Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El cambio en el genoma de caucásicos podía explicar índices más altos de cáncer del esófago

Una duplicación genomic puede ayudar a explicar porqué la adenocarcinoma del esófago es mucho más común en caucásicos y presenta objetivos potenciales para la prevención

Un cambio en el genoma de caucásicos podía explicar índices mucho-más altos del tipo más común de cáncer del esófago en esta población, hallazgos nuevos de un estudio. Sugiere un objetivo posible para las estrategias de la prevención, que el trabajo preliminar sugiere podría implicar los flavonoides derivados de los arándanos.

“Hemos sabido durante mucho tiempo que la adenocarcinoma del esófago afecta sobre todo a caucásicos y afecta muy raramente a afroamericanos,” decimos a David G. Beer, Ph.D., el profesor de Juan A. y de Carla S. Klein de la cirugía torácica y profesor de la oncología de la radiación en el remedio de Michigan.

“Quisimos ver si los afroamericanos tienen algo genético que es protector. Si entendemos porqué la gente tiene poco arriesgado, eso puede llevar a entender cómo prevenir el cáncer en ésos en de alto riesgo.”

Diagnosticarán a cerca de 17.290 americanos con el cáncer del esófago este año. La adenocarcinoma representa cerca de dos tercios de casos pero se ve raramente en afroamericanos.

En el estudio, publicado en gastroenterología, los investigadores examinaron muestras de tejido de afroamericanos y de americanos europeos, incluyendo ésos con la adenocarcinoma del esófago y ésos fuera. Midieron niveles de la expresión génica y de la proteína y encontraron una diferencia en la enzima llamada GSTT2. Esto era importante más alto en afroamericanos comparados a los caucásicos.

Los investigadores encontraron a caucásicos para tener una duplicación en una porción del genoma que aparece reducir la expresión de GSTT2. Esta enzima protege las células contra daño oxidativo, tal como el tipo causado por el reflujo, un factor de riesgo dominante para la adenocarcinoma del esófago.

Confirmaron las conclusión iniciales observando la expresión y ordenando datos de los 1000 genomas proyecte, una iniciativa internacional que utilizó la secuencia genomic para ofrecer una vista completa de la variación genética humana. Estos datos reforzaron que las poblaciones de África o de la ascendencia africana tenían el genoma de no-duplicación, mientras que el resto de las poblaciones en todo el mundo tenían la duplicación.

“Los factores de riesgo para el cáncer del esófago tal como obesidad y reflujo suceso al mismo régimen para los afroamericanos y los caucásicos. Pero los afroamericanos no están consiguiendo el cáncer, la” cerveza dice. “Vemos el riesgo más alto del cáncer en la gente que tiene esta duplicación genomic más obesidad. No es apenas la presencia de la duplicación sino de estos otros factores que contribuyen al daño.”

Los índices de adenocarcinoma del esófago han aumentado el 600 por ciento durante las tres décadas pasadas, causadas en una subida en enfermedad de la obesidad y del reflujo gastroesofágico, o a GERD. El otro tipo de cáncer del esófago, carcinoma de células escamosas, se considera más con frecuencia en afroamericanos.

Los investigadores utilizaron variedades de células y un modelo de la rata para reconstruir niveles bajos de GSTT2. Vieron más daño en estas células, comparadas a ésas que expresaban niveles de GSTT2.

Después, utilizaron un extracto del proanthocyanidin del arándano y encontrados lo los niveles reducidos de daño de la DNA en los esófagos de las ratas expuestas al reflujo. Esto sugiere el potencial para prevenir la adenocarcinoma del esófago.

“Enchavietan con el cáncer del esófago son prevenirla. Mucha gente no sabe que ella tiene la enfermedad hasta que sea demasiado atrasada tratarla efectivo,” cerveza dice.

Los investigadores están considerando una juicio clínica probar usando los flavonoides derivados de los arándanos como agente del chemoprevention. Sin embargo, más investigación es necesaria entender la dosis apropiada y efectos secundarios potenciales.