Los profesores brasileños proponen las pautas para el uso terapéutico del melatonin

Sesenta años después de que el melatonin fue aislado y con más de 23.000 estudios publicados que mostraban las muchas funciones de esta hormona secretada por la casquillo del prensaestopas pineal, las pautas se deben discutir y establecer para su uso terapéutico.

Ésta es la opinión expresada por José Cipolla Neto, catedrático en la universidad del instituto de la ciencia biomédica de São Paulo (ICB-USP), y Fernanda Gaspar hace a Amaral, profesor en la universidad federal de São Paulo (UNIFESP), ambos en el Brasil, en un artículo publicado en las revistas de la endocrina del gorrón.

Cipolla Neto es el investigador principal para un proyecto soportado por el asiento de investigación de São Paulo - FAPESP en el papel del melatonin en la regla del metabolismo energético.

El “Melatonin no sólo adapta el organismo al descanso nocturno pero también lo prepara metabólico para el next day, cuando necesitará ser suficientemente sensible absorber la comida, por ejemplo,” él dijo. La carrocería produce el melatonin solamente en la noche.

“Si la producción nocturna de melatonin es cegada por la luz durante la noche, especialmente por la luz azul de smartphones, ésta puede contribuir a las enfermedades, tales como trastornos del sueño e hipertensión, y a las perturbaciones metabólicas, incluyendo obesidad y diabetes. Esta situación potencialmente patógena es debida no sólo a la producción escasa del melatonin pero también a una de sus consecuencias más inmediatas, que es una condición conocida como chronodisruption, una desorganización temporal del ritmo circadiano de funciones biológicas,” Cipolla Neto informó.

Presente en casi todos los seres vivos, de bacterias a los seres humanos, melatonin ha sido el foco de muchos estudios clínicos. En los cinco años pasados solos, se han publicado más de 4.000 estudios usando el melatonin. Casi 200 de ésos eran juicios clínicas seleccionadas al azar.

Entre 1996 y julio de 2017, por ejemplo, 195 revistas sistemáticas fueron publicadas en los efectos del uso clínico del melatonin, entre el cual 96 dirigidos el uso del melatonin de tratar enfermedades psiquiátricas y perturbaciones neurológicas, incluyendo trastornos del sueño, mientras que 43 se centraron en la asociación entre el melatonin y el cáncer.

Las solicitudes de patente referentes a aplicaciones terapéuticas del melatonin y los análogos archivaron por todo el mundo en medio 2012 y se centraron septiembre de 2014 predominante en el sistema nervioso central - incluyendo trastornos del sueño, la desorganización del ciclo circadiano y neuroprotection - así como cáncer y las entregas inmunológicas.

A pesar de la cantidad impresionante de datos sobre el melatonin y la casquillo del prensaestopas pineal, los investigadores y los clínicos faltan un marco teórico estándar sistemático del análisis que podría ayudar a la interpretación apropiada de los datos obtenidos y el revelado de una comprensión adecuada del papel desempeñado por el melatonin en fisiología y patofisiología humanas, según los autores del artículo, que dicen su intención es “proponer un marco del análisis que ayudaría a investigadores y a profesionales de salud a analizar, a entender y a interpretar los efectos del melatonin y su papel supuesto en varias patologías”.

Variación individual

Se caracteriza químicamente en 1959, el melatonin - que deriva del triptófano, un aminoácido esencial encontrado en proteínas - muy eficiente en la eliminación de radicales libres y tiene propiedades antioxidantes notables. Obra recíprocamente directamente con los radicales libres y estimula las enzimas antioxidantes en diversos tejidos.

Este papel se ha propuesto de largo como función primaria del melatonin; sin embargo, estos últimos años, los investigadores han descubierto que debido a sus propiedades especiales, es una molécula excepcionalmente importante que actúa a través de varios mecanismos en casi todos los niveles fisiológicos. Éstos incluyen todos los componentes del cardiovascular, sistemas reproductivos, inmunes, respiratorios y endocrinos así como metabolismo energético, según los autores.

Las “maneras del Melatonin de la acción y del papel integrante amplifican y diversifican sus actividades funcionales, determinado en el dominio de tiempo, permitiendo a la fisiología del organismo ocuparse de los retos presentes mientras que está siendo secretada por la casquillo del prensaestopas pineal, y al mismo tiempo preparando el organismo para las acciones futuras. Semejantemente, el melatonin sincroniza el diario de la orden temporal de nuestro organismo y en escala de tiempo estacional,” Cipolla Neto dijo.

“Por lo tanto, todas estas maneras determinadas de la acción se deben tomar siempre en la consideración en experimentos del laboratorio [en células] y animales, y especialmente en estudios e investigaciones clínicos en el uso del melatonin como tratamiento. En este caso, sobre todo, debe ser tenido presente que los efectos del melatonin dependen no apenas de la ruta de la administración y de la concentración pero también de la época de la administración, entre otros factores.”

Además, es importante considerar que el perfil y el inicio de la producción del melatonin varían de personal. Los pájaros tempranos (gente que despiertan temprano) comienzan su producción diaria del melatonin antes de que los noctámbulos (gente que tirante hacia arriba atrasados), y la gente que duerme por periodos de tiempo más largos produzcan el melatonin durante un rato más largo que los que duerman por períodos más cortos.

Además, según los investigadores, debe ser tenido presente que una dosis dada del melatonin puede dar lugar a diversos niveles del plasma en diversos pacientes debido a diferencias individuales en la absorción, la distribución, la metabolización y la eliminación del melatonin. Estas diferencias se asocian a edad, a la condición clínica, a la existencia de patologías, y a la integridad funcional de sistemas fisiológicos tales como el aparato gastrointestinal, el hígado y los riñones.

Si estas diferencias sustanciales no se tienen en cuenta adecuadamente, pueden afectar la eficacia clínica, el estado de los autores, agregando eso “una terapia hormonal del repuesto del melatonin crónico apropiado se logra solamente cuando la dosificación y la formulación se eligen y se adaptan individualmente y se controlan cuidadosamente para lograr el efecto clínico deseado”.

Primera y la mayoría importante de la pauta para el uso clínico del melatonin propuesto por los autores es determinar la duración de la señal diaria y del comienzo de la producción en cada paciente y después prescribir el melatonin según este punto de referencia a tiempo, llamados el inicio liviano oscuro del melatonin (DLMO).

Este punto específico en la curva de producción diaria del melatonin es una referencia temporal importante para la administración apropiada de la hormona a los pacientes. Dependiendo del tiempo en el cual se administra - siempre usando el DLMO como guía - el melatonin exógeno no puede avance, demorar o tener ningún efecto sobre la sincronización de ritmos circadianos endógenos.

Porque el procedimiento para determinar DLMO no es típicamente posible en práctica clínica diaria, una aproximación más práctica es tardar el tiempo en el cual el paciente va generalmente a dormir en la noche como referencia para la sincronización de la administración del melatonin.

Según los autores, la mayoría de las formulaciones orales requieren aproximadamente 45 minutos a una hora para llegar a ser bioavailable, así que una dosis se debe tardar alrededor de una hora antes de la hora de acostarse denunciada usual. Dado que el melatonin es un distribuidor potente de la fisiología del organismo, debe ser tardada estrictamente al mismo tiempo cada día.

La dosis es otro punto clave que se discutirá. No hay consenso en la literatura en esta materia. Por término medio, el plasma nivela en la gente joven que toma 0.1-0.3 miligramos alcanzará 100-200 picograms por el mililitro (pg/ml), equivalente al alcance fisiológico normal previsto, mientras que 1 gramo dará lugar probablemente a niveles del plasma de 500-600 pg/ml, que es mucho más alto que el alcance fisiológico.

En su resumen que concluye, los autores observan que las precauciones siguientes se deben tomar en la consideración en terapia del melatonin: la administración crónica debe ser restringida a la noche, el tiempo se debe elegir cuidadosamente según el efecto deseado, y la dosis y la formulación se deben adaptar individualmente para construir un perfil del melatonin de la sangre que imite el ideal fisiológico, terminando por madrugada.