Los científicos proponen el método rápido y dolor-libre para diagnosticar el cáncer del riñón

La universidad de Sechenov así como sus colegas alemanes sugiere un nuevo método altamente sensible, rápido, y dolor-libre para diagnosticar el cáncer del riñón. Este método se basa en la medición de la inmunorespuesta a arrestin-1, una proteína de la retina que se sintetice en las células cacerígenas de riñones.

Los tumores pueden ser benignos o malos. Primeros no son extremadamente peligrosos pero pueden desarrollarse en los últimos, y ésas, a su vez, son una causa de cada sexta muerte en el mundo. Alrededor 90-93% de todos los incrementos del riñón resulta ser malo, y no hay actualmente métodos efectivos para los diagnósticos tempranos. Los escenarios iniciales del cáncer del riñón no tienen ningunos signos o síntoma específico, y por lo tanto los pacientes consiguen a menudo diagnosticados con el cáncer del riñón cuando se ha extendido por metástasis ya. A este punto, los doctores hacen pronóstico no sobre la posibilidad de la recuperación, sino sobre la esperanza de la vida de un paciente.

Las células cacerígenas son las células con considerables desviaciones en su comportamiento, tal como división, revelado, o síntesis anormal de la proteína. Las proteínas se pueden sintetizar en cantidades incorrectas, en un lugar incorrecto, o pueden estar de una mal calidad. Arrestin-1 se sintetiza normalmente en la retina del aro solamente, y su acontecimiento en otro órgano de la carrocería puede causar la reacción autoinmune intensiva (es decir una reacción contra las propias proteínas de la carrocería). Se descubre ya que arrestin-1 está presente en el melanoma (tumor de piel malo). Sin embargo, la idea de verificar las células del tumor del riñón para saber si hay este tipo de proteína y de medir la intensidad de la inmunorespuesta a ella resultó ser nueva para el mundo científico.

Los científicos quisieron descubrir si es posible utilizar los anticuerpos a arrestin-1 así como la proteína sí mismo como marcador de las enfermedades de riñón cacerígenas. Para hacer así pues, teñieron las secciones del tejido, análisis de sangre realizados, y ordenaron las muestras. Las muestras para el experimento cerco de los pacientes que sufrieron de incrementos malos y benignos del riñón. Los anticuerpos a arrestin-1 fueron encontrados en el suero de sangre del 75% de los pacientes; la proteína sí mismo fue determinada en el 90% de tumores benignos y hacia adentro sobre el 50% los cacerígenos. Los niveles crecientes de arrestin-1 también fueron notados en metástasis, especialmente en la metástasis del cerebro.

Todos los subtipos de los tumores del riñón sintetizan arrestin-1, que hace este método ineficaz para los diagnósticos diferenciados. Sin embargo, debido a su alta sensibilidad a los incrementos benignos, las ayudas del método diagnostican una enfermedad en primeros tiempos cuando las ocasiones para la recuperación están en el más alto. El procedimiento diagnóstico se reduce al análisis de sangre simple para los anticuerpos a arrestin-1 en vez de una biopsia que sea técnico complicada y dolorosa para un paciente. “El descubrimiento de la síntesis arrestin-1 en casos del cáncer del riñón sugiere la posibilidad de desarrollar vacunas anticáncer en base de esta proteína en un futuro próximo,” dice Andrey Zamyatnin, co-autor del trabajo, y la culata de cilindro del instituto del remedio molecular en la universidad de Sechenov.

Fuente: https://www.sechenov.ru/pressroom/news/antibodies-to-a-retina-protein-to-be-used-as-a-kidney-cancer-marker/