Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

el interfaz de la Cerebro-computador permite a gente con tetraplegia operar los dispositivos de la tablilla

Tres participantes de la juicio clínica con parálisis charlaron con la familia y los amigos, hicieron compras en línea y utilizaron otras aplicaciones informáticas de la tablilla, todo apenas pensando en la puntería y enganchar de un ratón.

Un interfaz de investigación de la cerebro-computador (BCI) puede permitir a gente con parálisis operar directamente un dispositivo disponible de la tablilla pensando en la fabricación de los movimientos del cursor y engancha, según el 21 de noviembre de 2018 publicado estudio en el gorrón PLOS UNO del abierto-acceso por Paul Nuyujukian, las Albitas-Sanabria de Jose, y Jad Saab del consorcio de BrainGate, de los E.E.U.U., y de los colegas.

Un participante en la juicio clínica de BrainGate controla directamente una computador de la tablilla a través de un interfaz de la cerebro-computador. El participante, músico, jugó un recorte de la “oda a la alegría” en un interfaz digital del piano. La investigación, publicada en PLOS UNO, es un paso hacia restablecer la capacidad de la gente con parálisis de utilizar tecnologías diarias.
Haber: Nuyujukian y otros, 2018

Tres participantes de la juicio clínica con tetraplegia recibieron el implante de investigación del interfaz de la cerebro-computador de BrainGate, que descubre las señales asociadas a los movimientos previstos producidos en la corteza del motor del cerebro. Estas señales de los nervios fueron encaminadas a un interfaz de Bluetooth configurado para trabajar como un ratón inalámbrico. El ratón virtual entonces fue emparejado a una tablilla sin modificar del nexo 9 de Google, que tenía todo el software cargado de la accesibilidad apagado.

Entonces pidieron los participantes realizar un equipo de tareas usando la tablilla, diseñaron ver que como de bien podían navegar dentro de una variedad de apps de uso general, y muévase desde el app al app. Los participantes hojearon con selecciones de la música en un servicio que fluía, exploraron para los vídeos en YouTube, enrollado a través de un aggregator de las noticias y correos electrónicos compuestos y charlas.

El estudio mostró que los participantes podían componer a 22 selecciones de apuntar y cliquear por minuto mientras que usaban una variedad de apps. En apps del texto, los participantes podían pulsar hasta 30 caracteres efectivos por minuto usando interfaces estándar del correo electrónico y del texto. Además, los participantes denunciaron encontrar el interfaz intuitiva y la diversión al uso. Uno dijo, “aserraba al hilo más natural que los tiempos que recuerdo usar un ratón.” Otros denunciaron tener “más mando sobre esto que qué utilizo normalmente.”

Los autores observan que este estudio tiene el potencial de abrir nuevas líneas importantes de comunicación entre los pacientes con déficits neurológicos severos y sus proveedores de asistencia sanitaria, especialmente puesto que el sistema de interfaz de la cerebro-computador no requiere una tecnología de comunicación assistive especial funcionar.

“Era grande ver a nuestros participantes hacer su manera con las tareas que las pedimos que realizarse, solamente la pieza más gratificante y diversiones del estudio era cuando acaban de hacer lo que quisieron hacer - usando los apps de que tuvieron gusto para los vídeos que hacían compras, de observaciones o apenas charlar con los amigos,” dijo al Dr. Paul Nuyujukian del autor importante. “Uno de los participantes nos informó al principio de la juicio que una de las cosas que ella quiso realmente hacer era jugar música otra vez. Ver tan su juego en un teclado digital era fantástico.”