Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio revela cómo el ejercicio puede proteger contra enfermedad de Alzheimer

Los atletas saben que un entrenamiento vigoroso puede liberar una inundación de endorphins: hormonas “agradables” que refuerzan humor. Ahora hay evidencia de que ejercite produce otra hormona que pueda perfeccionar memoria y protegerla contra enfermedad de Alzheimer, según un estudio co-llevado por Ottavio Arancio, Doctor en Medicina, doctorado, investigador en la universidad de Vagelos de la Universidad de Columbia de médicos y cirujanos e instituto de Taub para la investigación sobre enfermedad de Alzheimer y el cerebro del envejecimiento.

El estudio fue publicado en remedio de la naturaleza.

La actividad física se sabe para perfeccionar memoria, y los estudios sugieren que pueda también reducir el riesgo de enfermedad de Alzheimer. Pero los investigadores no entienden por qué.

Hace unos años, los investigadores del ejercicio descubrieron una hormona llamada el irisin que se libera en la circulación durante actividad física. Los estudios de la inicial sugirieron que el irisin desempeñara principal un papel en metabolismo energético. Pero una más nueva investigación encontró que la hormona puede también ascender incremento neuronal en una región crítica para aprender y la memoria el hipocampo del cerebro.

“Esto mencionó la posibilidad a que el irisin puede ayudar a explicar porqué la actividad física perfecciona memoria y parece desempeñar un papel protector en desordenes del cerebro tales como enfermedad de Alzheimer” dice a Arancio, que es profesor de la patología y de la biología celular y del remedio en la universidad de Vagelos de la Universidad de Columbia de médicos y de cirujanos.

Irisin se reduce en cerebros de la gente con Alzheimer

En el nuevo estudio, Arancio y sus colegas en la universidad federal de Rio de Janeiro en el Brasil y la universidad de Queens en Canadá primero buscaron un eslabón entre el irisin y Alzheimer en gente. Usando muestras de tejido del cerebro ejerce la actividad bancaria, encontraron que el irisin está presente en el hipocampo humano y que los niveles hippocampal de la hormona están reducidos en individuos con Alzheimer.

Para explorar qué irisin hace en el cerebro, las personas giraron a los ratones. Estos experimentos muestran que el irisin, en ratones, protege las sinapsis del cerebro y la memoria de los animales: Cuando el irisin fue incapacitado en el hipocampo de ratones sanos, las sinapsis y la memoria se debilitaron. Semejantemente, los niveles del cerebro que reforzaban de irisin perfeccionaron ambas dimensiones de salud del cerebro.

Nadando irisin de las alzas, protege memoria en ratones

Los investigadores entonces observaban el efecto del ejercicio sobre irisin y el cerebro. En los experimentos que obligaban lo más del estudio, los investigadores encontraron que los ratones que nadaron casi cada día por cinco semanas no desarrollaron la debilitación de la memoria a pesar de conseguir infusiones del amiloide beta -- la neurona-obstrucción, memoria-robando la proteína implicada en Alzheimer.

Cegar irisin con una droga eliminó totalmente las ventajas de la natación, los investigadores también encontrados. Los ratones que nadaron y fueron tratados con las substancias irisin-que cegaban se realizaron no mejor en pruebas de la memoria que animales sedentarios después de infusiones con amiloide beta.

Juntas las conclusión sugieren que el irisin se podría explotar para encontrar una terapia nueva para prevenir o tratar demencia en seres humanos, Arancio dice. Sus personas ahora están explorando para las composiciones farmacéuticas que pueden aumentar los niveles del cerebro de la hormona o pueden imitar su acción.

“Mientras tanto, animaría ciertamente todo el mundo que ejercitara, ascender la función del cerebro y la salud total,” él dijo. “Solamente eso no es posible para mucha gente, especialmente ésas con condiciones relativas a la edad como enfermedad cardíaca, artritis, o demencia. Para esos individuos, hay una necesidad determinada de las drogas que pueden imitar los efectos del irisin y proteger sinapsis y prevenir la disminución cognoscitiva.”