Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los investigadores encuentran dos células del tejido conectivo que se conectarán al pronóstico peor del cáncer de pecho

En ciertas formas del cáncer, el tejido conectivo forma alrededor y dentro del tumor. Una teoría previamente sin probar es que hay varios diversos tipos de células del tejido conectivo con diversas funciones, que afectan al revelado del tumor en maneras diferentes. Ahora, un equipo de investigación en la universidad de Lund en Suecia ha determinado tres diversos tipos de células del tejido conectivo. En estudios de los enfermos de cáncer del pecho, las personas encontraron que dos de éstos están conectados a un pronóstico peor.

El cáncer se presenta como resultado de las mutaciones y de otros cambios genéticos que cierran los sistemas de mando para el incremento que están normalmente presentes en nuestras células. Los nuevos estudios, sin embargo, acentúan la importancia de la comunicación de las células cancerosas con la diversa célula pulsan hacia adentro el tejido circundante, tal como tejido conectivo, vasos sanguíneos y células inmunes, en permitir que el tumor forme, extienda y resista el tratamiento.

Durante el revelado de ciertos tipos de cáncer, e.g en el pecho, se estimula el hígado y el páncreas, la formación de tejido conectivo alrededor y en del tumor. Sin embargo, los investigadores no han entendido cómo el tejido conectivo afecta a incremento del tumor. Los estudios anteriores soportan la teoría que o impulsa la extensión del tumor estimulando la formación de vasos sanguíneos, o que debilita el sistema inmune. Sin embargo, los efectos inhibidores también se han estudiado, que podrían significar que el tejido conectivo encapsula el tumor, de tal modo evitando que se extienda.

“Hemos investigado la configuración de la expresión génica en las células del tejido conectivo - conocidas como fibroblastos - con una técnica sensible que habilita el análisis de una célula al mismo tiempo. Viendo qué genes son activos en 768 células individuales del tejido conectivo de un modelo del ratón del cáncer de pecho, podíamos determinar tres diversos subgrupos de fibroblastos que difieren en la función y el origen”, decimos a Kristian Pietras, líder del equipo de investigación en la universidad de Lund.

El grupo más grande de células del tejido conectivo determinó por los mandos de los investigadores el revelado de los vasos sanguíneos; estas células se conocen como fibroblastos vasculares. Un segundo grupo de células del tejido conectivo tiene la tarea de producir las proteínas del tejido conectivo que hacen el tumor estable y facilitan la migración de células. Estas células se llaman los fibroblastos de la matriz y “han sido secuestradas” por el tumor del tejido normal del pecho mientras que el tumor crece sobre ellas y las convierte en la ayuda. Finalmente, los investigadores encontraron un tercer grupo de células, de que son real las células del tumor que se han disfrazado como células del tejido conectivo.

“Es un hecho bien conocido de que las células del tumor deben experimentar una transformación para detectar más conectivo tejido-como propiedades para poder extenderse en la carrocería - un proceso conocido como transición epitelial-mesenquimal. Podíamos seguir cómo, gradual, las células malas comienzan a invadir el tejido circundante. Sin embargo, estudios detallados son necesarios seguir su viaje hasta el final a un tumor metastático en otro órgano”, dicen a Michael Bartoschek, que es el autor principal del estudio.

Con análisis exactos del tejido, los investigadores podían confirmar que los tres tipos de fibroblastos son los tipos separados de la célula que coexisten dentro de diversas clases de tumores. Cuando investigaron la significación de los diversos subgrupos de células del tejido conectivo para el pronóstico del cáncer de pecho, usando muestras de tejido, encontraron que los pacientes con un gran número de fibroblastos vasculares o fibroblastos de la matriz en sus tumores tenían un pronóstico peor, como ambos estos tipos de la célula afectan al revelado de metástasis.

Las tentativas acertadas de impedir la comunicación de la célula del tumor con el tejido circundante a través de las drogas existen ya, pero más investigación se requiere encontrar mejores estrategias del tratamiento el apuntar de la comunicación de la célula del tumor, según los investigadores detrás del estudio. El estudio confirma la vieja hipótesis que los tumores tienen varios diversos tipos de células del tejido conectivo, con diversos orígenes. Las conclusión actuales abren la posibilidad de desarrollar las drogas que cierran funciones específicas en subgrupos de células del tejido conectivo para lograr mejores resultados terapéuticos con menos efectos secundarios en enfermos de cáncer del pecho.

“Nos convencen de que más conocimiento de la estructura celular de tumores y de la función de la comunicación entre diversos tipos de la célula nos permitirá encontrar nuevas maneras de tratar enfermedades del tumor. Además, las mediciones del número de diversas células del tejido conectivo dentro de un tumor se pueden desarrollar para fijar el riesgo de repetición del cáncer en pacientes”, concluyen a Kristian Pietras.