Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio examina tendencias en los opiáceos prescritos para los niños y los adolescentes

Mientras que la crisis del opiáceo sigue siendo una preocupación importante de la salud pública en los Estados Unidos por la gente de todas las edades, relativamente poca investigación ha conducto en poblaciones más jovenes. Un nuevo estudio de los investigadores de Brigham y del hospital de las mujeres examinó las tendencias en los opiáceos prescritos para los niños y los adolescentes en un análisis de datos entre 2004 y 2017 de un proveedor comercial grande del seguro. Los investigadores observaron un movimiento hacia abajo en recetas del opiáceo en niños y adolescentes, que alinea con tendencias previamente denunciadas en poblaciones adultas. Sus resultados se publican en pediatría del JAMA.

Los “estudios anteriores han mostrado que, entre 1997 y 2012, el índice de hospitalizaciones debido a los envenenamientos del opiáceo duplicó casi en niños y adolescentes de los E.E.U.U. La comprensión de configuraciones del uso del opiáceo en niños y adolescentes es importante porque el uso en vida temprana se ha asociado a una probabilidad más alta del uso erróneo del opiáceo en el futuro,” dijo a primer autor Joshua Gagne, PharmD, ScD, de la división de Brigham de Pharmacoepidemiology y de Pharmacoeconomics. “Intentamos examinar un opiáceo más reciente que prescribía tendencias en poblaciones más jovenes pues esta categoría de edad understudied constantemente.”

Los regímenes de la receta del opiáceo del paciente no internado y (meses tres o más consecutivos) uso a largo plazo del opiáceo fueron evaluados en individuos 18 años o más jovenes de una base de datos comercial grande del seguro, centro comercial de datos de Optum Clinformatics. La base de datos incluyó las poblaciones diversas de los 50 estados con aproximadamente 2,5 millones de individuos en este rango de edad hacia adentro cada año. El análisis incluyó todos los opiáceos orales usados para el dolor, excepto los suppressants de la tos. Los investigadores entonces calculaban la incidencia mensual de las recetas del opiáceo por 1.000 individuos para cada año entre 2004 y 2017.

En 2004, un promedio de 3 de cada 1.000 niños y los adolescentes recibieron una receta del opiáceo del paciente no internado en un mes dado. Entre 2009 y 2012, este número aumentó a 4 de cada 1.000 antes de caer a 2 por 1.000 niños y adolescentes en 2017. Esta tendencia fue impulsada por una disminución de recetas del bitartrato del hydrocodone, de uno de los opiáceos lo más común posible dispensados a los niños y de adolescentes. La dispensación del oxycodone seguía siendo estable en un cierto plazo y no aumentó después de los E.E.U.U. Food and Drug Administration (FDA) aprobó una versión de la extendido-baja para los niños en 2015.

“Estos resultados muestran que los opiáceos de la receta dispensaron a los niños y los adolescentes han estado disminuyendo desde 2012,” escribieron a los autores. “A pesar de las tendencias a baja para las recetas del opiáceo, la frecuencia del uso del opiáceo sigue siendo alto dado los riesgos asociados a estas medicaciones en poblaciones más jovenes.”