El modelo nuevo de FSHD podía ser útil para estudiar eficacia de la terapéutica experimental

La distrofia muscular facioescapulohumeral (FSHD) es la distrofia muscular dominante heredada más frecuente del mundo. Hasta la fecha, no hay tratamientos farmacológicos disponibles para las más de 850.000 personas afectadas por todo el mundo.

Desarrollar los modelos a utilizar para probar la terapéutica potencial ha sido un reto para la comunidad de investigación.

“Apenas un poco durante hace una década, no conocíamos el gen o mecanismo responsable de FSHD,” dice a Scott Harper, doctorado, investigador principal en el centro para la terapia génica en el instituto de investigación en el hospital de niños a escala nacional. “En relativamente un breve periodo de tiempo, hemos visto muchos cambios grandes que ayudarán a mover el campo adelante.”

Uno de ésos avance viene del laboratorio de Harper. En un estudio publicado [hoy] en discernimientos de JCI, el Dr. Harper y sus personas describen un modelo del ratón de FSHD que se pueda utilizar para el revelado de la terapéutica.

“Presentamos un modelo extensivamente caracterizado que recapitule muchas características de FSHD, y lo mostramos para ser útiles en estudiar la eficacia de la terapéutica experimental,” dice al Dr. Harper. “Es la culminación de nueve años de trabajo en nuestro laboratorio, y nos sentimos confiados que ayudará en el descubrimiento y el revelado de la terapéutica para los pacientes con FSHD.”

DUX4 es la proteína responsable de FSHD. Cuando DUX4 se expresa en una célula, acciona los caminos celulares que llevan a la muerte celular. En el caso de FSHD, esta muerte celular ocurre en músculos esqueléticos. FSHD presenta generalmente alguna vez en la segunda década de vida o de más adelante, aunque puede ocurrir en cualquier edad.

“Una de las razones que ha sido desafiador crear los modelos animales para FSHD es que DUX4 es tan increíblemente tóxico,” dice al Dr. Harper. “Incluso las pequeñas cantidades producción “permeable de” de DUX4 hacen difícil conseguir los animales convertirse correctamente. Para producir los ratones que quisimos, necesitamos controlar cuando y donde DUX4 sería girado en ratones.”

¿Tan cómo lo hicieron? El modelo del ratón que crearon, llamado ratones TIC-DUX4, sólo DUX4 expreso cuando los exponen al Tamoxifen de la droga. Esto significa que pueden convertirse normalmente, sin la producción DUX4. Entonces, los investigadores pueden girar el gen DUX4 dando a los ratones el girasol Tamoxifen conteniendo aceite oral. El resultado es también dependiente de la dosis, significando que el nivel de la expresión génica DUX4 puede ser ajustado ajustando la dosis del Tamoxifen.

En la publicación, las personas continúan describir cómo utilizaron con éxito el modelo para probar AAV1. Follistatin, un gen el músculo-fortalecer, como tratamiento para la debilidad muscular en los ratones TIC-DUX4.

“Follistatin se ha mostrado para ser seguro cuando está entregado a los seres humanos con otros dystrophies musculares, tales como Becker y Duchenne,” dice al Dr. Harper. “Mientras que la eficacia se puede limitar en esos casos, porque son más agresivos, pensamos que la progresión típicamente más lenta de FSHD puede hacerle a un mejor candidato a la terapia de Follistatin. Nuestro experimento aquí muestra que puede ayudar a aumentar la masa y la fuerza del músculo en los ratones de FSHD, incluso en presencia de la expresión DUX4. Aunque más trabajo necesite ser hecho, creemos que nuestro estudio muestra que la terapia génica de Follistatin puede demostrar ser un tratamiento potencial prometedor para la debilidad muscular FSHD-asociada.”