Los investigadores tienen éxito en convertir a las células epiteliales humanas en las células madres de la sangre

Los investigadores han tenido éxito en convertir a las células epiteliales humanas en las células madres de la sangre en un proyecto de la colaboración internacional. “Esto es un primer paso en la manera a generar completo - las células madres de sangre funcionales en una placa de Petri que, en el futuro, se podría trasplantar en pacientes con enfermedades de sangre”, dicen a Felipe Pereira, el investigador de la universidad de Lund en Suecia que llevó el estudio ahora publicado en partes de la célula.

El trasplante de las células madres de la sangre, aislado de sangre periférica movilizada o de médula, es una terapia extensamente utilizada para un alcance de los desordenes de sangre heredados y detectados. El trasplante de Allogeneic, al usar a las células madres de un donante, depende de la igualación genética para evitar el rechazo del injerto y una enfermedad severa llamada injerto comparado con enfermedad del ordenador principal.

Los trasplantes autólogos, usando propias células madres de la sangre del paciente, pueden siempre no ser posibles realizar debido a las terapias anteriores y a la naturaleza de la enfermedad específica. Sigue siendo un necesidad de estrategias alternativas de generar a las células madres transplantables paciente-específicas de la sangre en un tubo de ensayo. Hace un par de años, los investigadores manejaron convertir a las células epiteliales del ratón en las células madres de la sangre. Ahora, los mismos investigadores han mostrado que la aproximación también funciona con las células humanas.

Las “células epiteliales son fácilmente accesibles y simples reproducirse en tubos de ensayo, así que significa que podrían constituir una fuente ilimitada de las células para el trasplante. Las células madres de la sangre, por otra parte, pierden propiedades importantes cuando las cultivan. Esta es la razón por la cual quisimos investigar si era posible utilizar a las células epiteliales como material para producir a las células madres de la sangre”, decimos a Felipe Pereira, investigador en la universidad de Lund y responsable de la colaboración internacional entre los investigadores suecos, americanos, rusos y portugueses.

Las tomas del proceso entre 15 y 25 días y células experimentan una transición dinámica que refleja el nacimiento de las células madres de sangre durante el revelado embrionario. Para tener éxito, los investigadores utilizaron diversos factores de la transcripción; proteínas que funcionan como una clase de regulador del gen y que controlan la identidad de las células.

Usando la misma combinación de las tres proteínas que habían convertido con éxito a las células epiteliales del ratón en las células madres de la sangre, los investigadores podían activar los genes que hacen que las células epiteliales humanas reprograman en las células madres de la sangre.

“Es interesante que apenas tres proteínas pueden causar un cambio tan importante. Los mismos factores de la transcripción trabajan en ambos ratones y los seres humanos, mostrando que su función combinada se ha preservado con la evolución”, dicen a Felipe Pereira.

Los investigadores también observaron que la colaboración entre los factores de la transcripción era importante; junta inducen el proceso del hemogenesis llamado formación de la célula madre de la sangre. Uno de la transcripción descompone en factores, GATA2, guías el proceso y es el que recluta a los dos otros jugadores en las regiones accesibles del genoma. Esta cooperación lleva a imponer silencio del programa de la célula epitelial y de la activación del hemogenesis, que da lugar a la reprogramación de la célula epitelial en una célula madre de la sangre. Éste es la primera vez que el mecanismo de la célula madre de la sangre que reprograma está descrito.

“Cuando trasplantamos a las nuevas células madres de sangre en ratones, observamos que las células sobrevivieron durante tres meses. El paso siguiente será perfeccionar su capacidad de regenerar largo plazo de la producción de la sangre. Ahora conocemos mucho más sobre los mecanismos subyacentes de este proceso que permitirán que hagamos esto una realidad en el futuro”, decimos a Felipe Pereira.

El objetivo es generar a las células madres de la sangre que en el futuro serán convenientes para el uso clínico en los pacientes afectados por enfermedades de sangre, tales como leucemia.

“Hasta ahora, ésta es investigación básica, pero tiene gran potencial para el revelado en el tratamiento. Antes de que consigamos a ese escenario, estamos aprendiendo bastante sobre el programa genético de las células madres de la sangre”, concluimos a Felipe Pereira.