El nuevo centro de investigación colaborativo Maguncia-basado apunta explorar la reparación de la DNA y la estabilidad del genoma

A partir del 1 de enero de 2019, el asiento de investigación alemán (DFG) financiará el nuevo centro de investigación colaborativo (CRC) 1361 en la regla de la reparación de la DNA y de la estabilidad del genoma. Profesor Helle Ulrich de la universidad Maguncia (JGU) de Juan Gutenberg asumirá el papel del portavoz del grupo, que también incluirá al instituto del gGmbH de la biología molecular (IMB) en Maguncia, Technische Universität Darmstad, Luis-Maximilians-Universität München, y la universidad Francfort de Goethe. Esta alianza interdisciplinaria reunirá a expertos en biología estructural, química orgánica, bioquímica, célula y la toxicología molecular del biología así como genética. Inicialmente, el CRC recibirá sobre $europa de los 10 millón durante el primer período de cuatro años del financiamiento. Con su investigación, intentará ampliar nuestro conocimiento de cómo los diversos sistemas de la reparación de la DNA aseguran la estabilidad del genoma y de la información que contiene.

Por término medio, la información genética de cada célula en nuestra carrocería se daña aproximadamente 10.000 por un día, y cada uno de estos daños puede, en principio, llevar a una modificación (mutación) esa da lugar en el revelado del cáncer o al envejecimiento prematuro. Para prevenir esto y también hacer frente a la enorme cantidad de daño, las células pueden llamar en un arsenal de los mecanismos de la reparación que protegen nuestros genes. Es estos mecanismos que el CRC nuevo-financiado apuntará desenredar: cómo se regulan y cómo obran recíprocamente para reparar daño.

El daño de la DNA se puede causar por la exposición a los factores ambientales tales como radiación y substancias químicas determinadas. Sin embargo, puede también ser el resultado del metabolismo celular normal, que produce continuamente las moléculas reactivas que pueden ser dañinas a nuestra DNA. Tal daño puede evitar que la información genética sea salvada, que copiada, y que leída. Sin embargo, las células tienen una amplia gama de mecanismos que puedan proteger y reparen su DNA.

El destino de una célula es determinado en gran parte por la acción recíproca de estos mecanismos que regulen el equilibrio entre la muerte celular y la supervivencia de la célula, y también entre la reparación del daño y el revelado sin error de una mutación. La reparación de la DNA puede, por lo tanto, contribuir a y prevenir el revelado del cáncer. Contribuye a los efectos citotóxicos del tratamiento contra el cáncer, que mata a las células, y al mismo tiempo a la capacidad indeseada de células cancerosas de resistir el tratamiento. En el contexto más amplio, mecanismos de esta clase que se suponen mantener el juego de la estabilidad del genoma real también un papel en la evolución, pues en efecto aumentan la diversidad genética en la cual se basa la selección natural. Además, la reparación de la DNA no sólo protege nuestros genes pero también ayuda a regular actividad de gen.

El objetivo del nuevo CRC Maguncia-basado es determinar los factores que pueden causar la inestabilidad genomic y sus efectos biológicos, los caminos de la transmisión de señales que están implicados en descubrir daño de la DNA y los mecanismos usados por las células para protegerse contra este daño. Además, el CRC investigará cómo se regulan los diversos caminos de la reparación de la DNA y cómo las acciones recíprocas entre ellos son controladas. Tal investigación implicarán el uso de técnicas avanzadas en microscopia, el proteomics, y la genómica así como los últimos métodos que habilitan el reconocimiento y la cuantificación del daño de la DNA y de la reparación de la DNA.

Helle Ulrich, profesor en la facultad de JGU de biología, el director ejecutivo de IMB, y el portavoz del CRC, considera la formación del centro de investigación colaborativo ser una acción del punto de referencia en tierra para Maguncia y Alemania: “Con su financiamiento, el asiento de investigación alemán nos está dando la oportunidad de establecer un nuevo cubo de la investigación en este campo biomédico importante en Alemania. La promoción de ambos proyectos de investigación innovadores y de las estructuras que las soportan ha proveído de Maguncia la oportunidad de explotar sinergias y de alcanzar los centros de cabeza del mundo en este campo.”

La línea del financiamiento del CRC Del DFG anima las sociedades a largo plazo de la investigación que duran hasta doce años en los cuales los científicos cooperen en un programa de investigación interdisciplinario. El objetivo es desarrollar un foco y una estructura institucionales por perseguir innovador, exigir, extenso, y proyectos de investigación a largo plazo que implican la coordinación y la consolidación del estado mayor y recursos en las universidades del ordenador principal.

Profesor Helle Ulrich, que es el portavoz del CRC, es director ejecutivo del instituto de la biología molecular y de un profesor en la facultad de biología en la universidad Maguncia de Juan Gutenberg.

Fuente: http://www.uni-mainz.de/eng/