Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La cirugía de la transferencia del nervio restablece el movimiento de la arma en niños con myelitis flácido agudo

Una cirugía innovadora y compleja que implica transferencias del nervio está restableciendo esperanza y transformando vive destrozado por una enfermedad misteriosa y devastadora. El myelitis flácido agudo, también conocido como AFM, golpea sin el cuidado, no muestra ninguna misericordia y da lugar con frecuencia a parálisis. La mayoría de los pacientes afectados son niños, y casi todos tienen baja parcial o completa de la función de músculo en sus armas o tramos.

El Dr. Scott Wolfe, cirujano ortopédico que se especializaba en daños del nervio en el hospital para la cirugía especial (HSS), ha restablecido el movimiento de la arma y la función en varios pacientes jovenes del AFM informó previamente su parálisis sería permanente.

La neurología pediátrica del gorrón publicó dos estudios de caja del AFM del Dr. Wolfe y colegas. El artículo fue hecho accesible en línea en el verano de 2018, antes de la publicación final de la huella en noviembre de 2018. El parte documenta a los pacientes, edades 12 y 14, que habían sufrido parálisis parcial y el movimiento recuperado en sus armas después de que cirugía de la transferencia del nervio en el HSS.

“Publicamos los estudios de caso para aumentar la percatación en la comunidad médica,” dijo al Dr. Wolfe. “Puesto que el procedimiento es tan sumamente especializado y realizado por muy pocos cirujanos, la mayoría de la gente, incluso doctores, está inconsciente que la transferencia del nervio podría potencialmente ayudar a pacientes del AFM. Pero hay una oportunidad, y la cirugía se debe realizar idealmente en el plazo de seis a nueve meses del inicio de la enfermedad.”

Los casos del myelitis flácido agudo, que se considera un subtipo del myelitis transversal, han estado en la subida de los Estados Unidos desde 2014, según los centros para el control y prevención de enfermedades. La enfermedad, que es la más común de niños y de adolescentes, aparece ocurrir después de una infección viral. Dentro de uno o dos días, la inflamación dentro de la médula espinal lleva a la debilidad muscular y a la parálisis rápida, progresiva de las armas y/o a los tramos. En 2014, y otra vez en 2018, un pico que perturbaba en casos fue denunciado en ciertas regiones de los Estados Unidos.

Los pacientes sufren diversos grados de parálisis, y mientras que algunos recuperan la función, muchos sufren un cierto grado de parálisis permanente. No se ha mostrado ningún tratamiento nonsurgical para ser efectivo.

A la edad de 15 años, la col rizada Hyder de Davenport, Iowa era no sólo el retrato de la salud, pero atleta realizado. En 6 pies-dos, el adolescente activo jugó en las personas del baloncesto de su escuela y en personas que viajaban de la élite en el verano. Un día en junio de 2015, él despertó con un cuello rígido y pidió a su molde-madre una nueva almohada. Por el next day, él no podría moverse las armas y podría levantarse pelado. Su molde-madre lo acometió a la sala de urgencias. Pronto después de, hacia abajo lo paralizaron del pecho.

La col rizada fue diagnosticada con myelitis transversal. Después de días y de meses había pasado, col rizada y chocaron a su familia para recibir un pronóstico terrible. “Fuimos a un neurólogo excelente en el área de Chicago, y él dijo, “lo siento tan, usted no voy a recuperar la función de sus manos. “Era devastadora, yo nunca olvidará la recepción de esas noticias,” revoca Marcy Hyder, el molde-madre de la col rizada. “Aquí está mi jugador de básquet, sentándose al lado de mí en una silla de rueda. Todo cambiada en el abrir y cerrar de ojos. Cuando salimos de allí, todos apenas sollozamos.”

En aquel momento, la col rizada recibía terapia profesional en los hospitales de Shriners para los niños en Chicago, y el terapeuta les informó sobre otra chica joven en su cuidado que había sido ayudado por el Dr. Wolfe en el HSS. En marzo de 2016, el Hyders hizo el viaje a Nueva York.

Aunque varios doctores hubieran indicado que la col rizada requeriría dispositivos assistive y a un cuidador ayudar con actividades de la vida diaria, el Dr. Wolfe les dio otra opción. Y él les dio esperanza.

El Dr. Wolfe realizó transferencias del nervio a cada arma, siguió por cirugía de la transferencia del tendón al año más adelante a la función del restore en las manos de la col rizada y le permite levantar su arma sobre su cabeza. La cirugía de la transferencia del nervio exige el tomar de todo o una parte de un nervio de trabajo con una función menos importante o redundante y el transferir de él a la función del restore a uno o más músculos se han paralizado que. La cirugía delicada y cuidadosa requiere horas de prueba del músculo y del nervio y la formulación de planes meticulosa del cirujano y de sus personas de antemano. No es infrecuente que el Dr. Wolfe trabaje mucho del día y en la noche para proyectar la cirugía. Realizado bajo un microscopio, cada equipo de cirugías de la transferencia del nervio puede tardar cinco a siete horas.

“Hemos estado realizando las transferencias del nervio para los pacientes con daños del plexo braquial, así que tuvo sentido de intentarlo para los pacientes del AFM,” el Dr. Wolfe dijo. “Solamente es más desafiador. Puesto que la enfermedad causa configuraciones casi al azar de la parálisis del músculo, no hay mapa itinerario a seguir y tenemos que subir con una solución creativa para cada paciente. Tomamos un inventario completo de qué está trabajando y de qué no está trabajando en cada limbo verificando cada músculo. Buscamos los nervios dispensadores de aceite, así que si dos músculos mueven un codo, por ejemplo, podemos tomar uno de los nervios que controlan esa función y utilizarlo para restablecer la función a una mano o a un hombro.”

Marcy dice que ella es extremadamente agradecida al terapeuta profesional de Shriners y a un médico allí quién informó le sobre el HSS y a Dr. Wolfe. “Nunca habríamos sabido. Habríamos faltado esa oportunidad para la cirugía. Sin ella, la col rizada no sería funcionando como él está hoy,” ella dice. “Piense en todo que usted hace con sus manos; él no podría hacerla. Pero él ahora puede. El qué Dr. Wolfe hizo para él es absolutamente asombroso. Él le dio su independencia.”

Ahora Marcy está en una misión para aumentar la percatación que la cirugía de la transferencia del nervio podría ser una opción para el myelitis transversal y los pacientes del AFM, pero necesitan ser evaluados más pronto bastante que más adelante.

La col rizada, ahora estudiante de primer año en la Universidad John Hopkins, ingriesa en cuenta al Dr. Wolfe con permitirle seguir sus sueños. Un comandante pre-MED, él proyecta ser neurólogo e investigador así que él puede ayudar a otros. Él asiste a clases, empeña al trabajo voluntario sobre el campus, tipos en un teclado, talleres para la comida y hace su propio lavadero.

El “Dr. Wolfe ha sido un modelo y lo admiro para la manera que él trabaja con los pacientes. Tienen tales condiciones serias, con todo él encuentra esperanza en todos los casos y da a sus pacientes esperanza, la” col rizada dice. “Y él es solucionador de problemas muy grande, la manera que él conoce la anatomía y la fisiología. Esas habilidades problem-solving son algo que espero que pueda tener por lo menos mitad de, un día. Está loco qué él puede hacer.”