Los mapas epigenéticos del oido interno podían llevar al revelado de la terapéutica para la pérdida de oído

Epigenetics es la expresión y el mando de genes. El epigenetics implicado en el oido interno es una parte crítica del misterio de la audiencia. Las personas llevadas por profesor Karen B. Avraham, vice decano de la facultad de Sackler de remedio en la universidad de Tel Aviv, ahora han creado el primer mapa de la “metilación” -- una de las señales epigenéticas principales de la carrocería -- eso refleja el funcionamiento del oido interno en su totalidad.

Profesor Avraham colaboró en el estudio con el estudiante doctoral Ofer Yizhar-Barnea y profesor R. David Hawkins y otros colegas de la universidad de Washington y el Fondazione Istituto Italiano di Tecnologia del TAU en Italia. Su investigación fue publicada en un estudio en partes científicos el 26 de noviembre.

“Nuestro análisis de la dinámica de la metilación de la DNA reveló un gran número de nuevos genes que son críticos para el revelado del oido interno y del inicio de la audiencia sí mismo,” profesor Avraham dice. “En vez de observar un gen al mismo tiempo, empleamos tecnologías genomic sofisticadas para examinar todos los genes en una foto. Esto permitió que tuviéramos una vista genoma-ancha de la dinámica reguladora del oido interno en conjunto.”

El ciclo vital de la audiencia

Los seres humanos nacen con una tolerancia del curso de la vida de las células de pelo del oido interno, las células del oido interno responsables de la oír. Una vez que mueren las células debido a las mutaciones genéticas, a la exposición excesiva al ruido, a las drogas ototóxicas o al envejecimiento, no regeneran. Unos 34 millones de niños por todo el mundo sufren de pérdida de oído de privación de capacidad, según la Organización Mundial de la Salud. Entre los ancianos, la pérdida de oído se asocia a un riesgo más alto de la demencia, y los implantes del audífono y cocleares ofrecen solamente soluciones parciales a una entrega médica urgente que hace frente a semejante joven y viejo.

“Señales epigenéticas -- entre ellas metilación -- no permita los genes que podrían regenerar las células de pelo que se girarán,” profesor Avraham dice. “Si podemos descubrir cómo estos genes son controlados -- cómo se giran por intervalos -- podemos poder modificar estas señales de permitir que la regeneración suceso.

“Esto permitiría que transformáramos las células en el oido interno para convertirse en células de pelo funcionales o para crear nuevos para tener en cuenta la audiencia apropiada. Esperamos que nuestros mapas epigenéticos del oido interno ofrezcan puntos de entrada en el revelado de la terapéutica para la pérdida de oído.”

El papel del epigenetics

Epigenetics no cambia la clave genética, pero cómo se lee la clave. La metilación es la adición directa de un grupo químico (metilo, CH3) sobre los nucleótidos de C en la molécula de la DNA y se considera uno de los mecanismos epigenéticos más básicos. La metilación de la DNA sirve como el interruptor con./desc. para el genoma.

Profesor Howard Cedar de la universidad hebrea de Jerusalén, una autoridad de mundo en la metilación que no estuvo implicada en la investigación, dice, “mientras que nuestros genes ofrecen las instrucciones para que cómo haga los bloques huecos del sistema de la audiencia, comprensión cómo estos componentes se controlan para ofrecer la audiencia apropiada requieren la información epigenética adicional. La investigación dirigida por el profesor Avraham y sus colegas ofrece, por primera vez, discernimientos en cómo ésta trabaja y revela pistas importantes en cómo podemos poder prevenir o corregir una amplia variedad de dolencias de la audiencia.”

En el curso de su investigación, los científicos descubrieron que las células del oido interno siguen una configuración similar de la metilación como el cerebro y las neuronas, sugiriendo ellas tienen una plasticidad similar. Esta plasticidad puede permitir la introducción de elementos reguladores inducir la regeneración. Los científicos validaron sus conclusión usando el gen avanzado CRISPR-Cas9 que corregían tecnología. Encontraron un elemento regulador crítico para un gen de la sordera, connexin 30.

“El revelado de este trabajo fue obligado por nuestro conocimiento limitado de los mecanismos epigenéticos implicados en el oido interno,” profesor Avraham concluye. La “modificación epigenética de la expresión génica, posiblemente invirtiendo la metilación anormal de la DNA, puede ofrecer una manera de despertar los mismos genes que ciegan la regeneración de la ocurrencia.”

Fuente: https://www.aftau.org/weblog-medicine--health?&storyid4704=2424&ncs4704=3