Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La inmunoterapia anticáncer se podía utilizar para luchar el VIH

Los investigadores de CRCHUM están explorando una aproximación terapéutica potencial

Los investigadores en la universidad del centro de investigación del hospital de Montreal (CRCHUM) han mostrado que los tratamientos de la inmunoterapia contra cáncer podrían reducir la cantidad de virus que persiste en gente en terapia triple. En un estudio publicado en las comunicaciones de la naturaleza del gorrón, muestran, en las células de la gente que vive con el VIH, cómo estas terapias revelan el virus - hasta ahora ocultado en las depresiones de células infectadas - al sistema inmune.

“Determinamos el mecanismo por el cual la inmunoterapia anticáncer “despierta” el virus de sus escondites y reduce la talla de los depósitos del VIH en gente en terapia triple. Aunque la mayor parte de nuestros experimentos se hayan realizado in vitro, nuestra aproximación podría llevar al revelado de nuevas terapias,” Nicolás declarado Chomont, investigador de CRCHUM y profesor de Université de Montréal.

Los depósitos del VIH son las células y el tejido en los cuales el virus persiste a pesar de terapia triple. Este tratamiento evita que la infección se convierta en síndrome detectado de la inmunodeficiencia (AIDS). Para sobrevivir y replegar, el VIH necesita ser recibido en una célula. En general, infecta los linfocitos de CD4+ T, glóbulos blancos responsables de activar las defensas de la carrocería contra infecciones.

El virus sigue siendo inactivo en estas células y construye un depósito que sea controlado, pero no eliminado por las drogas de antiretroviral. El tema del estudio intenso, estas células del depósito es el obstáculo pasado en la supresión del virus y de la gente de la fuerza que viven con el VIH para tomar las drogas de antiretroviral para el descanso de sus vidas.

En 2016, Rémi Fromentin, socio de investigación en el laboratorio de Nicolás Chomont, mostrado que las células que contienen los virus persistentes tienen características inmunológicas específicas: tres proteínas llamaron PD-1, LAG-3 y TIGIT, que se expresan con frecuencia en su superficie. Estas moléculas son hoy el objetivo de las inmunoterapias usadas para tratar el cáncer. Los investigadores decidían evaluar el efecto de estas terapias sobre depósitos del VIH.

Una estrategia evaluada en una pequeña cantidad de personas con el VIH y el cáncer

“Nuestros resultados prueban que las inmunoterapias que apuntaban las moléculas tales como PD-1 podrían reducir la cantidad de virus que persistía en gente en terapia triple. Uno de los pasos siguientes sería combinar inmunoterapia con las moléculas que, han sido hasta ahora ineficaces en la supresión de depósitos del VIH. Esta combinación de las moléculas de la inmunoterapia y de la substancia química podría “despertar” el virus y ayudar a quitar las células infectadas por el VIH,” agregó Chomont.

En este artículo, Rémi Fromentin y Nicolás que Chomont también presenta datos de un paciente en Montreal infectaron con el VIH y trataron por la inmunoterapia para un melanoma.

“La talla de los depósitos del VIH del paciente disminuyó importante, que es encouraging. Sin embargo, debemos seguir siendo prudentes, porque esto no trabaja con todos los pacientes. Estos tratamientos también causan considerables efectos secundarios,” Fromentin indicado. Los resultados de las juicios clínicas actualmente en curso en los Estados Unidos en pacientes con el cáncer y el VIH deben ayudar a la investigación del futuro de la guía.

Casi 37 millones de personas de en todo el mundo viven con el VIH. Cada día, 5.000 casos se denuncian a las autoridades sanitarias globales.