hombres y a seis mujeres, y las probaron en dos condiciones, pedaling en el paso autoseleccionado de la luz-intensidad por dos horas, y trabajando mientras que estaban asentados por dos horas en un escritorio convencional. En ambas condiciones, los participantes realizaron tareas computarizadas y fueron probados en habilidad del ratón, velocidad y exactitud mecanografiado, la comprensión y la concentración de lectura/la atención.

Los participantes también ofrecieron muestras de sangre después de comer una comida liviana para el análisis de reacciones metabólicas de la glucosa, insulina y ácidos grasos libres, un eslabón entre la obesidad, resistencia a la insulina y tipo - diabetes 2.

Chipkin y los colegas denuncian que el uso del escritorio del pedal requirió importante menos insulina mantener las concentraciones de la glucosa comparadas con usar el escritorio estándar. Él observa, “él tomó mucho menos insulina para guardar sus azúcares de sangre lo mismo. Esto significa que la carrocería no trabaja así que mantiene difícilmente niveles de la glucosa en sangre y del ácido graso con el uso del escritorio del pedal comparado a un escritorio estándar. Desde el punto de vista metabólico, el escritorio del pedal parece ser útil y desde el punto de vista del trabajo, tareas de trabajo no fue empeorado.”

“Mientras que no había cambios en glucosa en sangre o ácidos grasos libres, no se preveería ningunos en un grupo de temas sin diabetes,” él observan. En los estudios futuros, Chipkin proyecta explorar el impacto del escritorio del pedal en gente con diabetes.

Fuente: http://www.umass.edu/newsoffice/article/pilot-study-suggests-pedal-desks-could