El estudio encuentra la función específica de la proteína del VIH que reduce la extensión viral en primeros tiempos de la infección

Un estudio de un equipo de investigación (MGH) del Hospital General de Massachusetts ha determinado la función específica de una proteína encontrada en el VIH y virus relacionados que aparece retrasar la extensión viral en los primeros tiempos de la infección. Pero también encontraron que, después inicialmente de retrasar la extensión de la infección, esa función puede ayudar al virus a sobrevivir después evadiendo la inmunorespuesta. Su parte se ha publicado en ordenador principal y microbio de la célula.

El “VIH utiliza varias proteínas con varias funciones previstas para cambiar las configuraciones migratorias de células infectadas,” dice Thorsten Mempel, Doctor en Medicina, doctorado, del centro de MGH para la inmunología y las enfermedades inflamatorias, autor mayor del parte. “Nuestra investigación determinó una función determinada de la proteína Nef como responsable de romper la capacidad de las células de T infectadas de emigrar, reduciendo el régimen en el cual el virus se extiende inicialmente después de la infección. Sin embargo, esa misma función permitió que el virus persistiera en otro momento cuando la inmunorespuesta adaptante - especialmente la reacción de las células de T citotóxicas del “asesino” - se ha activado. Estas conclusión sugieren que esta función de Nef se desarrollara para ayudar al VIH a evadir la inmunorespuesta pero a expensas de una extensión inicialmente más lenta en un animal infectado.”

Los estudios recientes de las personas de Mempel y otros han sugerido que - en contraste con la opinión convencional que el VIH extiende en la carrocería como partículas virales libres - el virus puede ser transportado por las células de T infectadas que viajan a través de los tejidos y del sistema circulatorio y después extienden la infección por el contacto directo con las células no infectadas. Puesto que Nef se ha mostrado previamente al downregulate la función de varias proteínas implicadas en la transducción de la señal y romper pensamiento de los procesos para impulsar la migración celular, las personas de MGH hecharon una ojeada detallado exactamente cómo Nef y otras proteínas del VIH ejercen sus efectos sobre la movilidad de las células de T infectadas.

Sus experimentos en ratones con los elementos claves de un sistema inmune humano - el único modelo animal capaz de la infección con el VIH - las conclusión anteriores soportadas que Nef reduce la migración de células infectadas rompiendo el montaje y el desmontaje de una proteína llamaron la actinia en filamentos ramificados. Los filamentos de la actinia soportan la forma de células y les permiten moverse activando la membrana exterior fuera en un lado mientras que se retractan la membrana en el otro extremo. Esta función de Nef se realiza con la acción recíproca de un “remiendo hidrofóbico” - un grupo de aminoácidos agua-que repelen espaciados de cerca en la superficie de la proteína - con un grupo de proteínas celulares incluyendo una enzima llamada PAK2.

En las primeras semanas después de que los ratones femeninos vaginal fueran inoculados con dos deformaciones del VIH - uno con una forma transformada de Nef en la cual se rompe el remiendo hidrofóbico y de una deformación unmutated - la deformación del Nef-mutante llegó a ser dominante, implicando que las células de T infectadas con esa deformación habían extendido la infección más rápidamente que ésos con la deformación unmutated. Pero la deformación del mutante desapareció en un cierto plazo y la deformación unmutated del VIH llegó a ser dominante, coincidiendo con la actividad creciente de la reacción citotóxica del linfocito T anti-VIH. Los autores también encontraron que la ventaja a la supervivencia viral consultó por el remiendo hidrofóbico a la forma unmutated de Nef no fue considerada en los estudios celulares, sugiriendo que había desarrollado en respuesta a sistema inmune las presiones presentes en un animal vivo.

“Sabemos que otras funciones de Nef aparecen haberse desarrollado sobre todo para ayudar al VIH a evadir la inmunorespuesta, así que tiene sentido que la desorganización del citoesqueleto de la actinia responde a un propósito similar,” dice a Mempel, que es profesor adjunto del remedio en la Facultad de Medicina de Harvard. “El hecho de que éste aparezca solamente en animales vivos sugiere sin obstrucción que las propiedades biológicas importantes del virus no sean evidentes en los sistemas del cultivo celular usados tradicionalmente para estudiar el VIH. Esto significa que todavía hay mucho descubrir sobre qué VIH puede hacer y cuáles son sus debilidades potenciales. Importantemente, si llega a ser posible apuntar la capacidad de Nef de romper el citoesqueleto, podemos poder aumentar la vulnerabilidad del VIH a las estrategias antivirus del tratamiento, tales como vacunación o anticuerpos ampliamente de neutralización.”

Fuente: https://www.massgeneral.org/about/pressrelease.aspx?id=2336