Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los investigadores revelan riesgos de trastornos alimentarios de la niñez

Los trastornos alimentarios - anorexia nerviosa, nervosa de la bulimia o hyperphagia - aparecen generalmente en adolescencia y a menudo dejan pacientes jovenes y sus las familias desamparados. Estos desordenes, cuya incidencia está aumentando, plantean la cuestión de la detección temprana. Hoy, los investigadores de la universidad de Ginebra (UNIGE) y los hospitales de la universidad de Ginebra (ABRAZO), Suiza, con los colegas de la universidad de Carolina del Norte en los Estados Unidos, ofrecen los nuevos elementos que permitirían determinar, mucho antes de que el período crítico de la adolescencia, los niños que son más probables ser afectados por estos desordenes serios. De hecho, sus conclusión revelan que un peso anormalmente alto o inferior de la edad de dos aumenta importante el riesgo de trastornos alimentarios. Estos resultados, que se pueden leer hacia adentro el gorrón de la academia americana de niño y de psiquiatría adolescente, deben alertar a pediatras a este problema de salud público importante.

Qué se refieren común mientras que los trastornos alimentarios incluyen todas las patologías relacionadas con la consumición: la comida negó en el caso de anorexia nerviosa o de la comida que la gente joven absorbe en mismo granes cantidades, muy rápidamente y sin mando en nervosa de la bulimia o la consumición de la borrachera. Mientras que estos desordenes se clasifican inicialmente como condiciones psiquiátricas, los estudios tienden cada vez más a mostrar que los factores biológicos y ambientales múltiples están también en juego. “Sea cual sea el origen de estos desordenes, él es esencial fortalecer su prevención y detección temprana, y por lo tanto determinar los factores de riesgo que son visibles de una edad temprana,” advierte a Nadia Micali, profesor la facultad de UNIGE de remedio y el al frente de la división del ABRAZO de niño y de psiquiatría adolescente, que dirigió esta investigación.

¿Señales de peligro de una edad temprana?

Para determinar causas comunes posibles de trastornos alimentarios, los investigadores analizaban datos a partir de 1.502 participantes en un estudio longitudinal británico grande que siguió padres y a sus niños durante más de veinte años: su peso fue medido regularmente de nacimiento a 12 años de edad; en 14, 16 y 18 años de edad les entonces fijaron para los trastornos alimentarios. “Nuestros resultados muestran que una diferencia importante en peso en niños muy jovenes indica un riesgo creciente de trastornos alimentarios,” dicen a profesor Zeynep Yilmaz de la universidad de Carolina del Norte, el primer autor de este estudio. “Así, un índice de masa corporal inferior (BMI) - cerca de 0,5 puntos de BMI comparado al promedio - ya desde la edad 2 para los muchachos y 4 para las muchachas - es un factor de riesgo para el revelado de la anorexia nerviosa en adolescentes, apenas pues BMI excesivo de la mediados de niñez sería un factor de riesgo para el revelado posterior de otros trastornos alimentarios tales como nervosa de la bulimia.”

“Hasta ahora, hemos tenido dirección muy pequeña en cómo determinar a los niños que pudieron estar en el riesgo creciente para desarrollar trastornos alimentarios más adelante en adolescencia,” explicamos a profesor Cynthia Bulik, experto en trastornos alimentarios en la universidad de Carolina del Norte. “Observando archivos del incremento de millares de niños a través del tiempo, vimos los perfiles de la detección temprana que podrían hacer señales a niños a riesgo. Clínico, esto significa que los pediatras deben estar alertas para los niños que se caen de y tirante abajo de la curva de incremento en niñez. Éste podía ser un signo de la detección temprana del riesgo para la anorexia nerviosa. Lo mismo espera para los niños que se exceden y permanecen encima de la curva-solamente del incremento que su riesgo se aumenta para los otros trastornos alimentarios tales como nervosa de la bulimia y desorden de la borrachera-consumición.”

¿Dysregulation metabólico en el trabajo?

Aunque los trastornos alimentarios sean esencialmente psiquiátricos en naturaleza, el estudio destaca la necesidad también de examinar factores de riesgo metabólicos además de componentes psicológicos, socioculturales y ambientales.

“Las diferencias en el peso corporal de la niñez de los adolescentes que trastornos alimentarios desarrollados posteriores comenzaron a emerger en una edad muy temprana - manera demasiado temprano de ser causado presiones sociales para ser finos o adietando. Una explicación más probable es que los factores metabólicos que eran la base que son impulsados por la genética, podrían predisponer a estos individuos para cargar el dysregulation. Esto alinea con nuestro otro trabajo genético que ha destacado un componente metabólico a la anorexia nerviosa.” dice a profesor Micali, que concluye: “Nuestros resultados también destacan la composición multifactorial de trastornos alimentarios, así como la necesidad de desarrollar las herramientas de la detección temprana que se podrían utilizar como parte de verificaciones rutinarias por todos los pediatras.” De hecho, cuanto anterior el problema se determina, cuanto mejor puede ser manejado, especialmente si el apoyo se proporciona a la familia en conjunto, bastante que apenas el individuo.

Fuente: https://www.unige.ch/