Los científicos investigan cómo una acción dolorosa se tramita en el cerebro

El dolor es una sensación negativa de que queremos librarnos cuanto antes. Para proteger nuestras carrocerías, reaccionamos por ejemplo replegándose la mano. Esta acción se entiende generalmente como la consecuencia de la opinión del dolor. Las personas de la universidad de Munich técnica (TUM) ahora han mostrado que la opinión, el impulso a actuar y la disposición de la energía de hacer ocurren tan en el cerebro simultáneamente y no, como fue preveído, uno tras otro.

Llevado por Markus Ploner, profesor para la investigación humana del dolor, científicos de Heisenberg del departamento de la neurología del der Isar de los rechts de Klinikum del TUM del hospital de la universidad investigado detalladamente cómo una acción dolorosa se tramita en el cerebro. Podían por primera vez mostrar que el cerebro rinde por lo menos tres diversas reacciones a un estímulo doloroso, y que estas reacciones son simultáneas y independiente de una otras. Los resultados pueden tener repercusiones fundamentales para la comprensión del dolor y el tratamiento de los pacientes del dolor.

El dolor personifica por lo menos tres factores: Opinión del dolor, una acción tal como replegarse la mano de una estufa caliente, y una reacción del sistema nervioso autonómico que ofrece la energía necesaria para la acción. Las funciones esenciales autonómicas de los mandos de sistema nervioso tales como ritmo cardíaco, respiración, digestión y metabolismo.

Combinación de las mediciones del comportamiento y de EEG

En sus experimentos, los investigadores aplicaron los estímulos cortos del dolor de fuerzas diversas al dorso de la mano de voluntarios sanos. La opinión del dolor era resuelta sobre la base de la evaluación de los participantes del estímulo en una escala de alimentación. Las personas, llevadas por Markus Ploner, investigaron el componente de la acción basado en el tiempo de reacción los temas necesarios para replegarse sus dedos en respuesta al estímulo. Por otra parte, para determinar la reacción del sistema nervioso autonómico, las personas midieron la producción del sudor en la superficie interior de la mano.

Para la duración entera del experimento, la actividad cerebral fue medida usando electroencefalografía (EEG). Este método ofrece la información altamente exacta en cuando y cómo las células nerviosas reaccionan a los estímulos del dolor.

Los componentes del dolor se presentan independientemente de uno otro

Ploner y el suyo team aplicaron un método estadístico conocido como análisis de la mediación a los datos. El método ha sido establecido en las ciencias sociales desde hace algún tiempo; sin embargo, éste era su primer uso a los datos de EEG. Las personas podían así descubrir que las reacciones del cerebro sirven a tres componentes del dolor, y cuando ocurren exactamente.

Los resultados de las evaluaciones sorprendieron a los investigadores: “Podíamos por primera vez ver que no ocurrieron las reacciones del cerebro a los componentes del dolor uno tras otro, pero bastante en parte simultáneamente. Esto significa que la preparación para la acción y la disposición de la energía no son totalmente relacionadas en la opinión del dolor; en lugar están en la parte accionada independientemente de otra,” explican a Laura Tiemann, el autor importante del estudio.

Terapia completa del dolor para los pacientes crónicos del dolor

Aunque en el primer bastante extracto, estas conclusión pudieran ser de gran importancia a los pacientes que sufrían de dolor crónico. Ploner recomienda el considerar de los tres componentes del dolor en terapia completa del dolor: “Para los pacientes crónicos del dolor, es posible que no sólo la opinión del dolor, pero también la preparación y el funcionamiento de acciones contra dolor y la disposición de la energía de hacer tan están cambiados. Nuestras conclusión son así un argumento biológico para las aproximaciones holísticas de la terapia del dolor que toman en cuenta diversos componentes del dolor. Tales aproximaciones incluirían psicoterapia y medicación así como fisioterapia,” Ploner dice. Esta clase de terapia, designada terapia multimodal del dolor, se está ofreciendo ya en el centro interdisciplinario del TUM para el remedio del dolor.

Fuente: https://www.tum.de/nc/en/about-tum/news/press-releases/detail/article/35139/