La investigación destaca cambios físicos en el cerebro de muchachas adolescentes uno mismo-dañosas

Los cerebros de los adolescentes que empeñan a formas serias del uno mismo-daño, incluyendo el corte, demostración ofrecen similar a ésos vistos en adultos con desorden de personalidad límite, una enfermedad mental severa y difícil de tratar, un nuevo estudio han encontrado.

Los volúmenes reducidos del cerebro considerados en estas muchachas confirman - y no apenas del comportamiento - cambios biológicos y deben incitar esfuerzos adicionales de prevenir y tratar el daño infligido a sí mismo, un factor de riesgo sabido para el suicidio, dijo al autor importante Theodore Beauchaine, profesor del estudio de la psicología en la universidad estatal de Ohio.

Esta investigación es la primera para destacar cambios físicos en el cerebro en los adolescentes que se dañan.

Las conclusión son especialmente aumentos recientes dados importantes en el uno mismo-daño en los E.E.U.U., que ahora afecta a tanto como 20 por ciento de adolescentes y se está viendo anterior en niñez, Beauchaine dijeron.

Las “muchachas están iniciando uno mismo-daño en más joven y edades más jovenes, muchas antes de la edad 10,” él dijo.

Formas que cortan y las otras del uno mismo-daño preceden a menudo el suicidio, que aumentó entre 10 - a las muchachas de 14 años cerca el 300 por ciento a partir de 1999 a 2014, según datos de los centros para el control y prevención de enfermedades. Durante ese mismo tiempo, había un aumento del 53 por ciento en suicidio en más viejas muchachas adolescentes y mujeres jovenes. el Uno mismo-daño también se ha conectado a la diagnosis posterior del desorden de la depresión y de personalidad límite.

En adultos con desorden de personalidad límite, las anormalidades estructurales y funcionales están bien documentadas en varias áreas del cerebro que ayuden a regular emociones.

Pero hasta esta investigación, nadie había observado los cerebros de los adolescentes que empeñan a uno mismo-daño para ver si hay cambios similares.

El nuevo estudio, que aparece en el revelado y la psicopatología del gorrón, incluyó a 20 adolescentes con una historia del uno mismo-daño severo y de 20 muchachas sin la historia del uno mismo-daño. Cada muchacha experimentó proyección de imagen de resonancia magnética de su cerebro. Cuando los investigadores compararon los volúmenes totales del cerebro de las 20 muchachas uno mismo-dañosas con ésos en el grupo de mando, encontraron claramente disminuciones del volumen en las partes del cerebro llamado la corteza insular y la convolución del cerebro frontal inferior.

Estas regiones, que están al lado de otra, son dos de varias áreas donde están más pequeños los volúmenes del cerebro en adultos con desorden de personalidad límite, o los BPD, que, como el corte y otras formas del uno mismo-daño, es mas comun entre hembras. Las bajas del volumen del cerebro están también bien documentadas en la gente que ha experimentado abuso, negligencia y trauma, Beauchaine dijo.

El estudio también encontró una correlación entre el volumen del cerebro y las muchachas uno mismo-denunciadas los niveles de dysregulation de la emoción, que fueron recolectados durante entrevistas antes de las exploraciones de cerebro.

Beauchaine dijo que este estudio no significa que todas las muchachas que se dañan continuarán desarrollar el BPD - pero destaca una necesidad sin obstrucción de hacer un mejor trabajo con la prevención y la intervención temprana.

“Estas muchachas están en de alto riesgo para el suicidio eventual. el Uno mismo-daño es el calculador más fuerte del suicidio fuera de tentativas anteriores del suicidio,” Beauchaine dijo. “Pero hay más probable una oportunidad aquí de prevenir eso. Sabemos que estas regiones del cerebro son realmente sensibles a los factores exteriores, positivos y negativos, y que continúan convertirse hasta el final en el mid-20s,” él dijo.

Los adolescentes que uno mismo-hieren son más ansiosos, más deprimidos y más hostiles que sus pares que son expertos también referidos de la salud mental, los estudios anteriores han mostrado. Estas nuevas pruebas del cerebro-volumen alientan el argumento que el uno mismo-daño se debe ver como signo potencial de la enfermedad seria, peligrosa para la vida, Beauchaine dijo, no agregando que hay ninguna prevención importante proyectan a muchachas preadolescentes actualmente dirigidas en los Estados Unidos. En lugar, la mayoría de las intervenciones actuales comienzan en adolescencia cuando el riesgo para el uno mismo-daño es el más grande.

“Mucha gente reacciona a las muchachas que cortan diciendo, “ella apenas lo está haciendo para la atención, ella debe apenas golpear la lejos, “solamente nos necesite tomar este seriamente y el foco en la prevención. Es lejos más fácil prevenir un problema que invertirlo,” él dijo.

Él dijo que es importante reconocer que la investigación no establece si el volumen disminuido del cerebro considerado en el estudio precedió el uno mismo-daño, o emergió después de que las muchachas comenzaran a herirse.

Otros estudios que observan cambios del cerebro son necesarios ayudar a investigadores mejor a entender el lazo entre las diferencias y el uno mismo-daño estructurales y cómo ésos pudieron corresponder al BPD y a otros trastornos mentales abajo del camino, a Beauchaine dijeron.

“Si podemos aprender más sobre cómo los adultos con desordenes psiquiátricos consiguieron allí, estamos en una posición mucho mejor para tomar el cuidado de la gente con estas enfermedades, o aún párelas del suceso en el primer lugar,” él dijo.

Un estudio previamente publicado en estas mismas muchachas aplicó MRI funcional durante una tarea en la cual él podría recibir recompensas monetarias. Los investigadores vieron las reacciones disminuidas a la recompensa en esas muchachas con una historia del uno mismo-daño - los resultados del cerebro que parecían similares a los estudios anteriores de adultos con desordenes de humor y desorden de personalidad límite.

el “Uno mismo-daño es un fenómeno que está aumentando, y que es exterior menos común de los Estados Unidos. Está diciendo algo sobre nuestra cultura que está suceso éste, y debemos hacer sea cual sea podemos buscar maneras de prevenirlo, a” Beauchaine dijimos.

Fuente: https://news.osu.edu/brain-changes-found-in-self-injuring-teen-girls/