El instituto de Butantan firma el acuerdo de la colaboración con MSD de desarrollar vacunas de la dengue

El miércoles 12 de diciembre de 2018, el instituto de Butantan del Brasil firmó un acuerdo de la colaboración con el sostenido y Dohme de Merck (MSD) de desarrollar vacunas de la dengue. La institución de investigación del estado de São Paulo y la compañía farmacéutica intercambiarán la información sobre los procesos propietarios y las juicios clínicas que están en diversos escenarios del revelado.

La vacuna desarrollada por el instituto de Butantan con el asiento de investigación de São Paulo - el apoyo de FAPESP es actualmente en la fase pasada de las juicios que implican a seres humanos, con 17.000 voluntarios participando. La vacuna de MSD está en las juicios clínicas de la fase I, implicando a un pequeño grupo de participantes.

Por este motivo, MSD pagará a instituto US$ de Butantan 101 millones el acceso a la información sobre su proceso de producción vaccíneo y las juicios clínicas en curso hasta que los socios alcancen el mismo nivel de revelado. Colaborarán desde entonces libremente, aunque cada socio termine hacia arriba producir su propia vacuna.

“Es grande ver que un proyecto que fue iniciado de los estudios financiados por FAPESP más de casi 20 años ahora se está convirtiendo en un producto que dentro de algunos años puede incorporar el mercado global. Es un hecho sin precedente en la vida de las instituciones de investigación brasileñas y representa una victoria de un modo de ver sobre la acción recíproca entre el público y los sectores privados que traerán ciertamente muchas ventajas en el futuro”, dijo a Marco Antonio Zago, presidente de FAPESP y secretaria de la salud del estado de São Paulo, en la ceremonia de rúbrica del acuerdo.

“Es un lazo provechoso para ambas partes, en el cual MSD podrá acelerar sus gracias de programa de revelado a los conocimientos técnicos y a los datos del instituto de Butantan de su dengue que las juicios clínicas vaccíneas, mientras que compensarán al instituto financieramente esto,” informaron a Fábio de Carvalho Groff, que maneja la unidad de la innovación tecnológica del instituto de Butantan.

El acuerdo también permite la autorización exclusiva por MSD de patentes referente a la vacuna de la dengue desarrollada por el instituto de Butantan, incluso si la compañía decide no utilizarlas completo o parcialmente. Si MSD gana patentes en su tecnología durante el revelado de su propia vacuna, el instituto de Butantan tendrá acceso a ellas gratuitamente. MSD no podrá comercializar su propia vacuna en el Brasil y pagará derechos del instituto de Butantan en ninguna ventas de su vacuna a otra parte.

“El acuerdo también permitirá al instituto de Butantan acelerar estudios clínicos de su vacuna de la dengue e introducir la parte de sus conocimientos técnicos en una vacuna comercializada en el extranjero por MSD, recibiendo derechos en cualquier ventas,” Groff dijo.

Uno de los factores que motivaron el acuerdo de la colaboración entre el instituto de Butantan y MSD es que las vacunas de la dengue que están desarrollando es ambos basados en una formulación creada por los institutos de la salud nacionales (NIH) en los Estados Unidos.

Los centros de investigación de NIH han manejado modificar deformaciones de los cuatro serotipar del virus de dengue para el uso como la base de una vacuna. Estas deformaciones virales atenuadas difieren suficientemente del virus para no causar la enfermedad y son capaces no apenas de accionar la protección a través de los anticuerpos pero también de estimular las células específicas del sistema inmune que preservan una memoria de la infección por dengue.

Una formulación líquida congelada inicial de estas deformaciones - no todavía una vacuna mercado-lista - ha sido probada experimental por el NIH en animales y seres humanos. Los resultados eran satisfactorios.

En 2009 el instituto de Butantan obtuvo una licencia de utilizar estas deformaciones virales atenuadas para desarrollar una vacuna para la distribución solamente en el Brasil. En 2014 MSD fue concedido una licencia de utilizarlas para desarrollar una vacuna para la distribución en los Estados Unidos, Canadá, China, Japón, y la unión europea, entre otros países, no incluyendo el Brasil.

Patente y eficacia

Durante los últimos años el instituto de Butantan ha estado desarrollando una vacuna liofilizada basada en los cuatro serotipar de la dengue. Éste es un polvo liofilizado que se puede salvar en un refrigerador y tiene que ser diluido antes de ser administrada. En septiembre de 2015 el instituto aplicado a la oficina de la patente y de la marca de fábrica de Estados Unidos (USPTO) para una patente en el proceso que ha desarrollado usando las deformaciones suministradas por el NIH. La patente fue concedida en junio de 2018.

Porque las deformaciones virales que desarrollaban la vacuna eran lo mismo que ésas usadas por los colegas en el NIH en los Estados Unidos, ANVISA, dependencia nacional autorizaron a los investigadores del instituto de Butantan del control médico del Brasil, a comenzar una juicio clínica de la fase II diseñada para mostrar que la vacuna es segura y capaz de activar una inmunorespuesta.

“Hicimos progreso rápido con el revelado de la vacuna porque comenzamos con la fase II,” dijimos exacto a Alexander Precioso, que dirige la juicio clínica del instituto de Butantan y la división de la vigilancia de la droga.

Al terminar la fase II, el instituto inmediatamente se aplicó a ANVISA para que la autorización conducto una juicio de la fase III. Esto estaba en 2013. La autorización fue concedida en 2015. La juicio de la fase III debe probar que la vacuna es tetravalente, es decir efectivo contra los cuatro serotipar del virus de dengue.

Una vez que ha demostrado la eficacia de la vacuna, el instituto se aplicará a ANVISA para registrar la vacuna para poderla distribuir gratuitamente como parte del programa nacional de la inmunización del Brasil.

“Hasta ahora todos los datos cerco en la fase II y la fase III confirman que la vacuna es caja fuerte, causando muy pocas reacciones adversas similares a ésas causadas por otras vacunas,” a Precioso dijeron. Los “resultados preliminares también muestran que un de dósis simple es suficiente estimular el sistema inmune y proteger a vaccinees contra los cuatro tipos de dengue.”

Sin embargo, los investigadores han experimentado reacciones de inercia en este terceras y la fase pasada de las juicios clínicas, que comenzaron en 2016 y están conducto en 14 centros de investigación clínicos en las cinco regiones del Brasil.

El número de casos de la dengue en el Brasil ha caído estos últimos años, y la circulación del virus es muy inferior, demorando la finalización de las juicios clínicas. Por otra parte, todavía están reclutando a los participantes envejecidos 2-6. Ésta es la categoría de edad más dura a reclutar para las juicios clínicas.

“La dificultad de reclutar a esta categoría de edad es debido a la necesidad de padres de dar la autorización para que sus niños participen como voluntarios, y es más reacia hacer así pues,” Precioso dijo.

“Sin embargo, hemos vacunado a un gran número de niños en esta categoría de edad, y preveemos tener el número mínimo de voluntarios requeridos dentro de algunos meses.”

Las juicios de la fase III requieren a 17.000 voluntarios divididos en tres grupos de la misma edad - 2-6, 7-17, y 18-59. El instituto de Butantan ha reclutado 15.500 hasta la fecha.

Todos estos grupos tienen que ser vigilados por cinco años para probar la eficacia de la vacuna contra la infección por el virus de dengue, estiman tan del tiempo que podría llevar el revelado completo de la vacuna varía a partir seis a 15 años.

El “revelado de vacunas clásico se estima para tomar entre seis y 15 años, típicamente más cercano a estes último. Entre 12 y 15 años lo más frecuentemente se considera el periodo de tiempo llevado para desarrollar una nueva vacuna,” Precioso dijo.

Además del instituto de Butantan y de MSD, otros jugadores que se están convirtiendo las vacunas de la dengue incluyen las compañías farmacéuticas Sanofi, con Dengvaxia, y a Takeda.

El instituto de Butantan vaccíneo y estos candidatos difieren de varias maneras. Un de dósis simple de la vacuna del instituto de Butantan es efectivo mientras que el otros requieren dos o aún tres dosis. Es tetravalente. Y puede ser administrada a los niños y a más viejos adultos, mientras que hay los candidatos que son válidos solamente para los grupos de la misma edad específicos.

Fuente: http://www.fapesp.br/en/