La actividad física puede ayudar a luchar la depresión en mayores

Las ventajas del ejercicio se saben extensamente pero los kinesiologists en la universidad de McMaster han encontrado por primera vez que la actividad física puede ayudar a luchar la depresión en mayores estimulando los amplificadores auxiliares músculo-generados del humor.

Las conclusión, publicadas en el gorrón americano de la fisiología--La fisiología de la célula, revela que los mecanismos subyacentes que hacen que nos sentimos bien cuando ejercitamos persisten en edad avanzada y destaca la importancia del tirante activa.

“Un estudio anterior demostró estos mecanismos en adultos jovenes sanos, sin embargo, era desconocido si el deterioro del músculo que acompaña el envejecimiento impediría a más viejos adultos de lograr ventajas ejercicio-inducidas similares,” explica a David Allison, autor importante en el estudio y becario postdoctoral en el departamento de McMaster de la kinesiología.

“Esto podría tener implicaciones importantes referentes al uso del ejercicio como tratamiento o una estrategia preventiva para la depresión en mayores,” él dice.

Poco se sabe sobre el lazo entre el músculo esquelético y la salud mental, o cómo el ejercicio afecta este lazo.

La investigación anterior ha mostrado que la actividad física puede ayudar “a girar” genes dentro del músculo esquelético cuál puede entonces influenciar los caminos metabólicos dominantes que ascienden final el humor-aumentar de las substancias químicas, tales como serotonina, dentro del cerebro.

La baja del músculo es un problema común en los ancianos que pueden restringir ese camino y por lo tanto aumentan el riesgo para la depresión, dice a Allison.

Para el estudio, un grupo de hombres sanos, envejecido 65 y encima, seguido un protocolo de 12 semanas del entrenamiento de alta intensidad del intervalo (HIIT) en una bici estacionaria combinada una vez por semana con las sesiones de formación bisemanales de la fuerza.

Los investigadores analizaban muestras de sangre y cambios para muscle y determinaron que tres meses del ejercicio eran suficientes para aumentar la expresión génica dentro del músculo esquelético.

“Incluso individuos que son ya metabólico sanos--con el buen peso, buenos niveles de la presión arterial y de azúcar de sangre--necesite dar prioridad a actividad física regular para mantener o perfeccionar sobre su salud mental,” dice a Allison. “Hemos mostrado que tales ventajas son todavía realizables en edad avanzada y que acentúan más lejos la importancia de mantener una forma de vida activa.”

En el futuro, los investigadores esperan explorar el lazo entre la salud mental y el ejercicio entre depresos clínico para ver si los cambios bioquímicos similares pueden ser logrados.

Fuente: https://www.mcmaster.ca/