Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los investigadores encuentran cómo el fumigatus del aspergillus elimina defensas inmunes

El equipo de investigación de la universidad de Jena (Alemania) clarifica el mecanismo del gliotoxin, una micotoxina del fumigatus fungoso del aspergillus. Los investigadores presentan sus conclusión en la aplicación actual la biología de la substancia química de la célula del gorrón del especialista.

Está por todas partes - y es extremadamente peligroso para la gente con un sistema inmune debilitado. El fumigatus fungoso del aspergillus ocurre virtualmente por todas partes en la tierra, como amortiguador gris oscuro, arrugado en las paredes húmedas o en las esporas microscópico pequeñas que soplan a través del aire y se aferran en el papel pintado, los colchones y los suelos. La gente sana no tiene generalmente ningún problema si las esporas encuentran su manera en su carrocería, pues su sistema de defensa inmune pondrá las esporas de la acción. Sin embargo, el hongo puede amenazar a las vidas de la gente con un sistema inmune comprometido, tal como pacientes de SIDA o gente que immunosuppressed después de un trasplante del órgano.

Un equipo de investigación internacional llevado por profesor Oliverio Werz de la universidad de Friedrich Schiller, Jena, ahora ha descubierto cómo el hongo elimina las defensas inmunes, permitiendo a una infección por hongos potencialmente fatal convertirse. Los investigadores presentan sus conclusión en la aplicación actual la biología de la substancia química de la célula del gorrón del especialista.

Entre otros factores, es gliotoxin - una micotoxina potente - que es responsable de la patogenicidad del fumigatus del aspergillus. “Era sabido,” dice al gerente Werz del estudio del instituto de la farmacia en la universidad de Jena, “que esta substancia tiene un efecto inmunosupresivo, así que significa que debilita la actividad de células del sistema de defensa inmune.” Sin embargo, no había estado sin obstrucción previamente cómo suceso exactamente éste. Werz y sus colegas de las personas ahora han estudiado esto detalladamente y han clarificado los mecanismos moleculares subyacentes.

Las células inmunes comunican el uno con el otro

Para lograr esto, los investigadores trajeron las células inmunes en contacto con el gliotoxin sintetizadamente producido. Estas células, llamadas los granulocytes neutrophilic, representan la primera línea del sistema de defensa inmune. “Su tarea es descubrir patógeno y eliminarlos,” explica Werz. Tan pronto como tal célula entra en el contacto con un patógeno, por ejemplo un hongo, libera las substancias específicas del mensajero (leukotrienes) en la sangre, que atraen otras células inmunes. Una vez que un número suficientemente grande de células inmunes ha recolectado, pueden hacer al intruso inofensivo.

La micotoxina apaga la enzima

Esto no suceso si el fumigatus del aspergillus el patógeno está implicado. Pues los científicos de Jena podían mostrar, el gliotoxin se asegura de que la producción de la substancia leukotrieneB4 del mensajero en los granulocytes neutrophilic esté inhibida, de modo que no puedan enviar una señal a otras células inmunes. Esto es causada por una enzima específica (hidrolasa LTA4) que es apagada por la micotoxina. “Esto interrumpe la comunicación entre las células inmunes y destruye el mecanismo de defensa. Como consecuencia, es fácil para las esporas - en este caso el hongo - que incorporan el organismo para infiltrar tejidos o órganos,” dice Werz.

Cooperación en el atado de la excelencia “balance del Microverse”

Para su estudio, profesor Werz y sus colegas colaboraron con los investigadores del instituto de Leibniz para la biología de la investigación y de la infección del producto natural (instituto de Hans Knöll). Como parte del centro de investigación colaborativo ChemBioSys y del atado de Jena de la excelencia “balance del Microverse”, cooperaron con los grupos de trabajo llevados por profesor Axel Brakhage y profesor Christian Hertweck, que contribuyeron su experiencia en micología y síntesis del producto natural. Los socios adicionales son grupos de investigación de las universidades de Francfort y de Nápoles, así como el instituto de Karolinska en Estocolmo.